mundo

Hacen llamado a ciudadanos de EE. UU. para estar preparados a la temporada de huracanes 2022

El suroeste de Estados Unidos y las islas del Caribe son los lugares más afectados por estos fenómenos meteorológicos.


La temporada de huracanes del Atlántico de 2022 verá la formación de 17 a 21 tormentas con nombre en la cuenca del Atlántico, según investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte en Estados Unidos.

El número de tormentas con nombre pronosticadas está por encima del promedio a largo plazo, según explicó en un comunicado Lian Xie, profesor de ciencias marinas, terrestres y atmosféricas. El promedio a largo plazo (1951 a 2021) de tormentas con nombre es 11.

Es por esto que la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de ese país, lanzó un plan de preparación para los huracanes a todos los ciudadanos que podrían verse afectados por esos fenómenos naturales. Desde el 1 al 7 de mayo la entidad informó sobre los pasos que se deberán tomar en estos casos.

Determinar su riesgo, desarrollar un plan de desalojo, preparar suministros para desastres, obtener verificación del seguro, fortalecer el hogar con estructuras, ayudar al vecino, son algunas de las recomendaciones de la institución estadounidense que envía a los ciudadanos.

También el Centro Nacional de Huracanes hará un evento gratuito el próximo 5 de mayo que será informativo con duración de una hora y dirigido a estudiantes de Estados Unidos hasta octavo grado y sus familias. Será un webinar que hablará sobre la concientización sobre los huracanes, los peligros climáticos que este fenómeno trae y cómo los meteorólogos le brindan la información meteorológica que necesitan los ciudadanos ante una tormenta.

Estas iniciativas se toman debido a que la cuenca del Atlántico, que incluye todo el Océano Atlántico, el Golfo de México y el Mar Caribe, se verá afectada por la temporada de huracanes que se extenderá desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre.

De las 17 a 21 tormentas con nombre pronosticadas, siete a nueve pueden crecer lo suficientemente fuertes como para convertirse en huracanes (el promedio histórico es seis), con la posibilidad de que tres a cinco tormentas se conviertan en huracanes importantes.

El Golfo de México verá una temporada de huracanes activa, aunque más en línea con los promedios históricos, ya que los datos de Xie indican la probabilidad de que se formen de tres a seis tormentas con nombre en la región, de las cuales dos a cinco se convertirán en huracanes y una a dos convirtiéndose en un gran huracán. Los promedios históricos para el Golfo son tres tormentas con nombre y un huracán.

La metodología de Xie evalúa más de 100 años de datos históricos sobre las posiciones e intensidad de los huracanes en el Océano Atlántico, así como otras variables, incluidos los patrones climáticos y las temperaturas de la superficie del mar, para predecir cuántas tormentas se formarán en cada cuenca oceánica.

En medio de la alerta emitida, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) retiró a Ida de la lista rotativa de nombres de tormentas del Atlántico, luego de dejar decenas de muertos y millones de dólares en daños en 2021.

Ida será reemplazada por Imani, dijo la OMM, que considera que los nombres permiten informar mejor sobre los huracanes y alertar a la población contra los daños potenciales de las violentas tempestades. Desde 1953 cuando instauró el sistema, la OMM ha retirado en forma definitiva 94 nombres de su lista rotativa para el Atlántico.

Ida fue el peor huracán de la temporada de 2021, que se extendió del 1 de junio al 30 de noviembre. Arrasó el estado de Luisiana a fines de agosto antes de sembrar caos y muerte más al norte, en Nueva York y alrededores. Ida es responsable de la muerte directa de 55 personas, además de 32 decesos indirectos, en Estados Unidos, según las autoridades de ese país. Washington calcula en 75.000 millones de dólares el monto de los daños causados por los vientos y precipitaciones que acompañaron el paso del huracán Ida.

La temporada de huracanes de 2021 fue la tercera más activa en términos de tempestades con nombre, según los servicios meteorológicos estadounidenses. Al igual que en 2020, la lista de nombres se agotó antes del fin de la temporada, lo que obligó a recurrir al alfabeto griego para designar las tormentas.

Según la OMM, esta actividad superior al promedio se explica por factores climáticos, como el fenómeno la Niña, temperaturas de la superficie marina mayor a lo normal al comienzo de la temporada y las lluvias serán superiores en África Occidental.

Actualmente se discute adelantar la fecha oficial del inicio de la temporada de huracanes al 15 de mayo debido a la frecuencia de tormentas en ese mes.

*Con información de AFP y Europa Press.