Home

Mundo

Artículo

Los ciudadanos chinos viven de nuevo estrictos encierros y restricciones por el aumento de casos de covid-19.
Los ciudadanos chinos viven de nuevo estrictos encierros y restricciones por el aumento de casos de covid-19. - Foto: getty images

china

Política de ‘cero covid’ en China habría afectado respuesta de bomberos en incendio que dejó 10 muertos

El hecho se produjo en la región de Xinjiang y ha provocado la furia contra las restricciones dadas por el gobierno de Xi Jinping desde el inicio de la pandemia.

Un mortal incendio en la región de Xinjiang, en el noroeste de China, desató una ola de furia por la política de “cero covid”, en momentos en que el país lucha contra el hartazgo de la población hacia esta estrategia para contener el coronavirus.

Diez personas murieron y nueve resultaron heridas en un incendio que arrasó la noche del jueves un edificio residencial en la capital regional de Urumqi, según la agencia estatal Xinhua. Comentarios en redes sociales chinas e internacionales han señalado desde el viernes que los extensos confinamientos por covid en la ciudad complicaron los esfuerzos de rescate.

Algunos videos parecieron mostrar a multitudes protestando en las calles de Urumqi contra las medidas. La creciente frustración con la política de tolerancia cero ante el covid ha generado también protestas en otras ciudades.

China es la última de las grandes economías que sigue la estrategia de “cero covid”, con confinamientos, cuarentenas extensas y pruebas masivas para erradicar los brotes que surgen.

Los temores de cierre de Shanghai regresan en medio del aumento de casos de COVID
Un trabajador con traje protector habla por teléfono detrás de una barrera en un área sellada tras el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19), en Shanghái, China. - Foto: REUTERS

“Levanten los confinamientos”

Imágenes parcialmente verificadas por AFP muestran a cientos de personas congregadas en las afueras de las oficinas del gobierno local de Urumqi coreando “levanten los confinamientos”. En otro video, decenas de personas aparecen marchando por un barrio en el este de la ciudad, gritando la misma consigna.

La ola de descontento llegó a la red social china Weibo, donde se publicaron reclamos de que vehículos eléctricos estacionados que quedaron sin energía durante los confinamientos impidieron a los camiones de bomberos ingresar a una calle estrecha para llegar al edificio en llamas. Las autoridades chinas censuran el contenido en internet que consideran políticamente sensible y al parecer eliminaron varios comentarios sobre el incendio.

La policía de Urumqi dijo el viernes en Weibo que detuvieron a una mujer de apellido Su por “propagar rumores en internet” sobre el número de víctimas en el siniestro. Una investigación preliminar reveló que el incendio fue causado por un tablero de enchufes en el dormitorio familiar de uno de los apartamentos, según la televisión estatal CCTV.

El rescate se vio complicado por “la falta de espacios de estacionamiento y un gran número de vehículos privados a ambos lados” de una calle estrecha que lleva al edificio, dijo a periodistas el jefe de los bomberos locales, Li Wensheng. Los controles sanitarios confinaron durante semanas a algunas comunidades de Urumqi, una ciudad de cuatro millones de habitantes.

En imágenes : Brote de COVID-19 en Shanghái
Trabajadores con trajes protectores montan triciclos y scooters eléctricos durante el encierro, en medio de la pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), en Shanghái, China. - Foto: REUTERS

Después de las protestas, las autoridades indicaron que la ciudad “básicamente redujo a cero las transmisiones sociales” y “restaurará el orden normal de vida para los habitantes en zonas de bajo riesgo de manera ordenada”. China también registró protestas en una enorme fábrica con un foco infeccioso de covid-19 en la ciudad de Zhengzhou, que llevó a manifestaciones por cuestiones salariales y de condiciones laborales.

A más de dos años desde que el mundo se enfrentó a una nueva pandemia, y cuyos primeros casos fueron detectados en China, el ‘gigante’ asiático se enfrenta nuevamente a una ‘racha’ de contagios. Las autoridades buscan mitigar su expansión con la política de ‘cero covid’, pero el país, cansado de los confinamientos, se mantiene al margen.

Este viernes 25 de noviembre, la nación contabilizó más de 36.000 nuevos casos de coronavirus, siendo un nuevo récord desde que se propagó el virus, según informó el sitio web oficial del Instituto Nacional de Salud. El reporte indica 3.474 infecciones con síntomas (de estas 69 importadas), mientras que la cifra restante es asintomática.

Con información de AFP.