conflicto en ucrania

En imágenes: El gigante agujero que dejó un bombardeo ruso en un estadio de Ucrania

El lamentable hecho lo dio a conocer un futbolista ucraniano; por fortuna el hecho no dejó víctimas fatales.


Los ataques de Rusia a Ucrania no cesan, cada día se conocen más datos sobre las víctimas y el panorama desolador que dejan las bombas y el cruce del fuego entre miembros de ambas partes.

El más reciente hecho lo dio a conocer un futbolista ucraniano del Atalanta, cuando posteó a través de su cuenta de Twitter una imagen en la que se evidencia cómo quedó el Estadio Central de Mykolaiv, una región ubicada al oeste del país, luego de que cayera un misil y dejara un gran cráter de aproximadamente 15 metros de profundidad.

El hecho se conoció en las horas de la mañana de este martes y rápidamente se empezaron a difundir imágenes de cómo quedó el estadio, luego de ser blanco del proyectil y compartían datos y comentarios como: “Embudo de 15 metros de profundidad después de que el cohete golpeó el estadio hoy en la mañana”; “el césped del estadio central de Mykolaiv fue “desnazificado” hoy con el “arma de alta precisión” de Putin”; “otro cohete impactó en el estadio central de Mykolaiv. Ha pasado menos de un año desde que se renovó por completo el estadio”.

Asimismo, una cuenta registrada como @lafeivna compartió información sobre la caída de ese misil y agregó datos sobre otro ataque, respecto al estadio, escribió que “las fuerzas armadas de la federación rusa volvieron a disparar contra la ciudad de Mykolaiv por la mañana. Las explosiones rugieron durante 40 minutos”.

Y agregó que “las tropas rusas dispararon 8 misiles en Mykolayiv, 3 de ellos lograron derribar, otros llegaron a diferentes lugares de la ciudad. 2 de ellos impactaron en el poblado abandonado de la brigada 79. Nadie resultó herido, ni civiles ni militares: Alcalde Oleksandr Senkevych”.

Incendio en centro comercial en Kursk

De otro lado, otro misil ruso impactó este lunes un centro comercial en Ucrania y dejó, al menos, 16 muertos y 59 heridos, un acto descrito como “un crimen de guerra” por los dirigentes del G7 reunidos en una cumbre en Alemania. De acuerdo con el jefe de los servicios de emergencia ucranianos, Serguéi Kruk, 25 personas están hospitalizadas.

“Los ataques indiscriminados contra civiles inocentes constituyen un crimen de guerra”, denunció el G7 en una declaración que condena “el ataque abominable” y advirtió consecuencias para el presidente ruso Vladimir Putin.

Según la Fuerza Aérea de Ucrania, el centro comercial de Kremenchuk, “muy frecuentado”, fue atacado con misiles disparados por bombarderos de largo alcance Tu-22 desde la región rusa de Kursk.

En su mensaje, Serguéi Kruk afirmó que sus equipos estaban trabajando “de manera intensa” en “las labores de rescate, la retirada de escombros y la extinción de fuegos” y que “continuarán día y noche”.

“El ataque ruso de hoy contra un centro comercial en Kremenchuk es uno de los actos terroristas más descarados de la historia europea”, denunció en un video el presidente ucraniano Volodímir Zelenski.

El ataque sobre esta ciudad, que contaba con 220.000 habitantes antes de la guerra, fue calificado de “totalmente execrable” por el portavoz de la ONU, Stéphane Dujarric.

A petición de Ucrania, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá este martes de urgencia para evaluar los últimos bombardeos rusos contra objetivos civiles en esta antigua república soviética, indicaron fuentes diplomáticas.

*Con información de Europa Press.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.