mundo

Tener licencia de tránsito, requisito suficiente para ser ministro de Transporte en Perú

Esto lo dejó claro en una entrevista Juan Silva, quien dirigió esta cartera hasta el mes de febrero de 2022.


Pedro Castillo, presidente de Perú, es cuestionado por el nombramiento de los ministros en su gabinete. En su corto tiempo como mandatario, ha tenido que verse obligado en reemplazar a varios. Es el caso del Ministerio de Transporte de Comunicaciones, en este año, ya van tres ministros: Juan Silva, que salió en febrero; Nicolás Bustamante, que estuvo solo dos meses en el cargo, y Juan Barranzuela, que se posesionó hace poco en el cargo.

Pero Silva es el que se lleva la atención en estos días en Perú luego de una entrevista que dio para el medio Exitosa Noticias, donde aseguró que su experiencia como conductor y tener licencia de conducción (brevete, como se le llama en Perú) eran más que suficientes para ser el jefe de esta importante cartera de gobierno de Castillo.

“La Constitución Política permite que el presidente designe ministros que son cargos de confianza. Yo por ejemplo soy conductor, estudias lo básico, tengo mi brevete”, dijo el exfuncionario público, mientras era cuestionado por el periodista, que le preguntaba que para estar en un cargo como el que ostentó, debería tener una experiencia previa para poder desempeñarse de la mejor manera.

Pero este Ministerio no ha sido el único que ha sufrido cambios constantes. El de Salud es otro que ha estado en medio de la polémica. Hace unos días el médico Jorge Antonio López asumió como ministro de esta cartera, el octavo en pandemia, en reemplazo de Hernán Condori, censurado por el Congreso de ese país, controlado por la oposición. López, de 46 años, fue juramentado por el presidente Pedro Castillo en el Palacio de Gobierno. Desde el 11 de marzo era viceministro de Salud Pública, segundo de Condori, quien duró menos de dos meses en el cargo.

Perú ha tenido ocho titulares de Salud desde que la pandemia de covid-19 irrumpió en el país en marzo de 2020, entre ellos Abel Salinas, quien duró cuatro días en su puesto en noviembre de ese año. Paralelamente, ha tenido cuatro presidentes, incluido Castillo, un signo de la debilidad institucional del país. López es el tercer titular de Salud de Castillo, quien en ocho meses ha designado cuatro gabinetes ministeriales. El nombramiento de Condori, el 8 de febrero, levantó una ola de repudio en el gremio médico, los medios y las redes sociales.

Sus críticos afirmaban que había recetado productos no avalados por la ciencia, como la llamada “agua arracimada”, que se vende en varios países con supuestos beneficios para la salud como retrasar el envejecimiento. Además, Condori estaba bajo investigación de la Fiscalía por supuestas irregularidades en 2019 mientras era director de Salud en la región andina de Junín.

Otro cargo que está en la mira del Congreso es el de la vicepresidente Dina Boluarte, quien negó que vaya a renunciar por una supuesta infracción constitucional que el Congreso evalúa para inhabilitarla, medida que seguiría debilitando al ya frágil gobierno del presidente Pedro Castillo. Boluarte, también ministra de Desarrollo e Inclusión Social, fue denunciada ante el Congreso por la Contraloría peruana por ejercer un cargo en una entidad privada al mismo tiempo que es funcionaria, lo que la ley peruana prohíbe.

+Con información de AFP.