mundo

Casi 42.000 detenidos en El Salvador durante “guerra” contra las pandillas

Del total de presuntos pandilleros arrestados, la Fiscalía del país centroamericano ha logrado que 33.258 “queden detenidos provisionalmente” por un plazo de seis meses.


El Salvador acumula casi 42.000 detenidos en el marco de una “guerra” contra las pandillas declarada hace casi tres meses por el presidente Nayib Bukele, aseguró este jueves el fiscal general, Rodolfo Delgado.

“El último conteo que se realizó en horas de la madrugada [del jueves] ya reflejaba más o menos 41.846 personas detenidas”, declaró Delgado al estatal Canal 10 de la televisión local.

Del total de presuntos pandilleros arrestados, la Fiscalía ha logrado que 33.258 “queden detenidos provisionalmente” por un plazo de seis meses.

Aún les falta iniciar proceso a otros 8.588, mientras 456 recobraron su libertad en la primera audiencia porque “no estaban vinculados a pandillas”, precisó Delgado.

Una vez finalizados los primeros seis meses de detención de un presunto pandillero, la Fiscalía podría solicitar “ampliar” el encarcelamiento por otros seis meses, dependiendo de “la complejidad” de los casos.

“Consideramos que una detención de al menos un año nos permitiría a nosotros complementar las diligencias en contra de estas personas”, subrayó el fiscal.

Entre las “evidencias” que, según Delgado, utilizan para demostrar la vinculación del detenido a la organización criminal, figuran “las marcas [tatuajes de sus respectivas bandas] que poseen en sus cuerpos” y la droga que se les ha incautado.

También se usan como prueba los 1.015 vehículos encontrados en su poder y que “provienen de actividades como la extorsión”, además de armas de fuego decomisadas en allanamientos o tras enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Según el último balance del Ministerio de Justicia y Seguridad, a las bandas también se les han decomisado 1,5 millones de dólares en efectivo, 821 armas de fuego y 8.994 teléfonos celulares.

El asesinato de 87 personas entre el 25 y el 27 de marzo, en crímenes atribuidos a pandillas, llevó al Congreso a declarar un régimen de excepción a pedido del propio Bukele, el cual fue prorrogado al menos hasta finales de junio. El fiscal Delgado espera que vuelva a extenderse.

Bajo un régimen de excepción, las autoridades pueden realizar detenciones sin orden judicial. El Parlamento, controlado por aliados del presidente, también ha elevado las penas por crímenes vinculados a pandillas.

En El Salvador operan principalmente las pandillas Mara Salvatrucha (MS-13) y Barrio 18. Hasta antes de la arremetida del Gobierno, estaban encarcelados unos 16.000 de sus miembros.

Pero con las detenciones de los últimos tres meses, estarían tras las rejas 57.846 miembros, un 83 % de los 70.000 miembros que oficialmente se considera existen en el país.

Pandillas tratan de “evolucionar hacia guerrilla”, dice Bukele

El pasado sábado, Bukele afirmó que las pandillas tratan “de evolucionar” hacia una guerrilla, montando cada vez más campamentos clandestinos en zonas rurales.

“Las capturas de pandilleros se están dando cada vez más en campamentos clandestinos en zonas rurales. Está claro que las pandillas están tratando de evolucionar hacia una guerrilla”, señaló el mandatario en su cuenta de Twitter.

Según el mandatario, a las pandillas ya “les es imposible enfrentar” a los agentes policiales y a los soldados del Ejército en las zonas urbanas y por ello montan campamentos clandestinos en zonas boscosas o montañas de difícil acceso.

Pero el gobernante fue más allá y señaló, sin mencionar nombres, que esa “evolución” de las pandillas tendría lugar “bajo el auspicio de organismos internacionales y oenegés de la oposición” que, según él, “les dan cobertura legal, mediática, política y financiera”.

“Pero no lo vamos a permitir”, sentenció el presidente salvadoreño, tras afirmar que se están “desarticulando de tres a cuatro campamentos diarios” en zonas rurales.

Añadió que en esos campamentos se encuentra “armamento, droga, dinero, equipo de comunicación, documentos de extorsión y, por supuesto, pandilleros”.

*Con información de la AFP.