música

Con una canción que le rinde tributo al Magdalena, Colombia pone a sonar en el mundo la historia del río más importante del país

Escrito e interpretado por la cantante Karen Lizarazo, el sencillo ya cuenta con casi un millón de reproducciones en Youtube. Muy pronto la artista se unirá a una gira internacional del Ballet de Virginia, Estados Unidos, para seguir contándole al mundo sobre la magia del río Magdalena.


A pesar de ser abogada de profesión, Karen se enamoró de la música siendo muy pequeña y ha dedicado su vida a ella. Su abuela le enseñó a interpretar boleros, salsas, tangos y rancheras. Más adelante, durante un concierto del difunto Kaleth Morales, decidió convertirse en representante del vallenato femenino. En su recorrido musical tuvo que acostumbrar al público a ver nuevamente a una mujer al lado del acordeón, y aunque eso implica combatir el machismo que se vive en la industria, no ha sido un impedimento para transmitir la diversidad colombiana con composiciones como Río Magdalena, que desde su lanzamiento, el pasado 19 de julio, ya casi alcanza el millón de reproducciones en Youtube.

La canción narra la riqueza, la vida y el folclor que rodea el afluente más grande del país: “La gente espera canciones que hablen de sus raíces y de su patria, ritmos que muevan las fibras que no alcanza a mover la música comercial, y esta composición lo logra, Río Magdalena representa a todos los colombianos”, asegura Karen.

Karen Lizarazo es una cantante colombiana nacida en Aguachica, Cesar, que ha decidido apostarle a la grandeza del país para componer sus canciones.
Karen Lizarazo es una cantante colombiana nacida en Aguachica, Cesar, que ha decidido apostarle a la grandeza del país para componer sus canciones. - Foto: Karen Lizarazo

Tal vez la inspiración principal a la hora de escribir esta canción fue la experiencia de la escritora Cristina Díaz Díaz, amiga personal de Karen y autora del libro El Cielo del Guacahayo, un texto que recoge las memorias de un viaje por los pueblos que rodean al río Magdalena. Por varios años, la escritora se dedicó a estudiar la historia del afluente y en 2020 plasmó sus investigaciones en varios poemas que recientemente inspiraron esta canción. “El libro es una metáfora sobre el país y las madres. Luego de la muerte de mi madre vi el río y me acordé que Guacayo significa “río de las tumbas” y entendí que el Magdalena es eso, es el reflejo de quienes ya no están y es Colombia”, relata Díaz.

Efraín Saldaña, pintor y autor de las ilustraciones del libro, asegura que Río Magdalena es una canción fresca y alentadora que les permite a los colombianos concientizarse sobre la importancia de cuidar su patrimonio. “Los artistas tenemos la necesidad de sacar cosas que tenemos dentro para gratificar el alma, la música tiene esa capacidad de tocar el espíritu de manera inmediata y esa canción hace honor a esto”, puntualiza Saldaña.

Lea también: En 2023 zarpará el primer crucero por el río Magdalena

Lea también: Todos somos Julieta: la manatí que murió en el Magdalena inspira un movimiento por la conservación de esta especie