Tendencias

Home

Mundo

Artículo

.
ARCHIVO - En esta foto de archivo de julio de 2016, el arzobispo anglicano Desmond Tutu festeja 40 años de ministerio episcopal en una misa de acción de gracias en la Catedral de Santa María en Johannesburgo. El héroe de la lucha contra el apartheid cumple 90 años, y la aparición de leyendas racistas sobre un retrato suyo pone de manifiesto su relevancia en la lucha por la igualdad. (AP Foto/Denis Farrell, File) - Foto: AP

sudafrica

Desmond Tutu: los 90 años del padre de la nación del Arco Iris

El primer arzobispo anglicano negro del país fue la voz de los sudafricanos negros en la lucha contra el régimen racista blanco, derrocado por la democracia hace casi 30 años. Ganó el Premio Nobel de Paz.

El hombre menudo con un vestido púrpura de arzobispo tiene un aura y una risa que cruzaron las fronteras de Sudáfrica. Desmond Tutu, héroe de la lucha contra el apartheid y Premio Nobel de la Paz, cumple el jueves 90 años en Ciudad del Cabo. El primer arzobispo anglicano negro del país llegó poco antes del mediodía en silla de ruedas, acompañado de su esposa Leah, a la catedral de San Jorge, donde predicó durante mucho tiempo.

El servicio organizado para la ocasión se abrió con el tradicional canto de “Feliz cumpleaños”, entonado por toda la asamblea. La fundación también organizó durante la tarde una conferencia en línea con el dalái lama, la expresidenta de Irlanda Mary Robinson, la activista de derechos humanos Graça Machel y la exmediadora sudafricana Thuli Madonsela, que denunció la corrupción de Estado.

.
Desmond Tutu (AP Photo/Nardus Engelbrecht) - Foto: AP

El líder espiritual tibetano expresó su “admiración y respeto” hacia Tutu y le deseó que “viva mucho más tiempo”. Subrayando su “honestidad, integridad e intrepidez”, el presidente sudafricano Cyril Ramaphosa lo elogió en un comunicado: “Durante casi tres décadas usted ha sido una voz de la conciencia, guiándonos y empujándonos a hacer lo mejor por nuestro pueblo”.

El presidente estadounidense Joe Biden saludó “la valentía y la claridad moral” del religioso, que lo inspiraron como político. El actor norteamericano Samuel L. Jackson también felicitó a un hombre que “supo resistir ante el opresor, pero conservando su sentido del humor”.

“El arzobispo es un ser humano extraordinario”, declaró por su parte Sello Hatang, director de la fundación Nelson Mandela, mientras que el famoso dibujante de prensa sudafricano Zapiro le expresó “sus mejores deseos” en Twitter. “Un diluvio de amor y de buenos deseos por parte de individuos y organizaciones de todo el mundo se ha derramado sobre Ciudad del Cabo en vísperas del nonagésimo aniversario del arzobispo Desmond Tutu”, agradeció en un comunicado la fundación Tutu.

En las redes sociales, los mensajes de usuarios de internet se acumulan, y el famoso video de Desmond Tutu en India bailando con el dalái lama cuando este último cumplió 80 años fue ampliamente compartido.

Nación Arco Iris

Voz de los sudafricanos negros en la lucha contra el régimen racista blanco, derrocado por la democracia hace casi 30 años, Desmond Tutu se ha expresado poco públicamente en los últimos tiempos. El anciano sufre de cáncer de próstata desde hace más de veinte años y fue hospitalizado en 2019 por una infección.

Retirado desde 2010, su última aparición pública fue en mayo, cuando fue vacunado contra la covid-19. En silla de ruedas, sonrió y saludó desde lejos, sin dirigirse a los periodistas. Incansable defensor de los derechos humanos y cercano al ícono Nelson Mandela, primer presidente negro de Sudáfrica, recibió el Nobel de la Paz en 1984 por su compromiso contra el apartheid abolido en 1994.

..
Un mural, que representa al arzobispo emérito anglicano, Desmond Tutu, es restaurado por el artista Brian Rolfe después de que fue desfigurado, en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. (AP Photo/Nardus Engelbrecht) - Foto: AP

La influencia de Tutu en las instituciones anglicanas condujo a un proceso de reconciliación. Bautizó a su país con el nombre de “nación arco iris”, profundamente convencido de que la experiencia sudafricana podía ayudar al resto del mundo a comprender cómo superar los conflictos. Pero su obsesión por el perdón es denunciada por una nueva generación de sudafricanos. Para ellos, la población negra ha hecho demasiadas concesiones en la transición a la democracia.

Pero todo el mundo reconoce la labor de Tutu, que siguió denunciando deficiencias e injusticias. Atacó la homofobia, desafió a Mandela sobre la generosidad del salario de sus ministros y criticó vivamente la corrupción endémica bajo la Presidencia de Jacob Zuma.

En 2013 prometió no volver a votar por el ANC (Congreso Nacional Africano, en el poder) denunciando la corrupción endémica, el estado de las escuelas públicas y la pobreza persistente.

*Reportaje de la AFP.

Noticias relacionadas