Home

Nación

Artículo

Carlos Alberto García Sepúlveda tenía 22 años de edad.
Carlos Alberto García Sepúlveda tenía 22 años de edad. - Foto: ORIPAP

nariño

Asesinaron a otro líder social en Nariño: encapuchados lo apuñalaron a pocos metros de su casa

Sus padres y su hijo de dos años de edad lo estaban esperando.

A 156 líderes sociales asesinados este año ascendió la cifra con la muerte de Carlos Alberto García Sepúlveda, en el municipio de Tumaco, Nariño, de acuerdo con el Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (Indepaz). El homicidio de García, quien tenía 22 años de edad, fue confirmado por la Asociación de Resguardos Indígenas del Pueblo Awá del Pacífico (ORIPAP).

El ORIPAP asegura que el hombre era líder activo de la asociación y que en 2021 fue coordinador de la guardia indígena de la comunidad Pilvicito del resguardo Inda Sabaleta. Según la información suministrada por esta organización en un comunicado, García fue asesinado el 30 de octubre por tres sujetos encapuchados que lo interceptaron cuando iba a bordo de un vehículo junto a otro miembro de esa comunidad.

El hombre que acompañaba al líder social habría sido obligado por los asesinos a irse del sitio. Luego, los criminales hirieron a García en el pecho y el cuello con arma blanca, causándole la muerte de manera inmediata.

Todo sucedió “a 300 metros de su casa, donde sus padres y su hijo menor, de tan solo dos años de edad, lo esperaban”, expone la comunicación. “Al conocer del suceso, sus familiares fueron hasta el lugar con la intención de socorrerlo, pero al llegar se encontraron con los despojos mortales de nuestro compañero, cobarde y brutalmente asesinado”, continúa.

Para el ORIPAP, este crimen ponen en evidencia el “odio visceral contra los guardianes y protectores del territorio ancestral del pueblo Awá del pacífico nariñense”, y cuestiona la posibilidad de que la denominada “paz total” del presidente Gustavo Petro llegue a materializarse.

La comunicación cierra rechazando de manera categórica este nuevo acto violento, reclamando respeto por las comunidades, solicitando a la Fiscalía General de la Nación esclarecer lo ocurrido y pidiéndole los gobiernos nacional, departamental y local cumplir con su función de proteger la vida. Desde la firma del acuerdo de paz, 1.376 líderes sociales han sido asesinados, dice Indepaz.

También el 30 de octubre, en el municipio de Ipiales, Nariño, dos líderes sociales más fueron ultimados por hombres armados. las víctimas, dos dirigentes afro, recibieron impactos de bala que les causaron la muerte. Detrás de los homicidios estarían sujetos pertenecientes al Grupo Comandos de Frontera.

Los líderes sociales fueron identificados como Jonás Carabalí, quien era presidente del Consejo Comunitario Afro Nuevo Amanecer en el corregimiento Jardines de Sucumbíos, y Faustino Carabalí, dirigente afro del corregimiento Jardines de Sucumbíos. Las víctimas eran primos en primer grado de consanguineidad.

Tras los crímenes de los primos Carabalí, la Fiscalía General de la Nación confirmó la designación de una unidad especial de investigación “para adelantar las actividades investigativas que permitan identificar a los presuntos responsables de los homicidios de los líderes sociales”.

“Exigimos justicia por el asesinato de nuestros líderes sociales, Jonás Carabalí y Faustino Carabalí, hombres que trabajaron con esfuerzo y amor por su territorio. Solidaridad con sus familia. Brille para ellos la luz perpetua”, dijo el gobernador de Nariño, Jhon Rojas, en sus canales oficiales.