Home

Mundo

Artículo

Tras la condena contra la vicepresidenta argentina, Cristina F. de Kirchner, el partido del presidente electo en Brasil, Lula da Silva, le dio su respaldo.
Tras la condena contra la vicepresidenta argentina, Cristina F. de Kirchner, el partido del presidente electo en Brasil, Lula da Silva, le dio su respaldo. - Foto: Reuters / Autor: Agustín Marcarian (izquierda), Adriano Machado (derecha)

mundo

“Víctima de una venganza”: Cristina Fernández, bajo la defensa de presidentes latinoamericanos. Comparan su caso con el de Lula da Silva

Cristina Fernández de Kirchner aseguró que esta condena tiene su origen en la “mafia judicial y la confirmación de la existencia de un sistema paraestatal”.

La condena a seis años de cárcel e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos mantiene en vilo no solo a Argentina sino a la región, después de que se conociera el veredicto por supuesta corrupción contra la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. Poco después de revelarse el fallo, varios líderes latinoamericanos salieron en su defensa.

El dictamen está relacionado con la causa Vialidad. Entre los mandatarios que le salieron al paso al veredicto y manifestaron abiertamente su rechazo está el jefe de Estado mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para quien la sentencia no responde a algo diferente más que a una “venganza”.

“Expreso mi más amplia solidaridad con la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández. No tengo duda de que es víctima de una venganza política y de una vileza antidemocrática del conservadurismo”, sentenció Obrador en su cuenta de Twitter.

Dos horas antes el presidente, Alberto Fernández, reiteró su respaldo a quien hoy día es una de las figuras políticas más importantes en su país. “Ha sido condenada una persona inocente. Alguien a quien los poderes fácticos trataron de estigmatizar a través de medios de comunicación y perseguido a través de jueces complacientes a los que pasean en aviones privados y mansiones de lujo los fines de semana”, señaló.

Bajo la consigna #CubaTeAbraza #TodosConCristina, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel se sumó a las voces que descalificaron el proceso contra la segunda “al mando” en Argentina. “Reiteramos nuestro rechazo a los procesos judiciales políticamente motivados y reafirmamos todo nuestro apoyo y solidaridad a @CFKArgentina frente al acoso judicial y mediático en su contra”.

Respaldo del Partido de Lula

El PT, partido al que pertenece Inácio Lula da Silva, quien hace poco más de un mes se impuso en las urnas sobre el brasileño, Jair Bolsonaro, fue otro de los que rechazó las medidas divulgadas en la jornada anterior. La diputada federal y líder de ese movimiento, Gleisi Hoffmann, extendió su apoyo a Kirchner.

Sobre el caso, la legisladora afirmó que la argentina estaba siendo “víctima de persecución” y que el poder judicial estaba politizando el caso. “¡Adelante, la verdad ganará!”, aseveró en sus redes sociales. Lula, entre tanto, no ha comunicado públicamente un mensaje.

Por su parte, el Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires emitió un comunicado en el que comparó la sentencia hacia Fernández de Kirchner como la que se aplicó contra el jefe de Estado electo en Brasil. En 2017 el representante del PT recibió una condena de 12 años de cárcel, al ser vinculado con delitos de corrupción, de la cual cumplió casi dos años.

“Quieren hacer en Argentina lo mismo que hicieron en Brasil y en otros países de la región: conseguir con un entramado mediático-judicial lo que no pudieron conseguir en las urnas (...). Es una condena a las políticas que se implementaron entre 2003 y 2015. Es una condena ante cualquier dirigente que no se arrodille a los intereses que defiende un grupo de privilegiados”, reza el documento.

En el caso del brasileño, la sentencia en su contra fue anulada luego de que se encontraran irregularidades procesales, razón por la que no hubo impedimento para que le apostara a otra carrera para llegar al Palacio de Planalto. Respecto a la vicepresidenta argentina, ella cuenta con un fuero que la ampara de ser arrestada y porque la sentencia debe quedar firme.

En la jornada anterior Fernández de Kirchner, de 69 años, fue declarada culpable de “administración fraudulenta” en el marco de un presunto otorgamiento de obras viales en la provincia de Santa Cruz. El dictamen da paso a un camino de apelación sin un término definido y durante el cual podría postularse a cargos públicos.