valle del cauca

A la cárcel ocho presuntos integrantes de peligrosa estructura criminal en Buenaventura

Se trata de supuestos miembros de la banda delincuencial ‘los Espartanos’.


Ocho presuntos miembros de la banda delincuencial ‘los Espartanos’, una de las filiales de la estructura criminal ‘la Local’, de Buenaventura, fueron enviados a la cárcel este miércoles. La decisión fue tomada por el Juzgado Quinto Penal de esa ciudad, con función de control de garantías.

Las personas cobijadas con esta medida son Estiven Rentería Vente, Rafael Montaño Pinillo, Diego Francisco Caldas Cuero, Yoimar Jair Cumbe Estupiñán, Jeison Steven Correa García, David Antonio Revelo Macías, Jarvi Yesid Torres Casquete y Edwar Andrés Sandoval Mesías.

Estas personas no aceptaron su responsabilidad en los cargos que la Fiscalía les imputó por los delitos de fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, accesorios, partes y municiones de uso restringido, de uso privativo de las Fuerzas Armadas o explosivos agravado; en concurso homogéneo con fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, accesorios, partes y municiones; y uso de menores para la comisión de delitos.

De no presentarse avances significativos pronto, no se descarta un nuevo paro cívico en Buenaventura, según algunos líderes sociales de la ciudad.
De no presentarse avances significativos pronto, no se descarta un nuevo paro cívico en Buenaventura, según algunos líderes sociales de la ciudad. - Foto: Luis Ángel murcia

Los supuestos miembros de ‘los Espartanos’ fueron detenidos en el barrio Rockefeller de Buenaventura por unidades del Grupo de Operaciones Especiales (Goes) de la Policía nacional, quienes recibieron la alerta sobre la presencia en la zona de alias el Carnicero y 7 hombres de su equipo de seguridad, que estarían intimidando y amenazando a la comunidad.

Al llegar al sector, los uniformados escucharon dos detonaciones y observaron a un sujeto caminar por los techos de las viviendas, portando un arma de fuego. De inmediato se inició la persecución, llegando hasta un sitio donde se encontraban varios hombres que se enfrentaron a los policiales con armas de fuego.

Tras su captura, se logró la incautación de 3 pistolas calibre 9 milímetros y múltiples cartuchos de diferentes calibres.

¿Qué está pasando en Buenaventura?

Leonard Rentería, líder juvenil y participante activo del paro cívico, le explicó a SEMANA que las dinámicas violentas en Buenaventura han cambiado en el último año. Ahora, asegura, los picos de maldad son más largos y cruentos. “Hoy a una persona le pueden quitar la vida porque transita en la calle con una camiseta negra, ya que la prenda de este color identifica a un grupo delincuencial. No habíamos visto nunca que a las personas las tumben de las motos para robarlas y luego pedir extorsión. Esta vez el pico de violencia ha sido más fuerte y más largo que antes”, recalca.

Este líder juvenil fue uno de los que alertó sobre los recientes enfrentamientos armados. “Fue una horrible noche para habitantes de la comuna 7 y 8 de Buenaventura”, escribió en su cuenta de Twitter. Por ese mismo medio denunció: “El plan de destierro está activado, quieren una Buenaventura sin negros, donde los territorios les garanticen los megaproyectos ya pensados sobre la tierra que habíamos”.

La principal denuncia es que, pese a la prolongación de los enfrentamientos (muchos de ellos hasta de doce horas), las autoridades no llegan a los sitios donde se presentan estos choques, presuntamente entre reductos de la temible banda La Local, herederos de los paramilitares en el puerto.

En su momento, el alcalde de Buenaventura, Víctor Vidal, le explicó a SEMANA que esta disputa es por control estratégico que Buenaventura representa para las actividades del narcotráfico. “Hoy tenemos un nuevo pico de violencia, porque la banda que tenía el mayor control ilegal ha tenido una ruptura interna”, dice.

A él no le gusta llamar banda delincuencial a la Local, “porque no estamos hablando de una pandilla de muchachos, sino de una estructura armada de carácter nacional”. Mal contados, los hombres armados que hoy siembran el terror son alrededor de 400. Tienen en su poder fusiles AK-47, armas largas, cortas y hasta lanzagranadas, como los tres que han incautado las autoridades en los últimos días.

Noticias relacionadas