rusia

Unión Europea anuncia nuevo paquete de sanciones por guerra en Ucrania, y excluye de ello a líder ortodoxo

La retirada del patriarca ortodoxo Kirill se dio por solicitud del Gobierno de Hungría, pese a que el religioso es conocido como una persona cercana a Putin, ya que ha manifestado abiertamente su respaldo a la invasión en Ucrania.


En el marco de la guerra en Ucrania, en la jornada en la que la ocupación rusa se aproxima a completar 100 días desde la invasión por parte de su Ejército, la Unión Europea (UE), tras una reunión sostenida por sus dirigentes en Bruselas, Bélgica, anunció la implementación del sexto paquete de medidas previsto, en respuesta y represalia a la acción del Kremlin.

Según precisan medios internacionales, el sexto paquete de sanciones se da a conocer tras la aprobación de este por parte de los estados miembros, en una discusión que estuvo marcada por la oposición de Hungría a incluir en el paquete de afectados al patriarca Kirill, jefe de la iglesia ortodoxa de Moscú.

Aunque ya se conoció la aprobación del paquete de sanciones, este aún no ha sido emitido, en tanto, de momento, aún resta el visto bueno explícito, y por escrito, por parte de los diferentes estados miembros; condición para que este pueda ser publicado en el diario oficial de la UE; acción que se tiene previsto, tendrá lugar el próximo viernes.

Sobre el hecho particular de la exclusión del patriarca Kirill de la lista de sancionados, se pronunció, a través de las redes sociales, el ministro de Relaciones de Hungría, Peter Szijjarto, quien precisó que la razón por la que su país abogó por la no inclusión del religioso en el listado, responde a “una cuestión de principios”, advirtiendo que para el Gobierno de su país aboga por la defensa de la tolerancia religiosa.

Hemos logrado que saquen de la lista al patriarca Kirill”, celebró el funcionario a través de las redes sociales.

Tras la aprobación del nuevo paquete de sanciones, también se pronunció a través de las redes sociales la presidenta de la Comisión Europea, la diplomática Ursula von der Leyen, quien afirmó en Twitter que “otro fuerte paquete de sanciones fue acordado (...) contra Putin y el Kremlin.

Según detallan medios internacionales, este nuevo paquete de medidas sancionatorias en represalia por la ocupación a Ucrania es “el más ambicioso” que hasta el momento ha aprobado la Unión Europea y sus miembros, añadiendo a su vez que este sería el que mayores debates suscitó para su aprobación, en tanto se tocaron temas que dividieron al pleno de los funcionarios que debían dar su visto bueno, dificultando el consenso.

Ha trascendido que, en la propuesta inicial del nuevo paquete de sanciones, se tenía previsto incluir medidas de embargo total a las compras europeas de petróleo ruso.

En ese mismo sentido, las sanciones comprendían la ampliación del listado de personas y entidades objeto de las medidas, e imponía un veto a tres cadenas de televisión rusas en el espacio comprendido por los países de la Unión Europea.

En términos del sector financiero, la propuesta presentada y debatida por los 27 miembros de la UE, incluía el retiro de bancos rusos de la llamada red Swift.

De momento, se ha conocido que tras cerca de un mes de discusiones, la UE sí adoptó la medida del embargo del petróleo ruso que llega a la UE a través de canales marítimos, que no incluye aquellos hidrocarburos que arriban a su territorio a través de los oleoductos; decisión encaminada a no afectar a Hungría, que, durante el debate manifestó que temía que la adopción de estas sanciones, pudiese ser nocivo para su seguridad energética.

En ese sentido, Hungría, al parecer el país que mayores ‘peros’ puso a este nuevo ciclo de sanciones, también se manifestó respecto al tema de la inclusión del patriarca Kirill en la lista de personas y entidades objeto de las medidas, haciendo que las negociaciones se extendieran una semana más.

Sobre Kirill, figura religiosa cabeza de la iglesia Ortodoxa de Moscú; de la que recientemente anunció su desvinculación el ala de Kiev, es un jerarca considerado como un ‘apoyo fundamental’ del líder ruso, Vladimir Putin, razón por la que se había buscado incluirlo en la lista de sanciones; no obstante, los argumentos aducidos por Hungría llevaron a desistir de ello con el objeto de no extender las negociaciones, y poner pronto en operación el aumento de las medidas.

Sobre Kirill, se pretendía negarle el acceso a los países comprendidos en el espacio comunitario, así como el congelamiento de sus activos.

Medios locales advierten que, aunque los demás países accedieron al ‘pero’ hungaro, sí se habría generado cierto malestar, en cuanto se consideraba que, de ser sancionado, el personaje sí podría ejercer una importante presión sobre el Kremlin.

Sobre la propuesta inicial, ad porta de conocerse el documento oficial con las nuevas sanciones; la exclusión del patriarca Kirill, sería la única modificación.

*Con información de AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.