Home

Mundo

Artículo

La verdad sobre video del papa Francisco haciendo un truco con un mantel en un altar
El papa Francisco se disculpó y pidió perdón a México por errores cometidos por la Iglesia católica - Foto: AP

mundo

El papa Francisco se disculpó y pidió perdón a México por errores cometidos por la Iglesia católica

El sumo pontífice también se pronunció sobre el aborto y dijo que es un “homicidio” que se está convirtiendo en un “hábito”.

El papa Francisco envió una carta a los feligreses en México con motivo de la conmemoración de los 200 años de independencia del país en la que reconoce errores cometidos por la Iglesia en tiempos pasados y asimismo disculpándose por ellos.

“En diversas ocasiones, tantos mis antecesores como yo mismo, hemos pedido perdón por los pecados personales y sociales, por todas las acciones u omisiones que no contribuyeron a la evangelización”, dijo el sumo pontífice en una carta que fue leída por el cardenal Rogelio Cabrera, arzobispo de Monterrey y presidente del Episcopado Mexicano (CEM), y divulgada en rueda de prensa desde el Palacio Nacional.

Asimismo, insistió en la importancia de mirar hacia atrás para reconocer los errores: “Para fortalecer las raíces es preciso hacer una relectura del pasado, teniendo en cuenta, tanto las luces como las sombras que han forjado la historia del país. Esa mirada retrospectiva incluye necesariamente un proceso de purificación de la memoria, es decir, reconocer los errores cometidos en el pasado que han sido muy dolorosos”, señaló en su mensaje.

Y en ese sentido, agregó: “En esa misma perspectiva, tampoco se pueden ignorar las acciones que, en tiempos más recientes, se cometieron contra el sentimiento religioso cristiano de gran parte del pueblo mexicano, provocando con ello un profundo sufrimiento”.

El mensaje del papa contra el aborto

Por otro lado, el papa pidió a las universidades y hospitales católicos que rechacen las prácticas abortivas, así como las leyes que lo sustentan porque “es un homicidio” que, a su juicio, se ha convertido en algo “normal”, en un “hábito”. Además, alertó que existe una eutanasia encubierta que consiste en dar “solo la mitad” de las medicinas a los ancianos “porque son caras”.

El papa Francisco da la bendición desde la ventana de su estudio que da hacia la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el 5 de septiembre de 2021. (AP Foto/Andrew Medichini)
El papa Francisco da la bendición desde la ventana de su estudio que da hacia la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el 5 de septiembre de 2021. (AP Foto/Andrew Medichini) - Foto: AP

“Para entenderlo bien nos ayuda hacernos una doble pregunta: ¿Es justo eliminar, mandar fuera, una vida humana para resolver un problema? ¿Es justo alquilar un sicario para resolver un problema? Eso es el aborto”, sostuvo el pontífice en el discurso dirigido este lunes a los participantes en la Plenaria de la Pontificia Academia para la Vida.

Francisco condenó el aborto y otras prácticas propias de la cultura del descarte, como la eutanasia, al hacer referencia a las prácticas que limitan el suministro de medicamentos por ser caros. “Como las medicinas son caras, se dan solo la mitad, y eso significa acortar la vida de los ancianos. Con esto nosotros renegamos de la esperanza, la esperanza de los niños que nos dan la vida que nos hacen avanzar, y la esperanza que está en las raíces que nos dan los ancianos. Descartamos los dos”, advirtió.

Así, aseguró que la sociedad actual es “víctima de la cultura del descarte”. Por un lado, “está el descarte de los niños” que no se quieren recibir. En este sentido, recalcó que el aborto “es un camino” que las universidades y hospitales católicos no pueden “recorrer”. Sobre las leyes que legalizan del aborto, comentó que manda a los niños “al remitente y los mata, directamente”. “Hoy esto se ha convertido en un modo ‘normal’, un hábito”, lamentó.

El papa ha instado a ponerse en guardia ante “esta cultura del descarte”. “No es problema de una ley o de otra. Es un problema del descarte. Y sobre este punto, vosotros académicos, universidades católicas, también hospitales católicos, no pueden permitirse mirar a otro lado”, concluyó.

Con información de Europa Press.