entrevista

Más de cuatro billones de pesos representa el mercado de la belleza en Colombia. Un potencial que quieren aprovechar marcas como L’Oréal. Estos son sus planes

Alberto Rincón, director general de L’Oréal para Centroamérica y la Región Andina, explica las estrategias de la compañía para innovar en el mercado y empoderar a las mujeres.


¿Qué tanto los afectó la pandemia?

ALBERTO RINCÓN: La categoría de belleza es muy social, por lo que la falta de interacción afectó categorías como fragancias y maquillaje y generó cambios de hábitos en los consumidores. Al mismo tiempo, categorías como cuidado de la piel y del cabello tuvieron una reacción muy importante en el consumo de los hogares. Además, se dio un ‘boom’ en el e-commerce porque las tiendas tradicionales estuvieron cerradas, al igual que en el social commerce y el live shopping, que involucró las redes sociales.

Uno de los retos permanentes en el sector es innovar y ofrecer productos diferenciadores. ¿De qué manera lo está haciendo L’Oréal?

A.R.: Lo estamos haciendo basándonos en los hábitos y en las expectativas del consumidor. Hoy, los clientes están muy pendientes de lo que se conoce como green beauty, belleza verde, que apunta a innovar desde la naturaleza y la protección del medioambiente. Ya no solo importa que sea cruelty free y que no testee en animales, sino que también proteja genuinamente desde la innovación, bien sea a través de la utilización de menos plásticos o de productos que no contaminen.

¿Qué otras estrategias han implementado para contribuir a la preservación del medioambiente?

A.R.: Estamos exigiendo a nuestros proveedores que cuenten con iniciativas sostenibles. Por ejemplo, en temas de transporte buscamos que tengan por lo menos el 30 por ciento de su flota híbrida o eléctrica; también hacemos parte del programa de Responsabilidad Extendida del Productor de la ANDI, para trabajar en economía circular; nuestra planta de producción en Colombia es carbono neutro y estamos trabajando en la reducción y reutilización de plásticos en los productos que comercializamos.

Con su iniciativa Beauty Tech buscan fortalecer la belleza a través de la tecnología. ¿Qué impacto ha tenido?

A.R.: La innovación también tiene que darse desde la tecnología. El Beauty Tech es el mindset de L’Oréal a nivel mundial que nos lleva a restablecer la forma en la que interactuamos con el consumidor, con nuestros proveedores y al interior de la compañía. Todo lo que se pueda digitalizar y hacer de manera virtual lo estamos haciendo.

Antes, los probadores de los puntos de venta eran muy importantes, pero hoy en día la innovación se está dando a través de los VTO (Virtual Try On). El reto es lograr que las consumidoras puedan probar los productos a través del celular y comprarlos sin necesidad de tocarlos.

¿Cuál ha sido la reacción de los usuarios?

A.R.: El consumidor ha reaccionado muy bien. Los clientes, por ejemplo, se pueden probar tinturas en el pelo sin invertir un solo peso, solo deben descargar la aplicación y experimentar con los tintes. No solamente es divertido sino que es mucho más eficiente.

Otra de las banderas de L’Oréal ha sido el empoderamiento de las mujeres…

A.R.: Una de nuestras causas es ‘Stand Up’, una campaña contra el acoso callejero. A través de la ONG Right To Be se capacita de manera gratuita a las mujeres para manejar este tipo de situaciones. También contamos con ‘Belleza con futuro’, la estrategia que involucra mujeres víctimas de la violencia y en situación de vulnerabilidad. Hemos capacitado a más de 1.500 mujeres en Colombia para que, a través de técnicas de belleza, puedan tener herramientas para salir de la pobreza y generar mayores ingresos para sus hogares. Esto lo llevamos a cabo con el SENA y la Fundación Juanfe.

¿Cuál ha sido el impacto del programa ‘Para las Mujeres en la Ciencia Colombia’?

A.R.: Queremos aportar al cierre de brechas de género sobre todo en la ciencia. Junto con la UNESCO entregamos becas para las científicas que están estudiando posgrados y doctorados. En Colombia hemos dado más de 44 becas en la última década, y este año daremos otro tanto junto con el Icetex y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

¿Qué metas a corto y mediano plazo tiene la compañía en Colombia?

A.R.: Entre 2021 y 2023 invertiremos cerca de 40.000 millones de pesos en Colombia. Desde este país manejamos otros once de la región y además exportamos productos a más de 13 países. Por eso, estamos invirtiendo cerca de 25.000 millones en la planta, y adicionalmente, otros 15.000 millones en una nueva oficina. Queremos crear un hub y por eso no solo invertimos en el país sino en el talento. Nuestra meta es seguir creciendo en Colombia, pues cuenta con un mercado de belleza de más de 4 billones de pesos.

Lea también: Le apuestan al Copoazú para frenar la deforestación e impulsar el comercio justo en el Amazonas

Le puede interesar: ¡Cuidado con los biopolímeros! Estos son los riesgos según Jaime Pachón, cirujano y experto en la materia