contenido en colaboración

La primera línea del Metro de Bogotá apuesta por combinar tecnología de punta y seguridad

Aunque la construcción de la Primera Línea del Metro de Bogotá (PLMB) se encuentra todavía en la fase previa, SEMANA pudo conocer detalles sobre la tecnología que caracterizará al proyecto.


La primera línea del Metro de Bogotá (PLMB), que se configura como uno de los grandes hitos de la historia de Bogotá y del país, supondrá un avance en términos de modernidad en transporte y revolucionará la forma de entender la movilidad en la capital. Wu Yu, presidente y representante legal del concesionario Metro Línea 1 S.A.S, encargado de la construcción de la Primera Línea del Metro de Bogotá, afirmó que “las nuevas dinámicas que impulsará el metro permitirán que la ciudad adopte tecnologías de vanguardia, que, además, serán amigables con el medioambiente y lograrán una mayor eficiencia en los desplazamientos de los ciudadanos”.

Si bien el proyecto se encuentra en la fase previa, la primera línea del Metro de Bogotá (PLMB) es ya una realidad. Las obras tempranas comenzaron este 2021 con la adecuación del patio taller, el 17 de agosto, y el 17 de septiembre con el inicio de la construcción del intercambiador vial de la calle 72, un paso a desnivel que permitirá el flujo vehicular por debajo de la Avenida Caracas.

El patio taller: tecnología de punta y vanguardia en ingeniería

El patio taller es el área destinada al mantenimiento, reparación y parqueo de los trenes y su localización será en el sector de El Corzo, en la localidad de Bosa, donde se albergarán los primeros 30 trenes.

En cuanto a las características de estas instalaciones, el terreno del patio taller consta de 32 hectáreas, construidas y administradas por sistemas para la operación automática y zonas con operación tripulada, además del avanzado sistema de gestión de mantenimiento (MMS por sus siglas en inglés). Estos mecanismos permitirán la transmisión de todo tipo de información sobre el cuidado y mantenimiento de los vehículos al centro de control de operación (CCO), haciendo que tanto el funcionamiento como el mantenimiento del metro sea seguro y eficaz.

Adicionalmente, la operación de los trenes será monitoreada en tiempo real a través de un sistema de control y supervisión (SCS), desde las posiciones de estacionamiento en el patio taller. Este sistema no sólo garantizará la seguridad para el funcionamiento del tren, sino también la gestión integral de la operación de los vehículos, el estado de operación de varios sistemas de equipos mecánicos y eléctricos y los cambios en la dirección de desplazamiento de los trenes, además de proporcionar respuestas oportunas para hacer frente a todo tipo de situaciones de contingencia.

Bajo esta misma línea, los trenes tendrán sistemas de detección de riesgo de descarrilamiento de los vehículos, de obstáculos en la línea y de desgaste de los frenos, lo que garantizará una seguridad absoluta para todos los pasajeros, cuando el tren esté en movimiento.

Sumado a esto, el hecho de incorporar un sistema de detección de riel roto en la vía, en tiempo real, permitirá recoger con precisión los cambios en el estado del sistema de vías y dar una respuesta operativa oportuna para la resolución de problemas.

Trenes sin conductor operados por tecnología de punta

Los trenes de la primera línea del Metro de Bogotá (PLMB), que estarán compuestos por seis vagones, con una longitud de 135 metros y una capacidad de 1.800 pasajeros por tren, tendrán la particularidad de que serán operados sin conductor bajo el sistema UTO (Operación de tren desatendido u Operación de tren sin conductor).

Asimismo, sus vagones contarán con un sistema de circuito cerrado de televisión (CCTV) que podrá capturar automáticamente un objeto de hasta un volumen mínimo de 500 cm3 en cualquier esquina del vagón. Por ejemplo, podría localizar una botella de agua en cualquier lugar del mismo; así como también identificar con facilidad elementos perdidos por los pasajeros, detectar situaciones especiales, casos de emergencia o necesidades de atención médica e, incluso, detectar objetos sospechosos.

Para evitar accidentes durante los tiempos de espera del metro o al acceder a los trenes, y teniendo en cuenta que la seguridad de los pasajeros es una prioridad, las puertas de los vagones estarán diseñadas de tal forma que la separación de vidrio completa estará a la altura del andén de la estación. Es decir, se contará con una estructura PDAP (puertas de andén o plataforma) que tendrán una altura mínima de 2,4 metros. Además, cada puerta estará equipada con un sistema de intercomunicación de emergencia para pasajeros, que permitirá comunicarse directamente con los operarios del centro de control de operación, en caso de querer resolver problemas durante cualquier momento del trayecto.

La primera línea del Metro de Bogotá es una realidad. Las obras tempranas comenzaron este 2021 con la adecuación del patio taller y el inicio de la construcción del intercambiador vial de la calle 72, un paso a desnivel que permitirá el flujo vehicular por debajo de la Avenida Caracas.
La primera línea del Metro de Bogotá es una realidad. Las obras tempranas comenzaron este 2021 con la adecuación del patio taller y el inicio de la construcción del intercambiador vial de la calle 72, un paso a desnivel que permitirá el flujo vehicular por debajo de la Avenida Caracas. - Foto: Cortesía.

Por último, y con el claro objetivo de garantizar la máxima seguridad en el medio de transporte, el diseño del tren tendrá un sistema avanzado de detección de incendios, con el fin de establecer un mecanismo que permita anticiparse a estos sucesos. En ese sentido, cualquier anomalía presentada puede ser detectada a tiempo por el personal de supervisión del centro de control de operación.

Metro Línea 1 S.A.S, en conjunto con la Empresa Metro de Bogotá y de la mano de las autoridades, sigue trabajando para conectar a la ciudad y a sus ciudadanos, así como para proporcionar una alternativa de movilidad segura, sostenible y moderna.

Lea también: 2021, el año de los eléctricos en Colombia

Lea también: Logística 4.0, un cambio que impulsará la competitividad del sector transportador en Colombia