brasil

“Todo el mundo tiene que comprar un fusil”: Jair Bolsonaro

El mandatario indicó que las personas que no quieran comprar un arma no ‘molesten’ a quienes sí.


Este viernes, en medio de una reunión con algunos de sus partidarios frente al Palacio de la Alvorada, la residencia oficial del mandatario, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, defendió la tenencia de armas al señalar que todos deberían tener un rifle, señalando que era una garantía de seguridad para los ciudadanos del país sudamericano.

El señalamiento del mandatario se dio luego de que fuera cuestionado por posibles medidas al respecto, en las cuales indicó: “Todo el mundo tiene que comprar un fusil. La gente armada nunca será esclavizada”, al tiempo que llamó “idiota” a una persona que lo invitó a comprar fríjoles en vez de armas. “Si no quieres comprar un rifle, no molestes a quien quiera comprarlo”, indicó, según reportó el medio local G1.

Cabe recordar que, desde el inicio de su gobierno, Bolsonaro ha facilitado la posesión de armas de fuego, reformando las leyes sobre armas en el país líder mundial en homicidios.

Según el Foro Brasileño de Seguridad Pública, en diciembre del año pasado Brasil tenía registradas más de 2 millones de armas privadas, cifra que el presidente brasileño quiere que se quintuplique, según lo expresó este jueves ante un grupo de seguidores, informó Reuters.

El presidente ultraderechista registra la peor aceptación desde que asumió el poder en enero de 2019, en especial por su caótica gestión de la pandemia, que ya deja casi 580.000 muertos en Brasil. Además, enfrenta una investigación judicial por prevaricación, por supuestamente no denunciar indicios de corrupción en la compra de vacunas anticovid.

Jair Bolsonaro
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en los ejercicios militares anuales de la Armada, el Ejército y la Fuerza Aérea, en Formosa, Brasil, el lunes 16 de agosto de 2021 (AP Photo / Eraldo Peres). - Foto: AP

“Bolsonaro es peor que Maduro”

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva cerró la noche de este jueves en Salvador una gira por el empobrecido nordeste brasileño con aires de precampaña, en un acto con movimientos de la comunidad negra en el que arremetió contra el gobierno de Jair Bolsonaro.

El líder del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) y potencial candidato a las elecciones presidenciales de 2022 afirmó que Bolsonaro “es peor” que su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, lo cual se convirtió en una crítica más contra el actual gobierno.

Lula hizo la declaración durante una entrevista con la radio Metrópole de Salvador, cuando defendió que la autodeterminación de los pueblos es algo que “no se toca” y debe ser respetada, sin la injerencia de otros países, por lo que cabe a cada población decidir sobre sus gobernantes.

Al respecto, insistió en que “cada país cuida su país. Que Maduro sea lo que quiera, pero quien tiene que ponerlo o sacarlo es el pueblo de Venezuela y no Bolsonaro, que es peor que Maduro”.

El exmandatario, que aún no ha confirmado si será candidato a la elección presidencial de octubre del año que viene, rechazó que haya una polarización que requiera de una tercera alternativa, como señalan algunos.

“No hay polarización. Está la candidatura del PT, que siempre fue democrático, y la de un fascista genocida que es Bolsonaro”, indicó, levantando aplausos de sus seguidores.

Salvador, capital de Bahía, fue la última parada de un recorrido iniciado el 15 de agosto por varios estados del nordeste brasileño, un histórico bastión del PT.

Para Creomar De Souza, de la consultora Dharma, Lula comenzó esta precampaña en la que “parecía más obvio” y en la que Bolsonaro cosechó la menor cantidad de votos en 2018: “Fue el lugar más impactado por sus dos administraciones, no solo con el programa (de transferencias monetarias) Bolsa Familia, sino con otros programas sociales”, señaló.

“Hay todo un simbolismo” en el inicio de este diálogo por parte del expresidente en una región de gran tracción electoral. Eso coincide con un momento en que “el gobierno de Bolsonaro parece preso en la idea de destruir puentes y encerrarse”, señala De Souza.

Lula, de 75 años, recuperó hace meses sus derechos políticos gracias a la anulación de las condenas por corrupción dictadas en su contra, una de las cuales lo llevó a la cárcel durante casi 18 meses, entre 2018 y 2019.

Los últimos sondeos le dan una amplia ventaja frente al ultraderechista Bolsonaro en las próximas presidenciales, que se anuncian como las más polarizadas de la historia del país.

*Con información de AFP