mundo

Rusia dice que negociaciones con Ucrania están rotas

En días pasados el presidente ucraniano reiteró su disposición para reunirse con Putin.


El Gobierno ruso dio a conocer recientemente que actualmente no hay negociaciones en marcha con Ucrania para terminar con la guerra, según aseguró, por la falta de compromiso, pues hay un diálogo sin resultados prácticos.

Al respecto, el viceministro de Exteriores ruso, Andrei Rudenko, aseguró en entrevista con la agencia de noticias TASS que “las conversaciones no siguen. De hecho, Ucrania salió de este proceso”, explicó.

Los rusos dijeron que Ucrania no dan respuesta a sus propuestas y el mismo Putin le dijo a su homólogo finlandés, Sauli Niinisto, que sus contrincantes “no tienen ningún interés” en firmar la paz.

Vale la pena recordar que en días pasados, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, reiteró su disposición para reunirse con su homólogo de Rusia, Vladimir Putin, sin necesidad de que haya otros gobiernos mediando, aunque dejó claro que “no debe haber ultimátums” de la otra parte, que siempre ha reclamado a Kiev ciertos compromisos.

Zelenski, sin embargo, puso como requisito que las fuerzas rusas deben salir de Ucrania. “Es nuestra condición para hablar”, manifestó el mandatario ucraniano durante una entrevista con la cadena de televisión italiana Rai. Así mismo, aseguró que no cederá en materia de soberanía.

El presidente ucraniano también subrayó que “nunca” reconocerá la autonomía de las regiones controladas por los separatistas en el este de Ucrania y cuya independencia sí avaló Putin. Tampoco cederá en cuanto a Crimea, una península que Rusia se anexionó en 2014 y que Zelenski mantiene “dentro de Ucrania”.

Putin siempre ha descartado un encuentro con Zelenski y las reuniones se han limitado a equipos de negociadores que, en el mejor de los casos, han implicado a los ministros de Exteriores. El presidente ucraniano reconoció que mantener abierta la puerta del diálogo “se complica cada día”, en la medida en que las tropas rusas siguen cometiendo abusos sobre la población civil.

Entre los gestos que reclama a Moscú figura un acuerdo para sacar a los cadáveres y a los heridos que aún siguen en la acería de Azovstal, en Mariúpol, símbolo final de la resistencia en esta zona.

Acusación de Rusia a la Unión Europea

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, acusó el 13 de mayo, a la Unión Europea (UE) de haberse convertido en un actor “agresivo y belicoso” en la Otan con el conflicto en Ucrania.

“La UE pasó de ser una plataforma económica constructiva, tal y como fue creada, a un actor agresivo y belicoso que muestra ya sus ambiciones mucho más allá del continente europeo”, declaró Lavrov, durante una conferencia de prensa en Dusambé, en Tayikistán.

En este sentido, juzgó que “el deseo de Kiev de convertirse en miembro de la Unión Europea no es anodino”. Lavrov, además, acusó a los europeos de precipitarse “exactamente por el camino que la Otan ya trazó, confirmando la tendencia a la fusión con la Alianza del Atlántico Norte y que, de hecho, servirá de apéndice” de la Otan.

El ministro denunció comentarios de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien visitó India a fines de abril para reforzar los vínculos estratégicos con este país que se declara neutral frente al conflicto.

El final de la guerra no determinará únicamente el futuro de Europa, sino que también afectará profundamente a la región Indo-pacífica”, dijo Von der Leyen.

Rusia, a la que la UE ha impuesto sanciones sin precedentes, considera a la Alianza Atlántica como su viejo enemigo de la Guerra Fría, como una amenaza existencial y particularmente justificó su ofensiva en Ucrania por las ambiciones de este país de adherirse y el apoyo político y militar occidental.

*Con información de la AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.