mundo

Juez no procesaría a Trump por desacato a cambio de fuerte multa

El juez Arthur Engoron condicionó el retiro de los cargos a cambio también de que la defensa de Trump ofrezca más pruebas de que el expresidente intentó acudir a principios de año a la citación.


El juez de la Corte Suprema de Nueva York, Arthur Engoron, ofreció al expresidente de Estados Unidos Donald Trump retirar el cargo de desacato que pesa sobre él por no comparecer ante la Justicia por un supuesto caso de fraude fiscal a cambio de abonar una multa de 110.000 dólares.

El juez Engoron condicionó también el retiro de los cargos a cambio de que la defensa de Trump ofrezca más pruebas de que el expresidente intentó acudir a principios de año a la citación para comparecer que presentó la Fiscalía General de Nueva York, informa el diario The Hill.

Trump cuenta ahora hasta el 20 de mayo para cumplir con estos requisitos. Engoron declaró en desacato al expresidente por no entregar una serie de documentos que reclamaron y le multó con 10.000 dólares diarios hasta que cumpliera.

Un fallo que se ha encargado de apelar, así como la decisión del juez de hacerlo testificar.

El exmandatario de EE. UU. ha estado evitando comparecer ante la investigación de la fiscal general de Nueva York, Letitia James, a la que acusa de haber orquestado una “caza de brujas” en su contra.

La fiscal James investiga si la Organización Trump cometió fraude al inflar repetidamente el valor de sus activos durante varios años para obtener beneficios fiscales.

Tribunal de EE. UU. rechaza pedido de Trump para reintegrarlo a Twitter

De otra parte, un tribunal de California rechazó recibir una reclamo de Donald Trump contra Twitter, en el que el expresidente de Estados Unidos pedía volver a la red social que lo vetó por incitación a la violencia en enero de 2021.

Trump y sus codemandantes acusan a Twitter de “censura” y de violar su derecho a la libertad de expresión garantizados por la Constitución estadounidense.

Pero “los demandantes no están en posición de fuerza” porque “Twitter es una empresa privada” y “la Primera Enmienda solo se aplica a las restricciones a la palabra impuestas por el gobierno”, explicó el juez californiano James Donato.

Truth Social, la red social de Donald Trump fue lanzada el 20 de febrero y se espera en marzo funcione en su totalidad.
Trump declaró recientemente a medios estadounidenses que no planeaba volver a la plataforma, aunque Musk lo invitara. Lanzó su propia red social en febrero, llamada Truth Social. - Foto: Tomada de Twitter/ @Federores

El reglamento de la plataforma “da el permiso contractual a Twitter de actuar como lo desea con cualquier cuenta o contenido, cualquiera que sea el motivo, e incluso sin motivo”, agregó.

Trump fue vetado de las grandes redes sociales (Twitter, Facebook, YouTube) tras el asalto al Capitolio de sus partidarios, el 6 de enero de 2021, que es acusado de haber alentado.

Las plataformas justificaron su decisión por el riesgo de nuevas incitaciones a la violencia.

Antes de ser vetado de Twitter, el exjefe de Estado contaba unos 89 millones de usuarios. Se dirigía a ellos a diario, alternando anuncios presidenciales y ataques contra sus enemigos políticos.

Trump también pidió al tribunal declarar inconstitucional la Sección 230, una ley de 1996 que protege a los servidores de internet de demandas relacionadas con contenido publicado por terceros.

La sentencia se dictó a escasas semanas de que el magnate Elon Musk acordara la compra de Twitter por 44.000 millones de dólares.

El patrón de Tesla quiere hacer de Twitter un bastión de la libertad de expresión, en los límites previstos por la ley, con una moderación de contenidos mucho menos restrictiva que actualmente.

Considera, como muchos conservadores, que Twitter es culpable de “censura”.

Trump declaró recientemente a medios estadounidenses que no planeaba volver a la plataforma, aunque Musk lo invitara. Lanzó su propia red social en febrero, llamada Truth Social.

Con información de Europa Press y AFP