medio ambiente

Científico fue arrestado por advertir sobre cambio climático y el futuro de la humanidad

Peter Kalmus fue arrestado por realizar una protesta para llamar la atención acerca de las consecuencias del cambio climático.


El cambio climático y el calentamiento global son dos realidades que afectan el futuro de los humanos en la tierra. El uso de combustibles fósiles como el carbón, el gas y el petróleo están calentando el planeta hasta niveles que podrían hacerlo inhabitable.

La semana pasada, un reporte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) publicó un preocupante informe sobre el estado actual de la tierra. En el informe, los expertos de la ONU afirman que de no cambiar la dinámicas de consumo de los combustibles fósiles, la tierra podría calentarse hasta en un 3,2 %.

Como resultado de este calentamiento, la fauna marina podría extinguirse por completo, miles de ciudades situadas al nivel del mar podrían hundirse y se producirían muchos incendios forestales ocasionados por los cambios extremos en el clima.

En otros escenarios, mucho más crudos y pesimistas, el calentamiento del planeta podría ser tanto que algunas personas podrían morir de calor al interior de sus casas y apartamentos, esto debido a que la composición de los materiales tradicionalmente usados para la construcción retienen el calor de manera exagerada.

Debido a esta situación, grupos sociales, civiles, científicos y partidos políticos se han lanzando en campañas de protección del ambiente, destinadas a llamar la atención sobre la urgencia de hacer compromisos globales que permitan mitigar el calentamiento del planeta.

Peter Kalmus es un astrofísico y científico del clima estadounidense que, por la urgencia del cambio climático, se ha dedicado en los últimos años al activismo medioambiental.

Kalmus afirma que ser una activista ambiental no es lo que le gusta en la vida, “preferiría quedarme en casa con mi familia”; sin embargo, la urgencia de tomar medidas drásticas que solucionen este problema y que permitan que la vida en la tierra continúe lo impulsan a realizar sus activismos ambientales.

Los conocimientos científicos de Kalmus y su trabajo en organizaciones científicas como la Nasa, en Estados Unidos, le han abierto los ojos respecto a los efectos del cambio climático: “El colapso de la tierra es mucho peor de lo que se cree”, dijo en un artículo publicado en el periódico inglés The Guardian.

Kalmus afirma haber hecho de todo, desde publicar artículos hasta dar conferencias, pero hasta el momento sus acciones no han dado los resultados esperados. Hoy en día los países que se reúnen en la COP26, la cumbre sobre el cambio climático más importante del mundo, no han adquirido los compromisos suficientes.

Esto llevó al científico, que se define como introvertido, a realizar protestas de acción directa. La semana pasada se ató, junto con otro grupo de científicos, a las puertas de un banco JP Morgan Chase, uno de los bancos más grandes y prestigiosos de los Estados Unidos.

“Elegimos Morgan Chase –dice en su artículo– porque de los bancos en el mundo es el que más financia proyectos de combustibles fósiles”.

Luego de esta acción Kalmus y sus compañeros científicos fueron arrestados. Esto es una situación normal, muchos activistas se han convertido en objeto de acoso y estigmatización por parte de autoridades y gobiernos que los han catalogado como “radicales”.

Esta es una situación reconocida incluso por el secretario general de la ONU, António Guterres, quien afirmó en una conferencia de prensa que “los activistas climáticos son vistos como radicales peligrosos, pero los radicales verdaderamente peligrosos son los países que aumentan la producción de combustibles fósiles”.

“Si todos pudieran ver lo que yo veo venir, el mundo entraría de manera inmediata en un estado de emergencia ambiental y terminarían el consumo de combustibles fósiles en unos pocos años”.

Sin embargo, como también advierte la ONU, los gobiernos y corporaciones están haciendo poco o nada por solucionar de manera efectiva y establecer compromisos reales con el planeta.

.