mundo

Decenas de países se comprometen en la ONU a tratar mejor a cerca de 300 millones de migrantes

La declaración se hizo en el foro organizado en la ciudad de Nueva York.


Varias decenas de países se comprometieron este viernes en una declaración a defender mejor los derechos humanos y mejorar el trato a los migrantes, que son objeto de un Pacto Mundial adoptado en 2018 y que ha registrado pocos progresos hasta el momento.

Esta declaración fue adoptada al término de un foro organizado esta semana en Nueva York, Estados Unidos, para evaluar los avances de este acuerdo internacional.

Resalta la determinación de sus participantes para “reforzar la cooperación sobre la migración internacional en todas sus dimensiones, a hablar y compartir los progresos de la puesta en marcha de todos los aspectos del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular”.

Durante una conferencia de prensa, el presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, Abdulla Shahid, recordó que hay más de 281 millones de migrantes en el planeta: 3,6 % de la población mundial.

Es “responsabilidad de la comunidad internacional vigilar que los derechos humanos de todas las personas implicadas sean respetados y protegidos”, resaltó.

El Pacto Mundial para las migraciones fue ratificado en 2018 por más de 150 países. Pero desde hace cuatro años “no ha habido suficientes cambios en las políticas y las prácticas para garantizar una migración segura y digna”, resumió el lunes el presidente de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, Franceso Rocca.

No vinculante, el pacto recaba una serie de principios –defensa de los derechos humanos, de los niños, reconocimiento de la soberanía nacional, etc.– y lista diferentes opciones de cooperación. Milita en contra de las detenciones arbitrarias que autoriza únicamente en último recurso.

Colombia pide reforzar financiación internacional para atender a migración venezolana

Pese a los múltiples esfuerzos que se han realizado desde el comienzo del éxodo venezolano en todo el mundo, la realidad está desbordando las capacidades y buena voluntad de las naciones que trabajan de la mano para ayudar a los millones de personas que han tenido que dejar su país para buscar una salida a la crisis económica que enfrentan.

Para el caso de Colombia, que se convirtió en el principal receptor de ciudadanos venezolanos –principalmente por su cercanía con Venezuela–, el Gobierno nacional ha impulsado el apoyo de la comunidad internacional a las iniciativas del país, con la intención de conseguir apoyo financiero y político para atender a los migrantes.

Las Conferencias de Donantes y los Planes Regionales de Respuesta son un ejemplo de ello; sin embargo, la implementación de los Planes Regionales de Respuesta evidencia la escasa visibilidad del éxodo venezolano y la insuficiente financiación para la respuesta en América del Sur.

Ante esto, la vicepresidenta y canciller Marta Lucía Ramírez indicó que Colombia cada vez tiene que hacer más esfuerzos para atender este fenómeno social y, ante la magnitud del mismo, ha hecho múltiples llamados a la comunidad internacional para que fortalezca su apoyo a la respuesta a los flujos mixtos provenientes de Venezuela.

Explicado en cifras, para 2020 el Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes de Venezuela (RMRP) esperaba movilizar US$1.407 millones a nivel regional, de los cuales se destinarían US$782,3 millones para financiar acciones en Colombia. Al 21 de mayo de 2021, el RMRP 2020 registró aportes solo por US$659 millones (46,8 % de lo solicitado). De este total, US$334 millones fueron asignados a Colombia (42,3 % de lo requerido para el país).

“Actualmente, los flujos migratorios mixtos provenientes de Venezuela superan por 357.472 personas al éxodo sirio, ya que, de acuerdo con el Acnur, al 31 de enero de 2022, 5.684.218 sirios han dejado su país desde el comienzo de la guerra civil. Sin embargo, la respuesta a los flujos mixtos desde Venezuela ha sido significativamente desfinanciada”, dijo esta funcionaria.

Sobre la situación de 2021, el RMRP tenía un requerimiento financiero de US$1.439 millones en toda la región; de ese total, US$641 millones correspondían a necesidades de financiación en Colombia. Al 17 de enero de 2022, el RMRP 2021 registró aportes por US$641 millones (44 % de lo solicitado). De este total, US$370,8 millones han sido asignados a Colombia (56 % del requerimiento).

Entre tanto, para este año 2022, el RMRP definió un requerimiento total de US$1.786 millones; de ellos, US$803 millones buscan financiar las acciones de respuesta en Colombia. Es por esto por lo que pide a la comunidad internacional que no baje la guardia y que, por el contrario, se refuercen los programas de ayuda a esta emergencia humanitaria.

*Con información de la AFP.