Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Joyas de la reina Isabel II
Su gran pasión fueron los caballos, heredada de su padre, Jorge VI. - Foto: Getty Images

mundo

Sedas reales regresan a las carreras de caballos británicas después de la muerte de la reina Isabel

El caballo Educator vestirá las sedas moradas, rojas y doradas para una carrera en Salisbury.

El pasado jueves 8 de septiembre, la cuenta oficial de la familia real del Reino Unido confirmó la muerte de la reina Isabel II, una de las monarcas más longevas de toda la historia. Ahora, a sus 96 años y después de siete décadas en el trono, Isabel II deja como nuevo rey del Reino Unido a su hijo, el príncipe Carlos de Gales.

Una de las cosas que pocos conocían sobre la Reina era su admiración por el mundo ecuestre. Su gran pasión fueron los caballos, heredada de su padre, Jorge VI, y fue sin duda la gran embajadora del turf británico y mundial durante toda su vida.

Por esta razón, las famosas sedas reales regresarán a las carreras de caballos británicas por primera vez desde la muerte de la reina Isabel II. Tomando la pista y bajo la propiedad del heredero de la reina, el rey Carlos III, ‘Educator’ vestirá las sedas moradas, rojas y doradas para una carrera en Salisbury este jueves 29 de septiembre.

Educator será el primer caballo con esos colores desde que ‘Improvise’ fue derrotado por poco en Epsom el 8 de septiembre, el mismo día que la reina murió en su propiedad de Balmoral, en Escocia, según Fox News.

Tom Marquand, quien montará a Educator, dijo que tenía sentimientos encontrados.

“Habiendo corrido para la reina, seguirán siendo algunos de los momentos de mayor orgullo de mi carrera durante la totalidad de la misma. Montar al primer corredor (para el rey) también es un momento para atesorar, confesó Marquand. “Será un día triste y al mismo tiempo feliz”.

Joe Saumarez Smith, presidente de la British Horseracing Authority, expresó su alegría de que el rey se haya hecho cargo de los intereses de las carreras reales.

“Su difunta Majestad la Reina Isabel II dejó una huella indeleble en nuestro deporte y su legado se seguirá sintiendo, no solo a través de los caballos que seguirán corriendo en nombre del Rey Carlos III, sino también de aquellos que ella misma crio y a quienes aún no se han visto en el hipódromo, pero que se verán en los próximos años”, dijo Smith.

El Palacio de Buckingham afirmó que las carreras de caballos fueron una pasión de toda la vida de la reina y que el rey estaba “encantado de honrar su legado”.

Amante de los caballos

En los años 70, cuando el turf inglés tuvo una profunda crisis de propietarios, la Reina Isabel II animó a los jeques árabes para que se incorporaran con sus cuadras al turf británico. De hecho, hasta el día de hoy, los hermanos Maktoum o el Principe Khalid Abdullah continúan siendo los principales propietarios del turf inglés.

Desde ese entonces, el turf volvió a ser el deporte más popular en el Reino Unido, y una de sus principales industrias, que generanactualmente decenas de miles de puestos de trabajo, según el diario Marca de España.

Cabe destacar que la cuadra de la Reina, dirigida por John Warren durante décadas, tuvo su mejor temporada en el año 2021, con treinta y seis victorias, con 42 caballos que lograron 166 victorias.

Todo este entusiasmo por los equinos no es para menos. Si bien, además de poseer y entrenar purasangres de carreras, Isabel II aprendió a montar desde la infancia. Incluso, sus primeras lecciones ecuestres tuvieron lugar en las caballerizas del Palacio de Buckingham, siendo tan solo una niña.

Dada su pasión por el universo ecuestre, mandatarios de todo el mundo durante sus años de reinado, siempre la halagaron con caballos.