Home

Mundo

Artículo

strep
Algunos menores de edad pueden portar estreptococos del grupo A en la garganta o en la piel sin presentar síntomas de ninguna enfermedad. - Foto: Getty Images/Image Source

mundo

La bacteria que ya dejó a siete niños muertos en el Reino Unido

Un pequeño tenía 12 años y cursaba estudios de secundaria, mientras el resto de los casos fatales son menores de 10 años y alumnos de primaria y preescolar.

Por consecuencia de la bacteria estreptococo del grupo A (GAS), siete menores de edad han fallecido y se han registrado en Reino Unido en los últimos tres meses, según datos compilados británicos.

De hecho, las últimas cifras oficiales, publicadas el 2 de diciembre, indican que cinco niños murieron en Inglaterra y una escolar en Gales en la nueva oleada de la infección detectada esta temporada.

La séptima víctima mortal se relaciona con un colegio privado de Lewisham, en el sureste de Londres, de acuerdo con el diario dominical Mail On Sunday. El pequeño tenía 12 años y cursaba estudios de secundaria, mientras que el resto de los casos fatales son menores de 10 años y alumnos de primaria o en preescolar.

No se han registrado, de momento, defunciones por IGAS ―la forma más severa de la también llamada Strep A― en Escocia ni en Irlanda del Norte, aunque los casos también se han multiplicado en ambas provincias con respecto a las fases de confinamiento social impuestos durante la pandemia de la covid-19.

estrep
Los estreptococos del grupo A son bacterias que tienden a estar presentes en la garganta y sobre la piel de una persona. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Los estreptococos del grupo A son bacterias que tienden a estar presentes en la garganta y sobre la piel de una persona. La mayoría de las infecciones por GAS producen enfermedades relativamente leves, como el estreptococo de garganta y el impétigo (infección en la piel), según El Mundo, de España.

No obstante, hay que tener en cuenta que en ciertas ocasiones estas bacterias pueden provocar enfermedades más graves, como la fascitis necrotizante (denominada “la bacteria carnívora”, porque la infección progresa rápidamente por la piel y los tejidos blandos) y el síndrome de shock tóxico estreptocócico (STSS), de extrema gravedad en menores de cinco años.

Por otra parte, neumonía, amigdalitis o escarlatina se mencionan entre las dolencias más comunes causadas por esta bacteria. Además, algunos menores de edad pueden portar estreptococos del grupo A en la garganta o en la piel sin presentar síntomas de ninguna enfermedad. El tratamiento más extendido se centra en administrar antibióticos lo antes posible.

Síntomas

  • Dolor de garganta.
  • Irritación en las amígdalas.
  • Fiebre alta.
  • Dolores musculares y erupciones cutáneas.

Las autoridades sanitarias por su parte, recomiendan a los padres y cuidadores que se mantengan vigilantes y consulten al médico si sus hijos no mejoran o muestran signos de vómitos, pérdida del apetito o incluso, deshidratación.

En casos de incertidumbre en el diagnóstico del menor o del adulto se recomienda su exclusión del centro escolar o del trabajo durante al menos 24 horas después de ser tratados con antibióticos. Las pruebas de laboratorio no indican que haya una nueva variante de la bacteria en circulación en Gran Bretaña.

¿Cómo es la forma de contagio?

Se contagia por contacto directo con secreciones nasales o de la garganta de personas con lesiones cutáneas infectadas.

El riesgo de contagio es mayor cuando el portador ha desarrollado síntomas, la presencia de estreptococos se localiza en la garganta o presenta heridas infectadas.

La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) advirtió en su último parte nacional de un aumento en los resultados de pruebas de escarlatina en la temporada actual, por encima de la media esperada en esta época del año.

Asimismo, se han disparado las notificaciones de infección IGAS, aunque a un ritmo menos pronunciado. Aun así, el nivel de la infección IGAS en menores de 10 años está por encima del registrado antes de la pandemia y “sustancialmente superior” a los detectados en los dos últimos años.