Tendencias

Home

Mundo

Artículo

DANIEL ORTEGAPresidente de Nicaragua
Durante su intervención, tildó nuevamente a los obispos y sacerdotes de “asesinos” y “golpistas” por el apoyo que, según su gobierno, los templos dieron a las protestas opositoras en 2018. - Foto: AFP

mundo

Daniel Ortega arremete contra la Iglesia católica y dice que es “una dictadura perfecta”

Durante su intervención, tildó nuevamente a los obispos y sacerdotes de “asesinos” y “golpistas” por el apoyo que, según su gobierno, los templos dieron a las protestas opositoras en 2018.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, afirmó este miércoles que la Iglesia católica es una “dictadura perfecta” por no permitir que la mayoría de los católicos elijan al papa y al resto de sus autoridades.

En la Iglesia católica “todo es impuesto, es una dictadura perfecta, es una tiranía perfecta (...) ¿Quién elige a los curas?, ¿quién elige obispos, ¿quién elige al papa’, ¿a los cardenales’, ¿cuántos votos?, ¿quién se los da?”, cuestionó el mandatario, en medio de las tensas relaciones que su gobierno tiene con esa institución.

“Si van a ser democráticos que empiecen a elegir con el voto de los católicos al papa, a los cardenales, a los obispos”, insistió durante una alocución en cadena nacional, con motivo del 43 aniversario de la Policía Nacional.

Durante su intervención, Ortega tildó nuevamente a los obispos y sacerdotes de “asesinos” y “golpistas” por el apoyo que, según su gobierno, los templos dieron a las protestas opositoras en 2018.

Los manifestantes “salían de las iglesias, no de todas, armados para lanzar los ataques contra los cuarteles de Policía (...) y algunos curas llamando a la gente (para) que me metieran plomo”, reprochó Ortega.

Las relaciones entre el Gobierno y la Iglesia católica se han deteriorado desde las protestas de 2018, que el mandatario vinculó a un supuesto fallido golpe de Estado urdido por la oposición con el apoyo de Washington.

El conflicto se acentuó en agosto pasado con la detención, bajo arresto domiciliario, del obispo de Matagalpa Rolando Álvarez, un fuerte crítico del Gobierno.

También han sido detenidos al menos cuatro sacerdotes y dos seminaristas sin precisar los cargos que hay contra ellos.

La Policía prohibió las procesiones religiosas.

En marzo pasado, el Vaticano informó que el nuncio apostólico Waldemar Sommertag fue expulsado del país.

Meses más tarde, en julio, el Gobierno ilegalizó la asociación de Misiones de la Caridad, creada por la santa madre Teresa de Calcuta, y sus monjas tuvieron que salir del país.

A mediados de este mes, el papa Francisco admitió que había un “diálogo” con Nicaragua en torno a la detención de varios de miembros de la Iglesia católica, pero se desconoce su avance.

“En Nicaragua las noticias son claras: hay diálogo, se ha hablado con el Gobierno. Hay diálogo, pero esto no quiere decir que se apruebe o desapruebe todo lo que hace el Gobierno”, dijo entonces el pontífice.

Régimen de Daniel Ortega expulsa a embajadora de UE en Nicaragua

En las últimas horas se dio a conocer que la embajadora de la Unión Europea (UE) ante Nicaragua, Bettina Muscheidt, fue expulsada por el régimen de Daniel Ortega por medio de una notificación de carácter verbal entregada por un funcionario de la Cancillería no identificado.

Desde la Cancillería nicaragüense le aseguraron a Bettina Muscheidt que se le declaraba “persona no grata” debido a una supuesta injerencia de la Unión Europea en la soberanía del país centroamericano, informaron fuentes del Parlamento europeo.

Bettina Muscheidt es de origen alemán y asumió el cargo de embajadora de la UE en Nicaragua el pasado 20 de septiembre de 2021, con el objetivo de promover un discurso de paz, además de velar por el respeto de los derechos humanos que se ven vulnerados por cuenta de conflictos políticos y sociales.

Hasta el momento, el régimen no ha emitido un comunicado oficial en el que justifique la decisión tomada con al alta funcionaria.

Nicaragua calificó este lunes las sanciones y los bloqueos económicos que enfrenta al igual que otros países por rechazar “el modelo imperialista” como un acto “criminal”, frente a lo que llamó la “dócil” indiferencia de los organismos internacionales.

“Es hora de seguir rechazando los bloqueos criminales, las agresiones llamadas sanciones, ilegales, arbitrarias, ilícitas que ponen en mayor evidencia la perversión de un sistema y un modelo imperialista y capitalista que sigue y pretende continuar castigando y desangrando al mundo”, cuestionó el canciller nicaragüense Denis Moncada, durante su intervención ante la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

*Con información de la AFP.