mundo

¿Cómo es la reforma tributaria que plantea Gabriel Boric en Chile?

El proyecto de Ley será presentado el próximo jueves, 30 de junio.


El Gobierno del presidente de Chile, Gabriel Boric Font, presentará en los próximos días un proyecto de ley de reforma tributaria que será resultado de diferentes diálogos sociales, cuyo objetivo es “acordar las bases y principios del nuevo pacto fiscal”.

Estos diálogos convocaron a expertas y expertos, gremios, organizaciones sociales y ciudadanía en general, las cuales se hicieron entre el pasado 19 de abril y 4 de junio de este año.

Al respecto, Boric señaló que “lograr una reforma tributaria que sea legítima y duradera tiene que ir más allá de un sector político. Por eso yo he recalcado de manera insistente, también aprendiendo de las experiencias del pasado, que esta reforma no es contra alguien, es una reforma para Chile, es una reforma para un desarrollo más justo y equitativo”.

En total hubo 17 encuentros ciudadanos para organizaciones en todas las regiones del país, en los que participaron 460 representantes de 181 organizaciones sociales; 75 audiencias públicas con organizaciones, gremios y académicos con conocimiento técnico en materia tributaria, donde participaron 150 personas en representación de diversas organizaciones, y consulta ciudadana vía web complementaria, en que participaron cerca de 285 personas naturales.

Según Boric, esta reforma “es fundamental para financiar con ingresos permanentes los que son gastos permanentes. Chile tiene muchas posibilidades, y si lo hacemos bien, no me cabe ninguna duda de que vamos a poder aprovecharlas”.

En ese sentido, entre los principios que tendrá el proyecto de reforma destacan la progresividad y equidad; la obligación del Estado de hacer uso transparente y eficiente de los recursos públicos; enfrentar evasión, elusión y toda injusticia tributaria.

También la simplicidad del sistema tributario; la mayor educación tributaria y asistencia a los contribuyentes; la vinculación y corresponsabilidad fiscal de los ciudadanos; la certeza jurídica a los contribuyentes, y considerar la evidencia nacional e internacional para los cambios y reforzamientos del sistema impositivo.

Adicionalmente, el primer mandatario aseguró que para lograr la reforma tributaria van a necesitar consensos importantes: “Por eso nos dimos este tiempo de hacer este trabajo de diálogo social, ahora viene un proceso de trabajo prelegislativo, y esperamos contar con la buena voluntad, por cierto, de los parlamentarios de todos los sectores políticos para sacar esto adelante, porque tenemos la profunda convicción que una distribución más justa de la riqueza le permite a Chile ser un país más integrado, más cohesionado”.

De acuerdo con Diario Financiero, la reforma será para “las personas con mayor renta, no hay aumento de impuesto ni a las pymes, no hay aumento de impuestos a la gran mayoría de las personas de nuestro país”.

De igual manera, las modificaciones estarán concentradas en industrias, como lo relativo al royalty, a la minería y altos ingresos, pero enfatizó que los cambios no serán “en contra de alguien o una reforma tributaria de buenos contra malos, es en favor de mejorar la redistribución de los ingresos y podamos tener una mejor cohesión social”.