mundo

Lasso pone fin al toque de queda en tres provincias tras la terminación de las protestas

La medida fue anunciada este viernes por el mandatario ecuatoriano.


Tras el fin de las protestas acordado por el Gobierno de Ecuador y las organizaciones indigenistas, el presidente Guillermo Lasso anunció este viernes el fin del toque de queda en las provincias de Azuay, Sucumbíos y Orellana.

El acuerdo al que llegaron en la noche del jueves el gobierno del vecino país y las organizaciones indigenistas por las protestas, que puso fin a las movilizaciones tras pactar una nueva bajada del combustible, ha servido para que Lasso eliminara la restricción a la movilidad en las tres provincias ecuatorianas, según detalló en un comunicado la Presidencia de Ecuador.

Aún así, en estas tres provincias continuará vigente el estado de excepción, así como en Imbabura, donde también se decretó el régimen de excepción el pasado 29 de junio aunque no se impusieron medidas que restringieran la movilidad de las personas.

“Notifíquese el cese de la suspensión del ejercicio del derecho al libre tránsito conforme lo aquí dispuesto”, señala el decreto ley compartido en un comunicado por la Presidencia del vecino país.

Manifestantes dejan Quito

Tras 18 días de movilizaciones, las organizaciones indigenistas han empezado a salir desde Quito, la capital ecuatoriana, hacia sus comunidades en otras partes del país.

“Venimos juntos y nos vamos juntos”, ha espetado Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), quien impulsó las movilizaciones desde el pasado 13 de junio, ha informado ‘La Hora’.

“Hemos demostrado nuevamente la fortaleza indígena”, ha agregado la militante indigenista Elena Condo, antes de emprender camino a Cotopaxi, en declaraciones al citado diario.

En el Parque el Arbolito, tradicional lugar de encuentro y protesta de las organizaciones indigenistas, cuadrillas de limpieza del Ayuntamiento de Quito han trabajado durante este viernes en la limpieza y la reparación de daños. Las primeras estimaciones señalan que los costes de restaurar la ciudad superarán los 950.000 euros.

“Ecuador perdió 1.000 millones de dólares”

El ministro de Producción, Julio Prado, ha asegurado que Ecuador perdió más de 950 millones de euros (1.000 millones de dólares) debido a los 18 días de las movilizaciones que han tenido lugar en el país.

Estas cifras, que Prado ha adelantado durante una reunión del Comité de Operaciones de Emergencia (COE Nacional) y al que ha tenido acceso ‘El Telégrafo’, podrían aumentar con el balance definitivo que el Banco Central de Ecuador presentará en los próximas días. “Por día, se calculan pérdidas por 52 millones de euros”, dijo el ministro Prado.

En este sentido, el ejecutivo ecuatoriano ha recordado que el paro provocado durante la crisis de la covid-19 supuso para la economía del país unas pérdidas similares a las provocadas por las protestas: 743 millones de euros para el sector privado, 215 millones de euros para el sector público.

Entre los principales afectados por la movilizaciones, se encuentran el sector avícola, con 29 millones de euros en pérdidas; la industria láctea, con 28 millones; o el turístico, que supera con creces los 65 millones de euros, según datos del Ministerio de Producción.

Con información de Europa Press