turismo

En 2023 zarpará el primer crucero por el río Magdalena

El lujoso barco comenzará el recorrido en el municipio de Palenque, en Bolívar, hasta llegar al mar Caribe. La riqueza cultural de las poblaciones ubicadas en la ribera, uno de sus grandes atractivos.


Por muchos años el río Magdalena fue la puerta de entrada de la modernidad a Colombia y una autopista por donde transitaban cientos de viajeros cada día. Su importancia se inmortalizó en las novelas de Gabriel García Márquez y ha sido ratificada en los últimos años, pues los expertos coinciden en que la reactivación de la navegabilidad de este canal fluvial es clave para la economía.

Por eso, organizaciones internacionales, Cormagdalena, Procolombia y otras entidades estatales se unieron para impulsar su desarrollo turístico. La empresa Metropolitan Touring es la encargada del desarrollo de un crucero de lujo que navegará por el río. Su director, Camilo Calderón, asegura que la biodiversidad y la riqueza cultural plasmada en literatura, arte y música son solo algunos aspectos que demuestran que el Magdalena cumple con las condiciones necesarias para desarrollar la industria fluvial en el sur del continente: “Llevamos siete años investigando el río Magdalena, teníamos la disposición de construir un barco y decidimos llevar a cabo el proyecto en conjunto con AmaWaterWays, una de las compañías de cruceros fluviales más importantes del mundo”.

Las obras para el inicio de los viajes en crucero tardarán entre ocho meses y un año, pues en los municipios ubicados a orillas del Magdalena se llevarán a cabo labores de embellecimiento, preparación de la cadena de turismo, trabajo en bilingüismo, y recorridos con los artesanos, músicos y todos los hacedores de artes y oficios de la zona para ofrecer planes de alto nivel.

Peces en el río Magdalena
Los paisajes del río Magdalena son tan mágicos y diversos como su biodiversidad. - Foto: Felipe Villegas (Instituto Humboldt).

Gilberto Salcedo, vicepresidente de Procolombia, asegura que con este proyecto esperan impulsar las experiencias de lujo, similares a las del río Nilo en Egipto. El propósito es que el crucero se convierta en una invitación para los turistas extranjeros que aún no conocen Colombia. Al mismo tiempo, buscan que esta iniciativa lleve desarrollo económico a los territorios. “Es un crucero de siete noches que se complementa con la oferta turística del Caribe, pre y post tours, que incluyen el Eje cafetero, Bogotá, la Sierra Nevada de Santa Marta, el Parque Tayrona, Cartagena y los Santanderes, entre otras regiones”.

Hasta ahora se plantea que el recorrido inicie cerca a Palenque, el primer pueblo libre de América, y termine con la majestuosidad del mar Caribe. De esta forma, los pasajeros tendrán la oportunidad de reconocer tesoros literarios en Cesar, la riqueza cultural de Mompox y la naturaleza de El Banco, Magdalena. “Estamos emocionados por las poblaciones ribereñas, por los pasajeros que llegarán a consumir cultura, gastronomía y literatura en zonas que han estado olvidadas por mucho tiempo”, agrega Salcedo.

Al mismo tiempo, Cormagdalena gestionó más de 24.000 millones de pesos para iniciar con el dragado del brazo del río Magdalena que pasa frente a Mompox, de esta forma el crucero podrá tomar una ruta distinta y explorar el turismo de naturaleza. “El río Magdalena es un magnífico destino turístico y esta iniciativa que hoy es una realidad nos permitirá verlo desde una perspectiva distinta. Al garantizar la navegabilidad para embarcaciones turísticas generamos desarrollo y empleo en las comunidades, que podrán promocionar su biodiversidad, su cultura, su música y tradición”, expresa Pedro Pablo Jurado, director de Cormagdalena.

Lea también: Todos somos Julieta: la manatí que murió en el Magdalena inspira un movimiento por la conservación de esta especie

Lea también: Biodiversidad 4.0: innovación para proteger nuestras riquezas naturales