Junto con Antioquia, los departamentos del Eje Cafetero registran el desempeño promedio más alto frente al resto de regiones en el IDC.
Junto con Antioquia, los departamentos del Eje Cafetero registran el desempeño promedio más alto frente al resto de regiones en el IDC. - Foto: Getty Images

especial eje cafetero

Cada vez más competitivo: El Eje Cafetero es hoy una de las regiones favoritas de Colombia para vivir, hacer turismo y negocios

Caldas, Quindío y Risaralda obtuvieron muy buenos resultados en el más reciente Índice Departamental de Competitividad. Ana Fernanda Maiguascha, presidenta del Consejo Privado de Competitividad, analiza las ventajas y desafíos de los departamentos la de la región.

De acuerdo con el Índice Departamental de Competitividad (IDC) presentado en abril, Quindío, Caldas y Risaralda están entre los 10 departamentos más competitivos. ¿A qué atribuye este resultado?

ANA FERNANDA MAIGUASHCA: En general, estos departamentos presentan el comportamiento más homogéneo en materia de resultados, lo cual explica su lugar destacado en las primeras posiciones. Junto con Antioquia, registran el desempeño promedio más alto frente al resto de regiones. Obtuvieron el puntaje más alto en cuatro de los 13 pilares: instituciones, adopción TIC, sistema financiero e innovación. En materia de instituciones, por ejemplo, Risaralda obtuvo el primer lugar en el subpilar de seguridad y justicia, debido a sus buenos resultados en tasa de secuestro y eficiencia de la justicia. También ocupa la sexta posición en el pilar de sistema financiero, por cuenta de su buen desempeño en cobertura de seguros e índice de profundización financiera. En adopción TIC, Caldas es primero en el subpilar de capacidades TIC, al contar con la cobertura de programas de formación TIC más alta del país; mientras que en innovación, Quindío es cuarto a nivel nacional y se destaca en el subpilar de registros de propiedad intelectual, en el que ocupa el tercer lugar.

¿Cuáles son los principales desafíos para que el Eje Cafetero sea más competitivo?

A.F.M.: Mediciones como el IDC más allá de un ranking pretende ofrecer un diagnóstico general acerca de los aspectos que comparten los territorios en materia de competitividad y que dan cuenta de sus fortalezas, pero también de sus debilidades. Por ejemplo, los departamentos que conforman la región del Eje Cafetero y Antioquia presentan oportunidades de mejora en los pilares de mercado laboral y sostenibilidad ambiental. En particular, en sostenibilidad, Caldas enfrenta retos importantes en los indicadores de proporción de áreas protegidas e inversión en servicios ambientales, en los que obtiene puntajes inferiores a 1,4 sobre 10. En mercado laboral, tanto Risaralda como Quindío tienen oportunidades de mejora en el subpilar de utilización del talento, en el que se ubican por debajo de la posición 22 en el escalafón.

Ana Fernanda Maiguashca, presidenta del Consejo Privado de Competitividad.
Ana Fernanda Maiguashca, presidenta del Consejo Privado de Competitividad. - Foto: Esteban Vega

¿Qué características resultan más llamativas de cada departamento?

A.F.M.: Cada departamento se caracteriza por aspectos clave que explican su desempeño destacado en el IDC. Caldas, por ejemplo, ocupa la tercera posición a nivel nacional en adopción TIC, gracias a que registra una puntuación en este pilar de 6,7 sobre 10. Quindío, sobresale en educación básica y media, en el que es tercero en el escalafón debido a sus buenos resultados en indicadores relacionados con la calidad. Finalmente, Risaralda, se caracteriza por ocupar el tercer lugar en sofisticación y diversificación, debido a que en el indicador de diversificación de los mercados de destino de las exportaciones es segundo a nivel nacional.

El desempeño competitivo de las capitales del Eje Cafetero resultó mejor, en promedio, que el de los departamentos. Sin embargo, todavía hay varios indicadores por mejorar…

A.F.M.: En términos de los principales retos para estas ciudades, se observa, por ejemplo, en el caso de Armenia oportunidades de mejora en los pilares de infraestructura y equipamiento y en sostenibilidad ambiental, en los que registra su calificación más baja. En particular, la ciudad tiene un desempeño débil en indicadores como pasajeros movilizados por transporte público y empresas con certificación ambiental ISO14001. Para el Área Metropolitana de Manizales los desafíos se encuentran en el pilar de sistema financiero, debido a sus bajos resultados en cobertura de establecimientos financieros. Mientras que, en el Área Metropolitana de Pereira los esfuerzos se deben concentrar en los pilares de sostenibilidad ambiental y entorno para los negocios, pues registra bajas puntuaciones en indicadores como inversión en servicios ambientales y concentración en el sector terciario.

¿Cómo está el Eje?

El ICC es una medición que incluye indicadores que dan cuenta de las capacidades de las ciudades capitales del país para convertirse en polos de desarrollo productivo en sus regiones y ofrecer una alta calidad de vida a sus habitantes. El IDC es una medición que se compone de 106 indicadores que se distribuyen en 13 pilares, evalúa aspectos relacionados con el desarrollo de las economías locales y la capacidad que tienen de generar bienestar. Estos fueron los resultados del IDC más reciente.

Índice Departamental de Competitividad (IDC)

  • Puesto 4: Risaralda 6,33
  • Puesto 7: Caldas 6,03
  • Puesto 8: Quindío 5,84

Índice de Competitividad de Ciudades (ICC)

  • Puesto 6: Manizales 6,21
  • Puesto 8: Pereira 5,95
  • Puesto 10: Armenia 5,71

Los resultados están representados en una escala de 10.

Pie de foto: Ana Fernanda Maiguashca, presidenta del Consejo Privado de Competitividad.