india

Tragedia en India: 28 personas murieron al consumir alcohol adulterado

Según medios locales, otras 60 personas también estarían afectadas por la ingesta de sustancias adulteradas, en una región del país en la que incluso están prohibidas las bebidas alcohólicas.


Incertidumbre ha generado en India la ocurrencia de una serie de cerca de 30 decesos de personas que, en días pasados fallecieron tras la ingesta de alcohol que, según medios locales, se ha podido determinar que correspondía a ‘bebidas adulteradas’.

Según precisaron medios locales, la tragedia ocurrió en un sector ubicado al oeste del territorio de India, en una serie de hechos que además deja un saldo de otras 60 personas que tuvieron que acudir a servicios médicos para atender a complicaciones de salud también derivadas del consumo de dichas sustancias.

Sobre los decesos, según recogen medios locales, la totalidad de estos se registraron en los distritos de Ahmedabad y Botad, en el estado de Gujarat; espacio en el que las autoridades han establecido una serie de prohibiciones frente al consumo de bebidas alcohólicas.

Tras las sucesivas muertes, las autoridades locales han emprendido una investigación, para determinar los medios a través de los que el grupo de personas habría accedido al licor, a la vez que la sustancia que fue consumida, al determinarse que, el líquido, además de prohibido, estaba adulterado.

De acuerdo con los testimonios de Ashok Yadav, inspector general de policía de Bhavnagar, en declaraciones entregadas al medio The Times de India, la investigación ha demostrado que el licor que habrían ingerido las personas afectadas, correspondía a una sustancia que en 98 % estaba compuesta por metanol, lo que explica el alto grado de afectación de las personas involucradas.

En ese mismo sentido, según recogen los medios locales, las investigaciones se han centrado sobre varias personas señaladas de dedicarse al contrabando de bebidas alcohólicas en el sector, para determinar quien sería el responsable de la venta de licor adulterado.

En el marco de las investigaciones, varios de los sospechosos han sido detenidos por las autoridades del estado de Guajarat, incluido un comerciante de sustancias químicas, señalado de posiblemente suministrar los productos para la elaboración o adulteración de la sustancia consumida.

Sobre las personas que hacen parte del extenso listado de víctimas mortales y afectados (que han sobrevivido), se encuentra una serie de trabajadores agrícolas y sanitarios que se habían abstenido de manifestar las molestias derivadas de la ingesta de las sustancias desconocidas, en tanto manifestaron temor a terminar judicializados por la compra de sustancias ilegales.

Desde las autoridades sanitarias, aún se teme que el listado de personas afectadas pueda ser mayor, por lo que han conformado equipos especiales de trabajadores sanitarios que serán repartidos en los municipios de influencia del lugar donde supuestamente fue comercializado el alcohol, con el objetivo de identificar nuevos casos, y adelantar jornadas preventivas e informativas sobre lo ocurrido, invitando a las personas que eventualmente también hubiesen adquirido esas sustancias, se abstengan de consumirlas.

Según detallan medios internacionales, en India, las muertes por ingesta de alcohol adulterado se han convertido en frecuentes, señalando que algunas de las sustancias empleadas por los delincuentes para la elaboración o adulteración de dichos licores, son pesticidas, que ayudan a incrementar la ‘potencia’ de las bebidas, en detrimento de los consumidores.

De acuerdo con la reconstrucción del panorama hecho por medios internacionales, el negocio del alcohol ilícito se ha convertido en un escenario lucrativo en India, donde los contrabandistas venden altas cantidades de alcohol a bajo precio, despertando el interés de los consumidores.

Este no sería un caso aislado de muertes relacionadas al consumo de alcohol adulterado en India, pues, según medios locales, en 2020, al menos 120 personas habían perecido por las mismas causas en un sector del norte del país, desatando una ola de indignación y desconfianza.