mundo

Mujer recorre todos los días una estación del metro para escuchar a su esposo muerto

La mujer bajaba al subterráneo y esperaba pacientemente para escuchar a su esposo; en definitiva, una historia que retrata el amor inmortal.


En una de las estaciones del metro de Londres Margaret, esposa del reconocido actor de Reino Unido Oswald Laurence, se sienta para escuchar la voz de su amado que quedó inmortalizada por medio de una composición musical llamada ´Mind the Gap, Please´ (Cuidado con la brecha, por favor).

Iniciaba la década de los años sesenta y Oswald prestó su voz a la empresa de transporte masivo para grabar un cálido aviso. Según el diario La Nación, el nombre de la canción envía un mensaje en referencia al espacio que existe entre la formación del subterráneo y la estación.

Luego de años, la frase se convirtió en una expresión cotidiana que los usuarios del metro adoptaron. Sin embargo, el citado portal dice que para el año de 2007 todo cambió. Lawrence falleció a los 86 años y su esposa, Margaret McCollum, quería mantenerse cerca a su amor, por lo que día tras día se dirigía a la estación Embankment en la línea Northern Line y, mientras cerraba los ojos, se sentaba en una banca a escuchar a su difunto compañero de vida.

Solo era esperar a que el subterráneo llegara para que sonara el popular ´Mind the Gap´ y así Margaret recordaría a Lawrence, como cuando tomaban un café en plena juventud.

No obstante, con la llegada de la era digital y las nuevas tecnologías la empresas cambiaron los anuncios personalizados por voces computarizadas y el Metro de Londres no fue la excepción. Sin esperarlo, un día Margaret iba de camino a escuchar a su esposo, pero, con un nudo en el corazón, notó que ya no estaba.

De acuerdo con información recopilada por el citado medio, la mujer no aguantó y se dirigió a las oficinas de la organización de transporte para saber el por qué del cambio de sonido que usualmente solía escuchar. Los empleados del servicio le comentaron que ya no era posible reproducir la voz de Oswald, pero que le ayudarían a grabar la voz de su esposo en un CD.

La historia de amor fue tan conmovedora que los rumores se extendieron hasta la dirección del subterráneo. Allí, conmovido por Margaret, el director del Metro decidió hacer una excepción.

Nos conmovió mucho su historia, por lo que el personal localizó el registro y no solo realizaron una copia del anuncio para que ella pudiera tenerla, sino que están trabajando para poder recuperarlo en la estación Embankment”, dijo uno de los funcionarios de la empresa en aquel entonces.

Actualmente, todas las voces que se pueden escuchar en el metro de Londres son emitidas por efectos digitales y neutrales, a excepción de Embankment; allí Margaret aún puede escuchar a su amado esposo, mientras se sienta en una banca.

“Mind the Gap, please; Mind the Gap, please”, dice Oswald. Ella mira y sonríe, el subterráneo se va y ella sube las escaleras para ir a su casa. Se reencontró con él, una vez más como lo hizo durante tantos años, consigna La Nación.

La historia de amor inmortal saltó a la fama en 2013, durante esa época McCollum hizo la petición a la empresa de transporte y, a su vez, se realizó la reinstalación de la voz del actor. Se ha convertido en tendencia durante las últimas horas gracias a un hilo narrativo que se publicó en Twitter. De hecho, existe un cortometraje basado en la historia real.

“Esta película captura perfectamente lo desgarrador que sería perder esa última parte de la persona que amas”; “Por favor, aprecia cada momento que tienes con la persona que amas. Cuando se hayan ido, esto es lo que te queda”, y “¡Gracias, Oswald! su recordatorio sigue siendo útil”, son algunos de los comentarios que se pueden leer en la producción audiovisual lanzada en el año 2014.