Home

Gente

Artículo

Luis Alonso Colmenares
Isabella Vargas, la dueña de la mascota, publicó un video en TikTok aclarando lo que sucedió durante el vuelo. FOTO: JUAN CARLOS SIERRA-REVISTA SEMANA. - Foto: JUAN CARLOS SIERRA

nación

Respondió mujer que recibió críticas de Luis Colmenares por viajar en un avión con su perro, ¿qué dijo?

El docente había denunciado la incomodidad que sintió viajando junto a la mascota de alguien más, pero la joven no se quedó callada y decidió contestarle.

Luis Colmenares, padre del fallecido joven Luis Andrés Colmenares, se ha convertido en tendencia en las últimas horas en redes sociales luego de haber publicado un trino en su cuenta de Twitter criticando a su compañera de asiento en el avión por llevar a su mascota.

En su publicación muestra una fotografía del can que viaja a su lado y asegura que si bien no está de acuerdo con el maltrato animal, no considera correcto que lo pongan a viajar junto a un perro.

#LaOpinionDeColmenares Estoy de acuerdo que NO maltraten a los animales y me molesta cuando alguien lo hace. Pero tampoco estoy de acuerdo que me pongan a viajar junto con un perro y me molesta cuando alguien que vaya a mi lado lo hace. Puedo reclamar que soy alérgico?”, es el trino que publicó Colmenares.

Ante el hecho, Isabella Vargas, la dueña de la mascota, decidió publicar un video en TikTok aclarando lo que sucedió durante el vuelo, y al mismo tiempo le envió un mensaje al denunciante: “El señor (Colmenares) dice en la entrevista que yo estuve dormida todo el tiempo y que tenía miedo que mi perro le fuera a arrancar lo poquito que tiene”.

“Señor Colmenares, le juro que me habría encantado dormir durante el vuelo, pero no lo pude hacer por un fuerte dolor de articulaciones, que me quitó hasta ayer cuando llegué a Bogotá, porque me inyectaron. Por el contrario, sí me di cuenta que usted durmió todo el vuelo. De paso, entiendo que mi perro, por ser grande le dio un poco de miedo, pero no le iba a arrancar nada, no es agresivo”, agregó.

“Otro punto a resaltar es que el señor Colmenares es alérgico, y lo entiendo porque soy alérgica y asmática, y de verdad me hubiera encantado que se hubiera acercado a mí y me hubiera comentado su alergia para mantener a mi perro más alejado de lo que ya estaba, de usted. O que se hubiera contactado con alguien de la tripulación. Pero no hizo ni lo uno, ni lo otro”, explicó.

La mujer continuó: “También dijo que mi perro se le recostó en mis piernas. Yo hice un tweet mostrando que mi perro pasó dormido en mis pies, o se sentaba y todo estaba de mi lado. También hay gente que me pregunta por qué mi perro no va en un guacal y en bodega. Mi perro es un soporte emocional y Avianca me deja llevarlo en cabina, pero no va en una silla porque no lo permiten, y creo que no cuentan con un protocolo de seguridad para llevar mascotas en una silla”.

Por lo que concluyó: “Señor Colmenares, le pido disculpas si mi perro lo llegó a incomodar durante el vuelo, tampoco trato de humanizar a mi mascota ni nada parecido, pero sí le pido disculpas. De paso le digo que si en una próxima oportunidad llega a viajar con una mascota de soporte emocional, por favor acérquese o a tripulación , y así se evita todos esos disgustos, sobre todo porque usted es alérgico”.

“Por lo que le pidió no tergiversar la información a su favor, debido a que cuenta con reconocimiento en el país”, puntualizó.

El mensaje de Colmenares recibió respuestas tanto a favor como en contra. “Coincido con usted sr. Colmenares, respeto profundamente a los animales, pero ahora los humanizaron y tenemos que aguantar las patologías de sus cuidadores, porque en realidad, ellos no tienen la culpa; sus cuidadores se convierten en las mascota de ellos! Lamentable” ytotalmente de acuerdo con usted: pero con el mundo al revés vale más la vida de un perro que la de un niño o una persona alérgica. Que Avianca le pague las medicinas y si le da asma que paguen la hospitalización”, fueron algunos de los mensajes de apoyo que recibió Colmenares.

Más temprano, la dueña de la mascota replicó en Twitter asegurando que el perro en ningún momento lo molestó ni se le acercó y que viajó en completa calma.

“Así iba mi perro al lado del señor Colmenares. Le pido deje de desinformar y decir que mi perro lo paso oliendo y poniéndole la cabeza en sus piernas. Mi perro ni lo olió, miro, ni le tiro.”, es el mensaje con el que acompañó la fotografía.