Tendencias

Home

Nación

Artículo

Cárcel primera línea
A la cárcel presuntos integrantes de la primera línea en Cali quienes habrían propinado una brutal golpiza al policía Ángel Padilla - Foto: Twitter @Diego_Molano

nación

A la cárcel presuntos integrantes de la Primera Línea en Cali, quienes habrían propinado una brutal golpiza al policía Ángel Padilla

El uniformado recibió al menos 27 puñaladas y además fue atacado con patadas y objetos contundentes.

Presuntos integrantes de la Primera Línea en Cali fueron enviados a la cárcel por su supuesta participación en el linchamiento contra el patrullero Ángel Gabriel Padilla, quien estuvo cerca de la muerte tras el brutal ataque de algunos vándalos.

De acuerdo con la Fiscalía, fueron enviados a la cárcel José James Cabezas Quiñónez, alias Negro James, también a Diego Luis Tascón González, alias Tata; y Sebastián Neuta Hernández, alias el Cholo Sebas, quienes pertenecerían a la autodenominada primera línea en Yumbo, Valle.

Los dos primeros integrantes fueron cobijados con medida de aseguramiento en centro carcelario, por determinación de un juez de control de garantías, mientras que alias el Cholo Sebas, tercer implicado en el hecho ocurrido el pasado 29 de abril en el municipio de Yumbo, recibió el beneficio de casa por cárcel.

Según el ente investigador, los tres detenidos, que presuntamente hacían parte de la Primera Línea, en el punto de concentración del barrio Juan Pablo, de Yumbo, habrían participado en los bloqueos de vías, en ataques al comercio y serían responsables de la restricción a la movilidad de peatones y habitantes. Además, habrían participado en enfrentamientos contra uniformados de la Policía.

“Videos y fotografías difundidos en redes sociales, testimonios de ciudadanos y declaraciones de testigos permitieron a la policía judicial evidenciar, además, que estos hombres estarían implicados en las agresiones físicas, propinadas mediante linchamiento, contra el patrullero Ángel Gabriel Padilla, adscrito a la Fuerza Disponible de la Policía Metropolitana de Cali (Mecal)”, dijo Jhon Fredy Encinales Lota, director seccional de la Fiscalía en Cali.

Según el funcionario de la Fiscalía, los presuntos victimarios, igualmente, le hurtaron el arma de dotación, la motocicleta en la que se movilizaba y otras pertenencias.

Los detenidos no aceptaron cargos por los delitos de homicidio en grado de tentativa en concurso heterogéneo con hurto calificado y agravado, y daño en bien ajeno. Sin embargo, por todas las pruebas en su contra, fueron enviados a la cárcel.

El brutal ataque contra el uniformado

A través de un video, el policía Padilla contó que el ataque por parte de un grupo de sujetos inició luego de que unos manifestantes gritaran que él era de la Sijín, porque iba en compañía de integrantes del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía Nacional.

“Estos manifestantes sin mediar palabra me abordan y comienzan a agredirme con arma corto punzante y con objetos contundentes. Logré salir a correr para refugiarme en una vivienda, donde estos manifestantes también llegaron y tumbaron las puertas de la vivienda y siguieron agrediéndome con armas corto punzantes y objetos contundentes. Luego de esto gritan que me saquen a la calle para que me termine de morir allí”, narró el uniformado.

Continuando con su relato, el uniformado dijo que aún herido trató nuevamente de escapar, pero las fuerzas no le ayudaron. “Otro manifestante se me acerca y me causa unas heridas en la espalda y pierdo el conocimiento. Luego de esto me levanto cuatro días después internado en una clínica intubado, con 27 puñaladas y con la pérdida del nervio auditivo del oído derecho en el 70 %”, contó Padilla.