mundo

¿Dinero perdido? Rusia le debe a bancos occidentales más de 100.000 millones de dólares

La invasión rusa a territorio ucraniano desencadenó fuertes sanciones y bloqueos económicos desde Occidente.


Los bancos estadounidenses Goldman Sachs y JPMorgan anunciaron el pasado 11 de marzo el cierre de sus negocios en Rusia, secundando así el éxodo del país de múltiples empresas e instituciones occidentales tras la invasión de Ucrania. “Goldman Sachs está cerrando su negocio en Rusia de conformidad con los requisitos reglamentarios y de licencia”, informó la entidad.

“Estamos enfocados en ayudar a nuestros clientes en todo el mundo a administrar o liquidar obligaciones preexistentes en el mercado y garantizar el bienestar de nuestra gente”, añadió este banco. La entidad dirigida por David Solomon mantenía su presencia desde 1998 en el mercado ruso, donde cuenta con casi un centenar de empleados, como recoge Europa Press.

La exposición del banco a pérdidas crediticias vinculadas a Rusia rondaba los 650 millones de dólares al cierre de 2021, aunque la exposición crediticia neta era de solo 293 millones de dólares, a los que sumar otros 414 millones de dólares de exposición de mercado, hasta un total de 707 millones de dólares.

De su lado, JPMorgan indicó que “ha venido reduciendo activamente los negocios rusos y no se ha buscado ningún negocio nuevo en el país”. Así, sus actividades se limitarían a ayudar a los clientes globales a abordar y liquidar obligaciones preexistentes; gestionar su riesgo relacionado con Rusia y actuar como custodio, como recoge la agencia Europa Press.

Un signo de JPMorgan Chase & Co bank en su sede en Nueva York, 15 de marzo, 2013. REUTERS/Lucas Jackson. JP Morgan Chase & Co está abandonando las operaciones de materias primas físicas, dijo el viernes el banco en un sorpresivo comunicado, debido a que el papel de Wall Street en las operaciones de los barcos petroleros, granos de café y metales es objeto de una intensa presión política y regulatoria.
LUCAS JACKSON
(Foto de ARCHIVO)
27/7/2013
Los bancos estadounidenses Goldman Sachs y JPMorgan anunciaron el pasado 11 de marzo el cierre de sus negocios en Rusia. - Foto: LUCAS JACKSON
Varios gigantes bancarios y de la industria han abandonado sus operaciones en Rusia
Los bancos estadounidenses Goldman Sachs y JPMorgan anunciaron el pasado 11 de marzo el cierre de sus negocios en Rusia. - Foto: Getty Images / SOPA Images / Colaborador

En medio de las medidas tomadas por estos grandes bancos estadounidenses, se conoció que las entidades rusas deben actualmente a los bancos internacionales cerca de US$ 121.000 millones, según datos el Banco de Pagos Internacionales. Entre los bancos occidentales más afectados están varios ubicados en Francia, Italia y Austria.

Cabe resaltar que el Banco de Pagos Internacionales (BPI) suspendió al banco central ruso el pasado 10 de marzo, según indicó una portavoz de esta institución, considerada como el “banco de los bancos centrales”. La entidad, que dijo plegarse a las sanciones internacionales, suspendió el acceso del establecimiento bancario de la Federación Rusa a “todos los servicios del BPI”, incluidas las “reuniones” de los banqueros, precisó su portavoz a la AFP.

El Banco de Pagos Internacionales (BPI) es el sitio donde los gobernadores de los bancos centrales se reúnen para discutir temas de política monetaria. También organiza reuniones seis veces al año para permitirles abordar esta materia en terreno neutral y, si es necesario, promover la coordinación en caso de crisis.

Asimismo, el BPI ofrece a los bancos centrales tanto servicios para administrar sus reservas de divisas como estadísticas bancarias muy detalladas sobre los flujos internacionales de dinero. “El BPI no será una vía para eludir las sanciones”, aseguró el portavoz de la institución durante la publicación de su informe trimestral la semana pasada.

Radiografía del panorama económico del Top 100 de las start-ups más importantes del país
El Banco de Pagos Internacionales (BPI) es el sitio donde los gobernadores de los bancos centrales se reúnen para discutir temas de política monetaria. - Foto: Getty Imágenes

Su jefe del departamento monetario y económico, Claudio Borio, avisó en su momento que la guerra en Ucrania complicaría la tarea de los bancos centrales, que ya estaban en proceso de modificar su política monetaria, preparándose para una subida de tipos de interés para hacer frente al incremento de la inflación.

El conflicto ha “aumentado mucho la incertidumbre”, advirtió el vocero, mientras se disparaban los precios de las materias primas energéticas. Creado en 1930 para gestionar las reparaciones de guerra impuestas a Alemania por el Tratado de Versalles, el BPI se ha consolidado con el tiempo como el “banco de los bancos centrales”. El de Rusia fue aceptado como miembro en 1996.

*Con información de Europa Press y AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA. Siga el minuto a minuto de lo que está ocurriendo.