Home

Mundo

Artículo

Una niña sostiene un cartel de Madeleine McCann dentro de Celtic Park el 12 de mayo de 2007 en Glasgow, Escocia. El niño de tres años desapareció de un centro vacacional en Praia da Luz en Portugal el 3 de mayo.
Una niña sostiene un cartel de Madeleine McCann dentro de Celtic Park el 12 de mayo de 2007 en Glasgow, Escocia. El niño de tres años desapareció de un centro vacacional en Praia da Luz en Portugal el 3 de mayo. | Foto: Getty Images

Mundo

Los siete misterios del caso de Madeleine McCann, la niña desaparecida de 2007, y que todavía sigue dando de qué hablar

El caso de la niña inglesa de cuatro años desaparecida hace más de 15 años en Portugal, aún es un misterio, después de que una joven polaca afirmara que es la menor.

21 de febrero de 2023

El caso de Madeleine McCann sigue dando de qué hablar tras más de 16 años de su desaparición, después de que las autoridades jamás lograron tener una respuesta sobre su paradero. Esto, mientras la joven Julia Wendell asegura, a través de las redes sociales, que ella es la niña desaparecida en 2007 en Portugal. Todo este entramado tiene varias preguntas clave para entender lo ocurrido.

1. ¿Fueron culpables los papás de Madeleine?

Sin embargo, esta teoría fue descartada rápidamente por las autoridades, que interrogaron a los padres durante más de 16 horas, aunque para muchas personas los McCann siempre fueron los culpables, ya que durante un tiempo el ojo mediático se puso sobre ellos. También un comisario portugués expandió la teoría de que el mismo padre ocultó el cadáver con ayuda del servicio secreto británico, pero fue demandado y se tuvo que retractar.

2. ¿Es Julia Wendell realmente Madeleine McCann?

Actualmente, el misterio más grande es si la joven polaca Julia Wendell es en realidad Madeleine McCann, esto después de que dijera a través de sus redes sociales que quería reunirse con sus supuestos padres y hacerse una prueba de ADN, algo que parece que ellos aceptaron ante la presión y la ilusión de reunirse con su hija desaparecida hace más de 15 años.

Aun así, según varios estudios biométricos que comparan los rasgos de la polaca con la niña desaparecida, arrojan que ella no sería la menor desaparecida hace años en su apartamento vacacional en Portugal, mientras sus padres cenaban a unos metros con un grupo de amigos.

Kate y Gerry McCann sostienen una imagen policial de edad avanzada de su hija durante una conferencia de prensa para conmemorar el quinto aniversario de la desaparición de Madeleine McCann, el 2 de mayo de 2012 en Londres
Kate y Gerry McCann, de edad avanzada, sostienen una imagen policial de su hija durante una conferencia de prensa para conmemorar el quinto aniversario de la desaparición de Madeleine McCann, el 2 de mayo de 2012 en Londres | Foto: Getty Images

3. El misterio Christian Brueckner, el único sospechoso del caso

El único sospechoso de la desaparición es el prisionero alemán Christian Brueckner, quien fue sindicado como sospechoso hace dos años. Según los informes policiales, el hombre conducía una autocaravana cerca del resort Praia da Luz en Portugal, donde la niña desapareció el 3 de mayo de 2007 y tiene un largo historial de abusos hacia menores; actualmente está preso por la violación y asesinato de una mujer de 72 años.

Brueckner siempre ha dicho que no es culpable y que ese día se encontraba en compañía de otra mujer a varios kilómetros del hecho. Las autoridades portuguesas e inglesas nunca pudieron concluir si el hombre había sido culpable o no de raptar a la menor, aunque declaran que la investigación se mantiene activa.

4. Las otras Madeleines

Julia Wendell no es la primera que dice ser Madeleine. Tras su desparción, otras tres mujeres a lo largo de los años han dicho ser la niña desaparecida, algunas más convincentes que otras.

La primera fue Embla Jauhojärvi, una joven suiza quien en 2016 se presentó a los medios afirmando ser la niña perdida; sin embargo, esto fue rápidamente desmentido. En primer lugar, porque al momento de su anuncio ella tenía 21 años de edad mientras que Madeleine debía tener solo 13. Además, el padre de la joven suiza terminó por desmentir las afirmaciones de su hija, diciendo que en realidad esta sufría de asperger y que hacía seis meses había huido de casa y se encontraba viviendo como indigente en Roma, Italia.

Un año después en redes sociales se afirmaba que Harriet Brooks, una estudiante de la universidad de Leeds en Inglaterra, era la niña perdida. Los amigos de Brooks empezaron a publicar fotos de esta para compararla con la pequeña Madeleine, pues ellos afirmaban estar seguros de que su amiga en verdad era la niña. No obstante, al igual que en el caso anterior la edad no coincidía, pues Harriet ya estaba en la universidad y Madeleine hasta ahora cumpliría 14 años de edad.

Por último, el caso más reciente antes del de Julia Wenedell, fue el de una tiktoker que se hacía llamar Maddie. La chica durante el año 2021 comenzó una campaña en redes donde afirmaba ser Madeleine, mostraba fotos de ella cuando era pequeña y las comparaba con las de la niña, El caso tomó relevancia porque la edad, la nacionalidad y el nombre coincidían, pero al igual que en las veces anteriores esto se probó falso y la ‘tiktoker’ fue acusada de burlarse de la desaparición de la niña y utilizarla para aumentar su fama.

Christian Brueckner, principal sospechoso de la desaparición de la menor.
Christian Brueckner, principal sospechoso de la desaparición de la menor. | Foto: Getty Images

5. ¿Existen posibilidades de que siga con vida?

Sus padres no pierden la esperanza de que aparezca con vida, pero después de más de 10 años de investigaciones y más de 14 millones de dólares invertidos en el caso por parte de las autoridades, estas dicen que las posibilidades de encontrarla con vida son nulas. De hecho, ante la polémica que rodea a la identidad de Julia Wendell, la Policía Metropolitana de Londres dijo que no creen que ella sea Madeleine porque sencillamente la niña está muerta.

Ellos afirman que la pequeña fue asesinada el mismo día de su desaparición, por lo que no es posible que la joven polaca sea Madeleine. A estas acusaciones se suman las de un fiscal alemán que llevó el caso del presunto culpable Christian Brueckner, este dijo “No puedo decirles sobre qué base asumimos que está muerta. Pero para nosotros, no hay otra posibilidad. No hay esperanza de que esté viva”.

6. En caso de que se esclarezcan los hechos, ¿qué pasará?

Debería ser claro que si se llega una respuesta, bien sea que Madeleine esté viva o que haya muerto, los responsables del hecho sean judicializados, sin embargo, esto no es así. De acuerdo con las autoridades de Portugal, después de 15 años es difícil judicializar a alguien por un delito, entonces aunque se confirme la muerte de la menor, legalmente va a ser complicado que los responsables enfrenten las consecuencias.

Por otro lado, en caso de que Madeleine esté viva y haya sido abusada sexualmente, se tiene plazo hasta que ella cumpla 23 años para poder judicializar a los culpables.

La familia McCann se encontraba en Portugal cuando desapareció Madeleine, una niña de 3 años de edad de la que hasta el momento no se sabe de su paradero 16 años después de desaparecer.
La familia McCann se encontraba en Portugal cuando desapareció Madeleine, una niña de 3 años de edad de la que hasta el momento no se sabe de su paradero 16 años después de desaparecer. | Foto: Getty Images

7. ¿Apareció en España?

En septiembre de 2008 una pareja de turistas británicos viajó a Mallorca, España, y allí aseguraron haber visto a la niña junto a una pareja de dos mujeres. Dijeron que en su momento les pareció extraño, pues la niña coincidía con la descripción hecha por la Policía británica y las dos mujeres eran de tez morena y no compartían parecido físico.

La pareja dijo haber reportado el caso al hotel y posteriormente a las autoridades españolas y británicas, pero cuando se fue a buscar a las dos mujeres estas habían desaparecido y no se pudo encontrar registro alguno de ellas o de la niña que supuestamente era Madeleine.