reino unido

Suspenden a diputado británico señalado de ver videos para adultos durante el trabajo

El político fue denunciado por una funcionaria del gabinete Johnson, que señaló, meses atrás, haber evidenciado la conducta del parlamentario, quien en medio del debate de asuntos importantes en la Cámara Baja estaba viendo pornografía.


Una fuerte polémica se ha desatado en el Reino Unido por cuenta de una inusual conducta adelantada por un diputado inglés identificado como Neil Parish, que le ha valido ser sancionado este viernes por sus colegas miembros de bancada del Partido Conservador.

La razón por la que el diputado fue sancionado a través de la imposición de una suspensión, es que el diputado es señalado de, presuntamente, haber incurrido en una conducta tachable, al haber accedido, desde su teléfono móvil a un video pornográfico, situación que, pese a ser de índole personal, ha despertado repudio por parte de la opinión pública, ya que el hecho ocurrió en horario laboral y el diputado se encontraba tomando parte de un debate en la llamada Cámara de los Comunes.

Si bien se había conocido el escándalo, que actualmente es objeto de investigación para determinar si en efecto el legislador se encontraba accediendo a contenido para adultos, hasta este viernes no se había revelado el nombre del diputado objeto de tan inusual investigación.

Incluso, la persona encargada de revelar la identidad, poniendo cerco a una ola de especulaciones fue el mismo diputado Neil Parish, quien aseguró que él era el protagonista de las conjeturas. A su vez, este hecho fue puesto en conocimiento del Parlamento, por el portavoz del partido Tory en el Parlamento.

Ahora, Parish, de 65 años de edad, se mantiene a la espera del avance de las investigaciones, en las que se determinará su responsabilidad y veracidad de los hechos denunciados, según confirmó uno de sus colegas a medios internacionales.

El escándalo estalló en Reino Unido el pasado martes en horas de la noche, según recoge el Daily Mirror, luego de que una miembro del gabinete de Boris Johnson señalara, en el marco de una reunión con diputados, la ocurrencia del hecho, sin revelar qué legislador era el señalado.

En ese espacio, la funcionaria advirtió que hace algunos meses, en el marco de un debate en la Cámara Baja, había evidenciado que un diputado de su partido había incurrido en una conducta tachable, al haberlo descubierto viendo pornografía durante la sesión política.

Más aún, la encargada de revelar lo ocurrido advirtió que, ese día, en el Parlamento se libraba una disertación sobre sexismo.

Tras la denuncia, uno de los integrantes del comité de ética del Partido Conservador británico se pronunció para señalar que la conducta descrita es “totalmente inaceptable”, advirtiendo que era necesario que desde el partido se asumieran los correspondientes correctivos y sanciones.

Otros escándalos

En el marco de este caso, diarios locales del Reino Unido también han expuesto la existencia de otras conductas tachables por parte de funcionarios del Parlamento, recordando que, actualmente en ese país, tres ministros y dos diputados adscritos a partidos de oposición del gobierno Johnson, son blanco de investigaciones relacionadas con “mala conducta de tipo sexual”, lo que se refiere a casos de acoso sexual, voyerismo o agresiones sexuales.

Las referidas denuncias se conocieron gracias a una política especial implementada en el Parlamento a raíz del estallido del movimiento #Metoo en el que miles de mujeres en el mundo denunciaron escenarios de acoso.

En el caso de esa política especial en el Parlamento Británico, fueron señalados de conductas anormales cerca de 55 diputados, cuyos casos fueron puestos en conocimiento de un despacho especializado para su investigación.