Tendencias

Home

Nación

Artículo

Ciudadanos se reunieron masivamente en Melgar para orar por la vida del niño Gabriel Esteban
Ciudadanos del municipio de Melgar se reunieron para orar por el alma del niño Gabriel Esteban, quien fue asesinado por su propio padre. - Foto: Pantallazo video autor anónimo

nación

Ciudadanos se reunieron masivamente en Melgar para orar por Gabriel Esteban tras su asesinato

Las autoridades capturaron a Gabriel González, padre y asesino del menor.

El país no sale del asombro y la indignación por un caso verdaderamente escalofriante: la muerte de Gabriel Esteban González, un menor de tan solo cinco años, quien murió a manos de su propio padre. Esto se supo luego de que hubiera sido reportado como desaparecido en Tocancipá, pero finalmente su cuerpo fue hallado sin vida en Melgar, a dos horas de Bogotá.

Los ciudadanos de este municipio, nada ajenos a la tragedia, se reunieron esta noche a las afueras del hotel donde fue encontrado el menor, para orar por su alma.

“Porque no abrieron el corazón a Jesucristo, por ese vacío, cuanto daño hacen a sus semejantes, especialmente a los niños”, se escucha decir a uno los voceros que a esta hora se encuentra presentando plegarias por el pequeño Gabriel Esteban.

Cabe recordar que la investigación de la Fiscalía, luego de la denuncia de la mamá del niño Gabriel Esteban, es que el padre del menor llegó a su vivienda, durante el fin de semana, y con la excusa de tener la custodia del niño durante estos días, se lo llevó hasta Melgar, donde, de acuerdo con la denuncia, lo asesinó y envió un aterrador mensaje a la mujer, informando que mató al niño como venganza.

En un operativo la Policía y la Fiscalía trabajaron para dar con la captura de este hombre que finalmente fue encontrado en un vehículo mientras se movilizaba entre los municipios de Melgar, escena del crimen y Girardot, donde, al parecer, esperaba esconderse de las autoridades.

La Fiscalía confirmó la captura del hombre y el procedimiento que sigue con esta persona que será presentada ante jueces de Control de Garantías para imputar cargos por homicidio agravado. Los investigadores a cargo del proceso aseguraron que tienen todo el material probatorio para demostrar la presunta responsabilidad en el brutal crimen.

En audiencias de Control de Garantías la Fiscalía presentará el material de prueba y solicitará, dada la gravedad de los hechos, una medida de aseguramiento en centro carcelario. El hombre tendrá la posibilidad de aceptar su responsabilidad en el macabro hecho y avanzar en una eventual condena en su contra.

Los investigadores tenían, desde que se denunciaron los hechos y la desaparición, la plena identidad del presunto asesino; incluso con nombres, apellidos y número de cédula. Todos estaban confiados en lograr la captura, que por fortuna se logró en las últimas horas, gracias al apoyo conjunto de todas las autoridades.

SEMANA llegó hasta la humilde vivienda que compartía el pequeño Gabriel con su mamá en la localidad de Ciudad Bolívar en el sur de Bogotá y allá los vecinos aseguraron que el ahora capturado sometía a graves maltratos verbales y a violencia psicológica al menor, al punto que debieron denunciar lo que estaba pasando.

“Llegaba acá, me saludaba, me abrazaba, jugábamos, hablábamos, lo que hace un niño, acababa de cumplir cinco años. El sábado por la mañana fue la última vez que lo vi, estaba alegre porque iba a estar el fin de semana con su papá y yo le dije que se portara juicioso, que se acordara que la mamá lo esperaba”, dijo un vecino a SEMANA.

De acuerdo con lo que explicaron desde la Fiscalía, las audiencias preliminares de legalización de captura, imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento se adelantarán en la capital del departamento de Tolima, por razones de jurisdicción. Es decir, en Ibagué, Gabriel Enrique Cubillos será presentado ante los jueces de Control de Garantías como el presunto asesino de su propio hijo.

Durante las audiencias, los investigadores presentarán elementos de prueba que incluyen documentos para advertir que, con anterioridad, la mamá del pequeño Gabriel y algunos vecinos anticiparon del riesgo que corría el menor cuando se encontraba al lado de su padre, lo que será parte de la evidencia para insistir en una medida de aseguramiento.