mundo

Luto en Nigeria por masacre de 34 personas, la mayoría mujeres y niños

Según un vocero gubernamental, dos sospechosos fueron detenidos y son interrogados. Además, al menos 20 viviendas fueron destruidas.


Un total de 34 civiles fueron asesinados en la noche del domingo por hombres armados que atacaron un pueblo situado en el estado de Kaduna, en el noroeste de Nigeria, azotado por la violencia de grupos criminales, informaron este lunes las autoridades locales.

“Hombres no identificados atacaron la aldea de Madamai, en el distrito de Kaura. Treinta y cuatro habitantes murieron en el ataque. Siete resultaron heridos”, dijo el jefe de seguridad de Kaduna, Samuel Aruwan, en un comunicado.

El ataque tuvo lugar en las comunidades de Madamai y Abun, en la región de Kaura, según informó el diario nigeriano Daily Post citando fuentes propias. Los atacantes han destruido varias viviendas en poco más de una hora de asalto.

Entre los fallecidos habría 13 miembros de una misma familia, según el periódico “This Day”, que eleva a una veintena las viviendas destruidas de acuerdo con una versión entregada por el sacerdote católico Michael Magaji, de la diócesis de Kafanchan.

Magaji aseguró que la mayoría de los fallecidos eran mujeres y niños.

“Estoy en el hospital. Hemos traído 32 cadáveres para su enterramiento. Tenemos ocho personas heridas que están recibiendo atención”, indicó.

Agregó que “queremos un funeral conjunto para llamar la atención del mundo sobre lo que está ocurriendo a nuestra gente”, explicó.

Entre tanto, en el comunicado el jefe de seguridad de Kaduna señaló que “soldados fueron enviados al lugar donde ocurrió el ataque y allí recibieron disparos, antes de obligar a los atacantes a retirarse tras intensos tiroteos”.

El documento agregó que “algunas casas fueron incendiadas por los atacantes en uno de los extremos del pueblo. Las tropas apagaron el fuego en tres casas y salvaron a seis habitantes de las llamas”.

Según el responsable, dos sospechosos fueron detenidos y son interrogados. Otras ocho personas fallecieron este lunes en la misma región en un ataque de represalia.

Un portavoz de la Policía del estado de Kaduna, Muhammed Jalige, confirmó el incidente del domingo, pero no ha podido concretar un balance de víctimas.

“He recibido llamadas sobre este incidente y estamos haciendo gestiones para contactar con nuestro personal en la zona y conseguir más detalles”, puntualizó.

Por su parte, el senador por Kaduna del Sur, Danjuma La’ah, pidió calma a la población, pero advirtió a las autoridades de que “si no toma medidas para afrontar esta situación, la gente no tendrá más opción que organizarse para defenderse”.

Desde hace años, bandas criminales, llamadas localmente bandidos, saquean pueblos, roban ganado y practican secuestros a cambio de rescates.

Colegio Nigeria
La masacre de las 34 personas ocurre apenas unas horas después de que secuestradores de más de 100 estudiantes de una escuela de Nigeria hace más de dos meses liberaron a otros 10 rehenes tras el pago del rescate, dijo el jefe de una asociación de padres. (AP Photo) - Foto: AP

Este año, esas bandas tomaron por objetivo escuelas y universidades, secuestrando a más de 1.400 alumnos, según la Unicef.

Les bandas criminales se refugian generalmente en el bosque de Rugu, que se extiende por los estados de Kaduna, Katsina, Zamfara y Níger.

Pero desde el inicio del mes de septiembre, una operación militar está en curso en el estado de Zamfara, principal escondite de los bandidos, y los Estados vecinos se preocupan por el posible desplazamiento de los delincuentes a su territorio.

Asaltantes nigerianos liberan secuestrados

La masacre de las 34 personas ocurre apenas unas horas después de que secuestradores de más de 100 estudiantes de una escuela de Nigeria hace más de dos meses, liberaron a otros 10 rehenes tras el pago del rescate, dijo el jefe de una asociación de padres.

El pasado 5 de julio, los asaltantes irrumpieron en el Colegio Bethel Baptist en las afueras de la ciudad de Kaduna, donde se llevaron a 121 alumnos que dormían en sus habitaciones.

Este caso fue parte de una cadena de secuestros de bandas armadas que aterrorizan el noroeste y centro de Nigeria con saqueos, secuestros y robo de ganado.

Las bandas últimamente han secuestrado alumnos de escuelas y colegios para exigir el pago de rescate de sus padres y autoridades.

“Los secuestradores liberaron a otros 10 estudiantes luego de que cumplimos sus demandas financieras, como con los estudiantes previamente liberados”, dijo Joseph Hayab, de la asociación de padres, sin revelar el monto pagado.

Otros 10 alumnos fueron liberados una semana antes.

“Tenemos a otros 11 estudiantes en cautiverio y esperamos que todos sean liberados la próxima vez que alcancemos un acuerdo con los bandidos”, dijo Hayab.

Hasta ahora 110 alumnos han sido liberados o han logrado escapar de los secuestradores. Tres de los secuestradores fueron arrestados, dijo el portavoz de la Policía Nacional, Frank Mba.

Desde diciembre, más de mil estudiantes han sido raptados en el norte de Nigeria, aunque la mayoría fueron liberados mediante negociaciones.

En agosto, los bandidos liberaron a 93 alumnos secuestrados de un seminario islámico en el centro del país, después de tres meses de cautiverio.

Con información de la AFP y Europa Press.