Tendencias
Alejandro Ordóñez

nación

Atentado terrorista en el batallón en Cúcuta busca desestabilizar el país, advierte Alejandro Ordóñez

El exprocurador afirmó que el carro bomba fue un acto cobarde que pretendía atentar contra los integrantes del Ejército Nacional.

Se siguen conociendo reacciones a la explosión de un vehículo en las instalaciones de la Brigada 30 del Ejército Nacional en Cúcuta, Norte de Santander, el cual fue calificado por el ministro de Defensa, Diego Molano, como un atentado terrorista.

En ese orden de ideas, el embajador de Colombia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Alejandro Ordóñez, señaló que ese hecho es una muestra de la intención que tienes algunos de desestabilizar el país, con ese tipo de actos violentos criminales.

Por medio de su cuenta oficial de Twitter, el exprocurador general afirmó que lo ocurrido en Cúcuta, que es materia de investigación de las autoridades pertinentes, fue un hecho cobarde que tenía como objetivo atentar en contra de los integrantes del Ejército Nacional.

“Quienes buscan desestabilizar al Estado y a la sociedad no tienen límites. Hoy, con su cobardía habitual, atentan contra los hombres de nuestro Ejército Nacional. Mi solidaridad a todos los afectados por explosiones en la Brigada 30. Todo el peso de la Ley a los responsables”, dice la publicación de Ordóñez.

Cabe recordar, que en horas de la noche del miércoles de esta semana, el presidente Iván Duque, viajó a Cúcuta en donde inspeccionó el lugar de los hechos, posteriormente lideró un consejo extraordinario de seguridad con la cúpula de la fuerza pública.

Al término de esa reunión, el jefe de Estado, anunció una recompensa de 500 millones de pesos, para quien dé información que permita dar con los responsables del carro bomba en el Batallón 30 del Ejército Nacional el cual dejó múltiples heridos.

“Queremos informar al país que ofrecemos recompensa de $500 millones por información de los responsables del cobarde atentado terrorista a la Brigada 30 del Ejército en Cúcuta, y creamos un grupo especial de criminalística para ir tras los autores de este acto demencial”, trino el presidente.

No obstante, el mandatario colombiano dijo que tras esa acción terrorista, se ampliarán los puntos de control y monitoreo en Cúcuta y municipios del departamento, con asistencia militar para apoyar a la Policía Nacional; “aumentaremos la Red Cívica de Apoyo; redoblaremos el plan muralla de control fronterizo y habrá restricción de parrilleros”, puntualizó.

Concluyó el presidente en su intervención “Colombia rechaza el terrorismo, que es el enemigo de nuestro país. Redoblaremos nuestra ofensiva contra estos execrables hechos y quienes apelan al crimen enfrentarán la contundencia del Estado y la justicia. A nuestros héroes, policías y soldados, todo el respaldo”.

Sin embargo, la vicepresidenta y canciller Marta Lucía Ramírez, calificó el ataque de “canalla y cobarde”, por medio de sus redes sociales.

“Los terroristas y sus aliados saben que ni ellos, ni sus vínculos con el narcotráfico, lograrán amedrentarnos como Nación”, escribió Ramírez en su cuenta de Twitter, al anunciar que “este acto de crueldad tendrá consecuencias ante la justicia”.