chocó

Capturan a alias Pluma, temido cabecilla del ELN que delinquía en Chocó

El hombre habría condicionado la candidatura de alcaldes y concejales con extorsiones.


En las últimas horas, la Dirección de Investigación Criminal e Interpol de la Policía Nacional logró la detención de Melison Pera Bonilla, conocido en el mundo criminal con el alias Pluma, encargado de atemorizar a la población del Chocó a nombre del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

De acuerdo con trabajos de inteligencia, el sujeto fungía como el tercer cabecilla del frente Resistencia Cimarrón de esta organización delincuencial que enfiló durante más de 10 años.

Al parecer, el procesado era el encargado de la compra, almacenamiento y venta de pasta de base de coca y clorhidrato de cocaína, controlando las rutas desde el Alto Baudó hacia los puertos del Pacífico para enviar cargamentos de droga al exterior.

“Según la investigación, en el año 2019 fue comisionado para evitar el avance del Clan del Golfo dando inicios a confrontaciones armadas sobre las riveras del río Baudó generando desplazamiento en comunidades indígenas y afrodescendientes”, reveló el subdirector de la Dijín, coronel José Libardo Restrepo.

Él hombre escaló en ese grupo armado por su experticia en la fabricación e instalación de artefactos explosivos improvisados, habilidad delictiva que sirvió para blindar los corredores de acceso a los campamentos del frente de guerra occidental del ELN.

Entre tantas cosas, ordenaba homicidios de los integrantes de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia que quedaran lesionados en medio de los enfrentamientos que sostuvieran con ellos. Además, fusilaba a todo aquel que quisiera abandonar la lucha armada del grupo guerrillero.

“Era el principal surtidor de finanzas para Emilce Oviedo Sierra, alias La Abuela, delegada de la Dirección Nacional (Dinal) del ELN, por quien el Gobierno ofrece una recompensa de 1.000 millones de pesos”, agregó el subdirector de la Dijín.

Alias Pluma tiene varios procesos activos en la Fiscalía, uno de ellos tiene relación con las extorsiones que habría protagonizado contra los candidatos que aspiraron a cargos públicos en las elecciones locales de 2019 en Chocó.

Varios políticos denunciaron que las campañas estuvieron condicionadas por ELN: si no cancelaban altas sumas de dinero, no podían promocionar sus programas de gobierno en el departamento. Entre las víctimas hay alcaldes y concejales.

La captura del temido cabecilla se dio en la capital de Antioquia, a donde habría sido enviado para ajustar cuentas con desertores del grupo armado ilegal, señalados de brindar información a las autoridades.

Alias Pluma fue cobijado con medida de aseguramiento en la cárcel Bellavista de Bello, Antioquia, por los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de narcotráfico y rebelión.

ELN celebra victoria de Gustavo Petro y plantea reanudar diálogos de paz

A propósito, la guerrilla del ELN se pronunció por el triunfo de Gustavo Petro en las urnas, este domingo 19 de junio. El presidente electo se posesionará el 7 de agosto y desde ese momento se implementarán varios cambios que se hicieron en campaña.

En medio de este escenario, el Comando Central del ELN emitió un comunicado en el que fija su postura por la elección de Gustavo Petro y Francia Márquez, como fórmula presidencial ganadora.

“Ayer Gustavo Petro fue electo presidente, este Gobierno debe encarar los cambios para una Colombia en paz, entre los más urgentes están la inclusión política y económica, una economía soberana sin depredación y una nueva Doctrina de Seguridad y Derechos Humanos”, dice un comunicado de esa guerrilla.

En el texto, el ELN habla de la lucha contra las drogas y se refiere a las posturas que ha tenido Gustavo Petro sobre este tema.

“Sustituir los cultivos de uso ilícito en Colombia es solo una parte necesaria para poner fin al narcotráfico, pues sus ganancias provienen principalmente de la comercialización internacional, el lavado de narcodinero, del negocio de los insumos y de los laboratorios de procesamiento; la fracasada guerra contra las drogas después de 50 años de desastres exige una política alternativa consensuada con los países consumidores. Colombia, como país más afectado por esta guerra, reclama un cambio radical de estrategia antidrogas”.

Según la guerrilla, Petro y el nuevo Gobierno serían respaldados por el movimiento popular, pero señaló que, si no se cumple lo pactado, los jóvenes saldrán a las calles para reclamar los cambios sociales.

Noticias relacionadas