mundo

Tribunal Superior de Idaho permitirá que entre en vigor la prohibición casi total del aborto

La Corte Suprema de Idaho rechazó una solicitud de la rama regional de Planned Parenthood para bloquear la prohibición de activación de la ley de 2020.


La Corte Suprema de Idaho, Florida, anunció este viernes que permitiría que la legislación de prohibición del aborto existente en el estado entre en vigencia, a medida que avanzan varias demandas de Planned Parenthood que desafían las leyes.

En una opinión publicada el viernes por la tarde, la Corte Suprema de Idaho rechazó una solicitud de la rama regional de Planned Parenthood para bloquear la prohibición de activación de la ley de 2020 y levantó el bloqueo de la aplicación de demandas al estilo de Texas de 2022 agregada a una ley de aborto anterior.

La ley de latidos cardíacos fetales (Ley de Hearthbeat) de 2020 prohíbe casi todos los abortos con pocas excepciones por violación, incesto o si la vida de la madre está en peligro, e incluye sanciones penales para los médicos.

La ley “al estilo de Texas” es la prohibición de seis semanas, que modifica la ley de protección de los latidos cardíacos fetales. Incluye un mecanismo de cumplimiento civil aprobado por la legislatura a principios de este año y está inspirado en un proyecto de ley de Texas.

La opinión establece que la solicitud de bloquear las prohibiciones fue denegada porque Planned Parenthood “no demostró una probabilidad sustancial de éxito sobre los méritos o un ‘derecho claro’ a la reparación buscada”. El tribunal dictaminó que los peticionarios no demostraron que las leyes que prohíben el aborto causarán un daño irreparable y que probablemente ganarían en un juicio.

En imágenes : Protestas por el derecho al aborto en EE. UU
La ley “al estilo de Texas” es la prohibición de seis semanas, que modifica la ley de protección de los latidos cardíacos fetales. Foto REUTERS/Caitlin Ochs - Foto: REUTERS

La Corte Suprema del estado señaló que el fallo de la Corte Suprema de los Estados Unidos que anuló Roe v. Wade “alteró el panorama” de la ley constitucional, y el derecho al aborto no está protegido en la Constitución de los Estados Unidos.

“Los peticionarios deben demostrar una probabilidad sustancial de éxito sobre el fondo o un ‘derecho claro’ a la reparación final solicitada”, según establece la opinión. “En el panorama posterior a Dobbs, los peticionarios no pueden cumplir con esta carga y, como tales, no tienen derecho al alivio drástico que buscan”.

Por un razonamiento similar, la Corte Suprema del estado dictaminó que se levanta el bloqueo de la prohibición del aborto al estilo de Texas de 2022.

“Nuevamente llegamos a la conclusión de que los peticionarios no han podido establecer una probabilidad sustancial de éxito en cuanto al fondo o un ‘derecho claro’ a la reparación de cualquiera de sus reclamos y, por lo tanto, no han cumplido con su carga de demostrar que debemos continuar manteniendo el aplicación de la SB 1309″, dice la opinión.

Ahora bien, las tres demandas de Planned Parenthood se consolidarán y los argumentos se escucharán en la corte el próximo 29 de septiembre.

Por su parte, el Departamento de Justicia presentó previamente una demanda contra el Estado de Idaho por su prohibición del aborto. Esa demanda está en la Corte Federal y es independiente del fallo de la Corte Suprema de Idaho sobre las tres demandas de Planned Parenthood.

Los funcionarios de Planned Parenthood Great Northwest, Hawái, Alaska, Indiana y Kentucky dijeron que la opinión permite que la legislatura tome decisiones de atención médica para las personas en todo el estado y obliga a los trabajadores de la salud a negar la atención a los habitantes de Idaho.

“Ha pasado poco más de un mes desde que la Corte Suprema de EE. UU. hizo caso omiso de 50 años de precedentes y arrojó a los pacientes de todo el país a un mundo de caos, miedo y confusión”, dijo Rebecca Gibron, directora ejecutiva de Planned Parenthood Great Northwest, Hawái, Alaska, Indiana, Kentucky.

“La legislatura del estado de Idaho ha dejado muy claro que este es el futuro que quieren para sus electores y, hoy, la corte permitió que su visión se hiciera realidad. Pero esta lucha no ha terminado. Estos casos y nuestra lucha para garantizar que todos los habitantes de Idaho tengan acceso a servicios de aborto seguro y legal continuarán”, agregó Gibron.

Sin embargo, en un comunicado, el presidente del Centro de Política Familiar de Idaho, Blaine Conzatti, celebró las decisiones y dijo que este es un día en el que el movimiento provida ha estado trabajando durante décadas.

“Como hemos estado diciendo durante meses, nuestra Ley Idaho Heartbeat es constitucional, científica y moralmente sólida. Teníamos confianza en que nuestra ley Heartbeat resistiría el escrutinio judicial, y hoy es un paso que salva vidas en esa dirección. Seguimos confiando en que más litigios sobre este tema darán el mismo resultado, y esperamos que miles de bebés reciban la oportunidad de vivir su vida como resultado de esta ley”, sostuvo Conzatti.