Home

Nación

Artículo

Caya Daza
Caya Daza - Foto: Fotomontaje: SEMANA

nación

Atención | Fiscalía archivó investigación a Cayita Daza por la Ñeñepolítica

Después de dos años de investigación, el ente investigador no encontró motivos para vincularla con la presunta compra de votos que habría puesto en marcha el empresario.

El 3 de junio de 2021, María Claudia Daza, más conocida como Cayita, decidió guardar silencio en la indagatoria a la que fue citada por parte de la Fiscalía General en el marco de la investigación que se adelantaba por la llamada ‘Ñeñepolítica’.

Las comunicaciones de Daza, quien había hecho parte de la Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) del senador Álvaro Uribe Vélez, habían sido interceptadas por parte de un grupo de fiscales en la investigación que se adelantaba en contra del ganadero José Guillermo Hernández, más conocido como el ‘Ñeñe, por el asesinato de Óscar Eduardo Rodríguez Pomar.

En esas oportunidad el ganadero le hacía mención a la necesidad de conseguir más votos y recursos para la campaña de Iván Duque en diferentes departamentos, al mismo tiempo que cuestionaban la actitud de varios integrantes del Centro Democrático.

“Yo, ayer, le decía a Priscila que nos tenemos que poner las pilas. Hay que buscar una plata para pasar debajo de la mesa, para soltarla en los departamentos […] Me mandó Iván y Uribe para Manaure, Uribia, Riohacha y Maicao, tenemos que ganar en La Guajira”, señalaba Daza en una de las conversaciones interceptadas.

Dos años después, la Fiscalía General ordenó el archivo de la investigación a favor de Caya Daza al considerar que no se demostró que hubieran participado en un acto ilegal o contrario a derecho.

“En conclusión, al cotejar el contenido de las interceptaciones de las comunicaciones que dieron origen a esta indagación con las declaraciones que se practicaron a los integrantes de la campaña electoral y del partido Centro Democrático y otras personas referidas en los audios de las interceptaciones, no se advierte que José Guillermo Hernández o María Claudia Daza Castro tuvieran una relación formal con la campaña electoral o con el partido Centro Democrático que les hubiese autorizado o permitido gestionar la consecución de recursos en nombre de estas”, precisa uno de los apartes de la decisión de cien páginas.

Asegura la fiscalía que “sobre la hipótesis de financiación de campañas con fuentes prohibidas, se logró verificar que esa campaña no recibió aportes provenientes de José Guillermo Hernández o su empresa, así como tampoco de la señora María Claudia Daza. Se estableció que estás personas no hicieron parte formal de esa campaña electoral y no contaban con autorización del Gerente de la campaña para gestionar la consecución o manejo de recursos”.

Igualmente, se advierte que en las pruebas recolectadas se concluye que Daza no hizo aportes o donaciones a la campaña de Iván Duque por lo que “no existen elementos o evidencias que permitan inferir la presencia de recursos provenientes de fuentes prohibidas en la campaña electoral que hubieren sido gestionados o aportados por estos ciudadanos”.

Para llegar a esta conclusión se tuvo en cuenta la declaración y los documentos aportados por Luis Guillermo Echeverri Vélez, gerente de la campaña presidencial de Iván Duque, quien aseguró que ni Hernández ni Daza hicieron aportes económicos a la campaña.

“(...) lo cierto es que la campaña del gerente Luis Guillermo Echeverri, estructuró controles adicionales a las manifestaciones de los aportantes sobre el origen de los recursos, como son las consultas en bases de datos de acceso público”, precisa. Es decir, nunca se pudo comprobar si lo mencionado en los audios se llegó a ejecutar.

Igualmente, se tuvieron en cuenta los fallos del Consejo Nacional Electoral (CNE) y la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes, que archivaron, por falta de pruebas, la investigación por fallas en la financiación de la campaña de Duque.

Según señala la Fiscalía, “frente a la hipótesis de corrupción de sufragante, del análisis de los elementos probatorios recolectados se concluye que no es posible establecer la existencia de una operación de compra de votos, que hubiese sido liderada o que contara con la participación de los señores María Claudia Daza y José Guillermo Hernández. No existen hasta el momento EMP o EF que permitan inferir que existieron conductas corruptoras desplegadas, por estás personas hacia potenciales electores para el proceso electoral del año 2018″.

La conclusión de la Fiscalía, que no deja de ser polémica por los comprometedores audios que fueron filtrados es que, “frente a las fuentes de financiación de esa campaña se verificaron todas las cuentas de ingresos y gastos, incluidos los cerca de 230 aportantes, sin que se determinará situación irregular alguna que generara compromiso para gerente de esa campaña electoral”.

Tras conocerse la decisión, el abogado Iván Cancino celebró la decisión: “No hay ninguna conducta que esté siquiera cerca del Código Penal en la mal llamada ‘ñeñepolítica’”. El jurista aseguró que su representada ha sufrido mucho con esta investigación.

Cancino aseguró que ya le informó la decisión de la Fiscalía: “Está muy emocionada, feliz y tranquila, como estuvo todo este tiempo pues sabía que no había cometido ninguna conducta punible”.