Home

Mundo

Artículo

Al presidente Pedro Castillo se le negó la salida de su país para asistir a la cumbre de la Alianza del Pacífico
El anuncio de Castillo tiene lugar poco más de 30 años después del autogolpe del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), que disolvió el Congreso el 5 de abril de 1992. - Foto: Getty Images / Anadolu Agency / Colaborador

perú

Duelo de poderes en Perú: mientras Pedro Castillo los disuelve, el Congreso adelanta debate para suspenderlo

La sesión del parlamento estaba programada a las 3:00 p. m. Pero en los últimos minutos se tomó la decisión de adelantar la sesión para las 12:30 hora local.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, anunció este miércoles durante un discurso a la nación la disolución del Congreso y la convocatoria de nuevas elecciones parlamentarias, horas antes de enfrentar su tercera moción de censura.

Castillo realizó el anuncio en un discurso a la nación en el que también precisó que habrá un toque de queda en el país desde las 22:00 horas (hora local) hasta las 4:00 a. m., según ha informado el diario La República.

“En atención al reclamo ciudadano a lo largo y ancho del país, tomamos la decisión de establecer un gobierno de excepción orientado a establecer el Estado de derecho y la democracia, a cuyo efecto se dictan las medidas: disolver temporalmente el Congreso de la República e instaurar un gobierno de emergencia excepcional”, ha anunciado.

El mandatario peruano declaró también que todos aquellos ciudadanos que posean “armamento” ilegal deberán entregarlo a la Policía Nacional en un plazo máximo de 72 horas. Además, ha agregado durante su discurso que se reorganizará el sistema de justicia, según ha informado el diario El Comercio.

La sesión del parlamento estaba programada a las 3:00 p. m. (hora de Perú) “con el fin de debatir y votar el pedido de vacancia de la Presidencia de la República”, según lo aprobado por 73 congresistas hace una semana. Pero en los últimos minutos se tomó la decisión de adelantar la sesión para las 12:30 hora local.

Para remover a un presidente, la Constitución de Perú exige 87 votos, una cantidad de la que no dispone la oposición. De los 130 legisladores que conforman el poderoso parlamento, los opositores suman unos 80. Las bancadas oficialistas y grupos afines bordean los 50. La “moción de vacancia” es la tercera contra Castillo en 16 meses en el poder. En marzo, no alcanzó los votos para removerlo y en diciembre de 2021, el Congreso la desestimó antes de debatirla.

La fiscal de la nación, Patricia Benavides, señaló su “rechazo de manera enfática” a “todo quebrantamiento del orden constitucional”, y exhortó al mandatario a “respetar la Constitución, el Estado de Derecho y la democracia que tanto nos ha costado”.

El presidente Pedro Castillo ha dado un golpe de Estado. Ha violado el artículo 117 de la Constitución de Perú y ha pasado a la ilegalidad. Esto es un autogolpe”, dijo a la AFP el analista político Augusto Álvarez.

El anuncio de Castillo tiene lugar poco más de 30 años después del autogolpe del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), que disolvió el Congreso el 5 de abril de 1992.

El Congreso de Perú, dominado por la derecha, tenía programado debatir el miércoles una moción de destitución contra Castillo por “permanente incapacidad moral”, una figura constitucional que ya desembocó en la salida de dos exmandatarios desde 2018.

Por el momento, en las calles de Perú se viven momentos de incertidumbre porque se empieza a visualizar la postura defensiva de las fuerzas del orden, sobre todo en inmediaciones al Congreso peruano y demás sedes del Gobierno.

*Con información de AFP y Europa Press.