Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Jair Bolsonaro después de conocerse los resultados de las elecciones presidenciales en Brasil.
Jair Bolsonaro insinuó que, de haber durado más el escrutinio, Lula da Silva "habría garantizado la elección en la primera vuelta". - Foto: AFP

brasil

Bolsonaro cuestionó los resultados de las elecciones en Brasil

El actual presidente y candidato a la reelección se refirió al repentino cambio en la tendencia de votos durante el escrutinio.

El pasado fin de semana se llevó a cabo la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil. Como estaba previsto, la mayoría de votos se concentró entre los candidatos Jair Bolsonaro (actual presidente) y Luiz Inácio Lula da Silva (expresidente).

La ventaja resultó estrecha. Lula da Silva se quedó con 48,4 % de la votación, mientras que Bolsonaro obtuvo el 43,2 %. Ahora, la Presidencia de Brasil se definirá en la segunda vuelta programada para el 30 de octubre.

Sin embargo, el líder ultraderechista puso en duda la legitimidad del escrutinio. En una transmisión en vivo realizada en sus redes sociales, Bolsonaro se mostró escéptico y elevó sus dudas debido a que era él quien venía liderando la tendencia de voto durante el escrutinio, pero al final fue Lula da Silva quien terminó arriba.

Parece que si tuviéramos otros cinco minutos más de escrutinio, nuestro oponente habría garantizado la elección en la primera vuelta”, manifestó Bolsonaro. Vale mencionar que de haber logrado más del 50 % de la votación, Lula da Silva habría ganado la elección.

Cuando el escrutinio avanzaba en 70 %, Bolsonaro estaba a la cabeza y le llevaba una ventaja de cuatro puntos porcentuales a Lula da Silva. Sin embargo, en la última instancia, el izquierdista no solo igualó a su rival, sino que también dejó una ventaja de cinco puntos porcentuales sobre él. Precisamente, este fue el detalle que sembró las dudas en Bolsonaro.

Tuvimos el escrutinio y algunos problemas aparecieron, pero ya dejamos atrás esos problemas”, comentó el mandatario brasileño y aspirante a la reelección. En ese sentido, Bolsonaro no llegó a poner en duda la transparencia del sistema electoral, aunque no pasó de agache la dinámica que observó en el escrutinio.

Votos perdidos, urnas arregladas y otras mentiras que rodearon las elecciones en Brasil

Las elecciones presidenciales en Brasil -que se encaminan a un balotaje entre Lula y Bolsonaro el 30 de octubre tras la inconclusa primera vuelta del domingo- estuvieron inundadas de desinformación en internet.

Voto en las cárceles

Un mensaje en redes sociales que se hizo viral en vísperas de la votación del domingo -en la que Bolsonaro echó por tierra los pronósticos y quedó en un cercano segundo lugar detrás del expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva- difundía el siguiente “hecho”:

“EL TSE (Tribunal Superior Electoral) redujo el número de urnas para los brasileños que viven en el exterior y lo aumentó en las cárceles. Cada quien que saque sus conclusiones”. De acuerdo a una ley de 2010, las cárceles brasileñas reciben urnas electorales para los presos elegibles para votar.

Pero el domingo, de hecho, envió menos que en las últimas elecciones generales en 2018: 222, frente a 233 hace cuatro años, según el TSE. De su lado, el número de urnas desplegadas a los votantes en el exterior pasó de 744 a 1.018 en ese periodo.

Bolsonaro y Lula da Silva se juegan últimas cartas para elecciones presidenciales de Brasil. -Foto: Reuters. / Autor: Adriano Machado (imagen derecha); Amanda Perobelli (Imagen izquierda).
La segunda vuelta entre Bolsonaro y Lula da Silva se desarrollará el próximo domingo 30 de octubre. - Foto: Reuters

Urnas “programadas”

Otro rumor que se viralizó antes de la primera vuelta, aseguraba que las autoridades habían decomisado tres urnas electrónicas ya “programadas con al menos 81 % de votos para Lula” en la ciudad de Serafina Correa, en el estado Rio Grande do Sul, sureste.

“Es un golpe contra Bolsonaro y un crimen contra sus seguidores”, rezaba el mensaje, que citaba a una radio local como fuente de la “noticia”. Una foto que acompañaba la publicación mostraba a la policía inspeccionando un vehículo del TSE con cajas de cartón, cada una identificada como “urna electrónica”.

Pero una búsqueda reveló que esas imágenes en realidad correspondían a un control rutinario de vehículos en el estado de Amazonas (noroeste) en 2018. La policía estatal dijo entonces que no se encontró nada irregular. La radio local citada como fuente de la información negó la historia.

Votos perdidos

Un video ampliamente compartido en las redes Twitter, YouTube, Facebook, Telegram y TikTok -todas muy populares en Brasil- regaba desinformación sobre una nueva función en las máquinas de votación que el país usa desde 1996. Con el cambio, luego de que los electores eligen su candidato, una pantalla los invita a revisar su opción antes de presionar el botón verde de “confirme”.

“Deben esperar a que esa pantalla de ‘revise su voto’ desaparezca, toma varios segundos. Si aprietan primero el botón de ‘confirme’, su voto se perderá”, dice un hombre en el video. Pero eso es falso, según el TSE y las revisiones independientes de AFP al sistema de votación.

“Reglas” para votar

En un país con más celulares que personas, la desinformación también circuló a sus anchas durante el día de la votación. Una publicación en redes sociales afirmaba que “por primera vez”, quienes estuvieran en la fila al momento del cierre, a las 5 de la tarde, se les permitiría votar.

En realidad, esto consta en el reglamento electoral brasileño desde 1965. Hubo otras publicaciones con supuestas “reglas” en la votación, todas falsas como que quien no llevara mascarilla no podía votar. Que estaba prohibido usar la camiseta de la selección nacional de Brasil y que si solo vota por presidente y no en las otras elecciones, el voto sería anulado.

*Con información de AFP.