mundo

Mayor gasto de EE. UU. en tratamiento contra el cáncer no mejora sobrevivencia: estudio

Estados Unidos destina, por lejos, la mayor cantidad de fondos en el mundo: gasta 220.000 millones dólares anuales para tratar a pacientes oncológicos.


Estados Unidos gasta en la atención del cáncer dos veces más que el promedio de los países de altos ingresos, pero está a mitad de tabla en cuanto a resultados, dice un estudio divulgado este viernes en la revista Journal of the American Health Association (JAMA).

“Existe la generalizada percepción de que Estados Unidos ofrece los tratamientos contra el cáncer más avanzados del mundo”, dice el principal autor del estudio Ryan Chow, de la Universidad de Yale.

Estados Unidos destaca por desarrollar nuevos tratamientos y aprobarlos más rápidamente que otros países; por eso, los autores del artículos quisieron saber si eso se traducía en mejores resultados.

De los 22 países de mayores ingresos, Estados Unidos destina, por lejos, la mayor cantidad de fondos: gasta 220.000 millones dólares anuales para tratar el cáncer, lo que equivale unos 600 per cápita, en comparación a los 300 dólares per cápita de países de ingresos altos.

Pero los investigadores percibieron que ese mayor gasto no se refleja en mejores tasas de mortalidad por cáncer. “En otras palabras, países que más gastan en cáncer, no necesariamente tienen mejores resultados”, dijo Chow.

Estados Unidos está apenas levemente mejor que el promedio pero seis países -Australia, Finlandia, Islandia, Japón, Corea del Sur y Suiza- gastan menos y logran mejores resultados.

De los países estudiados, Corea del sur y Japón tienen las menores tasas de mortalidad por cáncer, mientras que Dinamarca tiene la más alta seguida de Francia.

El tabaquismo es el mayor factor de muerte por cáncer, lo cual explica tasas menores en países que tradicionalmente tienen menos fumadores, como Estados Unidos.

El ibuprofeno es uno de los medicamentos más utilizados para tratar dolores. Foto: Getty images.
La mayor parte del crecimiento de gasto en medicamentos es atribuido a nuevos tipos de drogas, como los anticuerpos monoclonales, inhibidores de quinasa o inhibidores de punto de control inmunitario aun cuando la evidencia en su favor es marginal. - Foto: Foto: Getty images.

Tras revisar las tasas de fumadores, los investigadores encontraron que Estados Unidos está exactamente en la mitad. Nueve países - Australia, Finlandia, Islandia, Japón, Corea del Sur, Luxemburgo, Noruega, España y Suiza- tienen menores tasas de mortalidad por cánceres vinculados al tabaquismo.

Medicamentos y otros factores

Varios factores están detrás de los crecientes costos en Estados Unidos, escribió el equipo. Los gastos en medicinas contra el cáncer son el 37 % de los desembolsos de los seguros médicos privados de Estados Unidos. Y esos remedios son mucho más caros en Estados Unidos que en otros países.

A diferencia de países con sistemas públicos de salud, el seguro Medicad, que está a cargo del gobierno estadounidense, no puede negociar el precio de las medicinas.

Además, la agencia estadounidense de alimentos y remedios (FDA) no considera los precios cuando evalúa la aprobación de una medicina. En otros países, con Gran Bretaña, eso se toma en cuenta.

La mayor parte del crecimiento de gasto en medicamentos es atribuido a nuevos tipos de drogas, como los anticuerpos monoclonales, inhibidores de quinasa o inhibidores de punto de control inmunitario aun cuando la evidencia en su favor es marginal.

Finalmente el tratamiento médico es también más agresivo en Estados Unidos. “En los últimos seis meses de vida, la tasa pacientes cancerosos estadounidenses ingresados a unidades de cuidados duplica la de otros países y es más probable que reciban quimioterapia”, escribió el equipo.

Sociedades especializadas abogan por una mayor vigilancia de la sugerida en los manuales lo cual aumenta los costos. Tumores de bajo riesgo, como los de la próstata en sus primeras etapas, a menudo son extirpados a pesar de es improbable que causen daño si no son tratados.

“Otros países y sistemas tienen mucho que enseñar a Estados Unidos si podemos estar abiertos a cambiar”, dijo la coautora del informe, Elizabeth Bradley, presidenta de la universidad Vassar College.

*Con información de la AFP.