política

Armando Benedetti dice que los recursos para las nuevas cédulas no han sido girados por MinHacienda

A pesar de la denuncia del congresista, el ministro José Manuel Restrepo aseguró que se han cumplido los tiempos y magistrados del CNE lo confirmaron.


El senador del Pacto Histórico y mano derecha de Gustavo Petro, Armando Benedetti, aseguró que según información que ha conocido, hasta el momento el Ministerio de Hacienda no habría girado unos recursos por más de 3.000 millones de pesos necesarios para expedir cédulas de miles de jóvenes en el país.

“Para el día de hoy el señor ministro de Hacienda (José Manuel Restrepo) no le ha girado al registrador, primero, para que salgan las cédulas nuevas, que significan jóvenes, que van a votar por Petro, ¿hay alguna maldad, hay alguna mala fe en eso?”, cuestionó el líder del petrismo.

Benedetti agregó que supuestamente tampoco se habrían girado el dinero para la auditoría internacional con la que se espera se puedan blindar las elecciones con el fin de que no vayan a ocurrir errores como sucedió en las pasadas elecciones legislativas. “Es la que nos va a cubrir de cualquier fraude”, comentó el senador.

La alerta la hizo porque considera que esto podría afectar los intereses de la campaña de Gustavo Petro, ya que cree que muchos de esos jóvenes votarían por el líder de la Colombia Humana. “Las elecciones pasadas fueron muy traumáticas”, señaló el congresista del Pacto.

Por su parte, el ministro Restrepo aseguró en las últimas horas que no es cierto que no se hayan girado esos recursos, ya que ese monto quedó incluido en el Presupuesto General para este año y desde el pasado 2 de mayo se firmó el decreto para trasladar a la Registraduría y al Consejo Nacional Electoral (CNE) los recursos por 3.277.248.189 de pesos, tanto para las cédulas nuevas como para el software.

De hecho, el magistrado del CNE Luis Guillermo Pérez, aseguró el pasado 2 de mayo que la noche anterior el Ministerio de Hacienda había expedido la resolución con la que se giraron esos recursos.

“La directora de contratación de la Registraduría me informó que habrá contratación directa”, comentó el magistrado Pérez.

Estos recursos, además de la expedición de las nuevas cédulas, están destinados para la contratación del software con el que contará el CNE en esta ocasión y que no tuvieron en las pasadas elecciones legislativas, con el fin de evitar cualquier fraude y verificar lo que suceda en todo el proceso electoral.

Aun así, desde distintos sectores han pedido que haya una auditoría independiente adicional a los organismos electorales, con el fin de que pueda haber más garantías para todos los sectores tras lo sucedido el pasado 13 de marzo.

El software fue contratado a la empresa Indra, que ha generado polémica luego de las fuertes acusaciones que ha hecho el expresidente Andrés Pastrana sobre los contratos que hizo la Registraduría a cargo de Alexánder Vega con la compañía española.

Ante las respuestas del MinHacienda y el CNE sobre el giro de esos recursos necesarios para garantizar la mayor transparencia en estas elecciones, la duda es por qué no se habrían ejecutado aún. También se denunció desde el CNE que hubo demoras en la entrega del software y que a un mes de la primera vuelta presidencial, esa auditoría internacional no había sido entregada. A eso se le suma que todos los magistrados del CNE no estuvieron de acuerdo con ese proceso.

Los ojos están puestos sobre la Registraduría luego de los hechos ocurridos el pasado 13 de marzo, en el que distintos sectores dejaron sus inquietudes sobre lo sucedido. Luego de las elecciones legislativas, todos los partidos dejaron sus recomendaciones y se espera que esta vez esos problemas hayan quedado solucionados.

El registrador Vega hizo algunos ajustes para blindar estas elecciones, luego de las quejas de varios partidos políticos que consideraron que algunos sectores y candidatos resultaron favorecidos en el proceso de escrutinio.

La Registraduría contará con más de 5.000 nuevos jurados en más de 23.000 mesas de votación en todo el país, en donde se presentaron errores, así como una modificación en los formularios E-14 con el fin de reducir las posibilidades de fraude.