mundo

El “día cero”, la ciudad que dentro de poco se quedará sin agua

Si las respectivas autoridades no toman acción inmediata, se quedarán sin agua.


Kwa Nobuhle es un municipio ubicado a las afueras de la ciudad de Kariega, seguido de KwaLanga en la provincia del Cabo Oriental de la República de Sudáfrica. Y está a punto de llegar el “día cero” respecto al abastecimiento de agua, si las respectivas autoridades no toman acción inmediata.

Hasta el momento, se sabe que desde el mes de marzo muchos de los grifos que permitían la llegada del preciado líquido a los hogares sudafricanos dejaron de hacerlo y solo quedó funcionando uno en aquella zona geográfica; lo más preocupante es que así como Kwa Nobuhle, hay otras más en el lugar conocido como Bahía Nelson Mandela, en la ciudad de Gqeberha, donde solo hay cuatro represas que, con el tiempo, se han secado.

Entre otros datos, se conoció que recientemente una de esas represas tuvo que ser cerrada debido a que por los tubos solamente estaba circulando lodo, más que agua. Por lo que están a días de llegar al llamado “día cero”, que será el momento en que se torne imposible obtener agua, aunque sea un poco, por la falta de mantenimiento y gestión de los mismos.

Pronunciamiento de la ONU sobre la escasez de agua

Así las cosas, la ONU, por su parte, pidió “actuar” inmediatamente contra la sequía y la desertificación para evitar “desastres humanos”, en momentos en que varios países afrontan olas de calor inusuales para la época.

“El momento de actuar es ya: cada acción cuenta”, declaró el secretario ejecutivo de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD, UNCCD, en inglés), Ibrahim Thiaw, en una conferencia mundial en Madrid con ocasión del Día Mundial de Lucha contra la Sequía.

“Lo sabemos todos: un número creciente de personas se ven afectadas por la sequía”, añadió, recordando que “la mitad de la población mundial afrontará una grave escasez de agua en los ocho próximos años”, expresó.

Por ello, es indispensable “poner en marcha sistemas eficaces de alerta precoz y movilizar fondos duraderos para mejorar la resistencia” de las poblaciones a la desertificación, evitando así “desastres humanos”, insistió el dirigente de la ONU.

“No hay lugar en la Tierra donde esconderse. Ningún país, rico o pobre, está al abrigo” del problema, aseguró. Varios países como Estados Unidos, España, Italia y Francia están sufriendo olas de calor extremo inusuales en esta época, cuando no ha llegado todavía el verano en el hemisferio norte, con temperaturas superiores a los 40 °C.

“Estamos ante temperaturas que ya no son una anécdota”, dijo, en la conferencia, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, recordando que estos días se habían alcanzado picos de 43 ºC en algunas ciudades de España.

Los países de la ribera del mar Mediterráneo, entre ellos España, se encuentran entre las zonas del mundo más afectadas por la escasez de agua y las consecuencias del cambio climático. Según el Gobierno español, el 74 % del país está en riesgo de desertificación. Una situación que, según Sánchez, implica una importante labor de “planificación”.

Esta conferencia, organizada en Madrid, llega casi un mes después de la COP15 contra la desertificación, que reunió a 7.000 personas en Abiyán, y que se comprometió a restaurar mil millones de hectáreas de tierras degradadas de aquí a 2030 para responder a la “emergencia climática”.

*Con información de AFP.