chile

Mala calidad del aire obliga a decretar alerta ambiental en Región Metropolitana de Santiago, Chile

En virtud de la alerta, las autoridades implementaron restricción de tránsito para algunos vehículos, la prohibición de quemas y calefacción, y sugirieron no dar clases de educación física.


A través de sus redes sociales, autoridades de la Región Metropolitana de la ciudad de Santiago, capital de Chile, dieron a conocer que, debido a las actuales condiciones que presenta el aire en referida zona del país, se vieron obligados a decretar la alerta ambiental para ese sector, durante la presente jornada del jueves 30 de junio de 2022.

Según advierte la Delegación Presidencial de la Región Metropolitana, según las mediciones adelantadas periódicamente sobre la calidad del aire, estas evidencian la existencia de “condiciones adversas de ventilación en la cuenta de Santiago”, por lo que se hace necesaria la implementación de medidas encaminadas a disminuir los niveles de contaminación, en procura de mejorar la calidad del aire, y con ello la salubridad, en tanto la actual situación representa un fehaciente peligro para las personas que habitan en la zona.

En ese sentido, las autoridades de Santiago y su región Metropolitana explicaron que la entrada en vigor de la referida alerta ambiental representa una serie de medidas orientadas a reducir los niveles de contaminación, lo cual podría significar algunos impasses para un sector de la población, pero están orientadas para el bien común.

Una de las medidas referidas a la alerta ambiental, se traduce en la imposición de una serie de restricciones vehiculares que afectarán a los vehículos ‘sello verde’, inscritos con antelación a septiembre de 2011, estableciendo que, en ese caso, se verán afectados este viernes los vehículos con matrículas terminadas en 6 y 7, mientras que la restricción para los vehículos sin el referido sello verde, aplica para un mayor número de vehículos, siendo los afectados los de las matrículas finalizadas en 2, 3, 4 y 5.

En ese sentido, se busca reducir la cantidad de gases contaminantes a través de la reducción de los vehículos que transiten en las calles durante la vigencia de la medida.

De igual modo, y en procura de mejorar la calidad del aire a través de la supresión de nuevos agentes contaminantes, las autoridades ambientales de la Región Metropolitana de Santiago, han dispuesto que se prohíba, durante la vigencia de la actual alerta, el uso de dispositivos de calefacción que operen a través de la combustión de leña.

Dicha medida aplica para toda la provincia de Santiago de Chile, y se extiende también a algunas comunas aledañas, entre las que se cuentan Puente Alto y San Bernardo.

En ese sentido, según detallan medios locales como el diario ADN, la medida excluye la prohibición sobre los denominados Pellets.

De igual modo, y respondiendo a los mismos argumentos de la prohibición de medios de calefacción antes mencionados, las autoridades también advirtieron la prohibición de las llamadas quemas agrícolas, refiriendo el daño que hacen estas sobre la calidad del aire.

Además, con el decreto de emergencia por calidad de aire en la provincia de Santiago, también se prevé el fortalecimiento o ‘intensificación’ de las labores de fiscalización al cumplimiento de las normas ambientales, con el propósito de garantizar su respeto por parte de la comunidad, y con ello, propender por la consecución de las metas trazadas con su imposición.

En virtud de la difícil situación ambiental que atraviesa Santiago, las autoridades sanitarias también han elevado un llamado a las instituciones de educación, para que, en el marco de las actividades físicas previstas para los estudiantes, estas puedan ser suspendidas o modificadas, de forma tal que no revistan un riesgo para los menores; recomendación que también aplica para las personas que suelen hacer deporte en la zona sobre la que opera la actual emergencia.