Tendencias

Home

Nación

Artículo

Comedores Comunitarios
Estos nuevos comedores entregarán más de 6.000 cupos, para que las personas que lo necesiten se vean beneficiadas. - Foto: Comedores Comunitarios

bogotá

Con inversión de más de $ 5.564 millones, Distrito abrirá 23 nuevos comedores comunitarios en Bogotá

Estos nuevos espacios se sumarán a los 97 comedores que actualmente hay en la ciudad.

La Secretaría Distrital de Integración Social en Bogotá anunció que un total de 23 nuevos comedores comunitarios se sumarían a los 97 que, actualmente, ya se encuentran operando y prestando el servicio en total normalidad y de manera integral a los beneficiarios, en diferentes localidades de la ciudad.

Estos nuevos comedores entregarán más de 6.000 cupos, para que las personas que lo necesiten se vean beneficiadas. “En este momento tenemos en operación 97 comedores, hay un comedor adicional que inicia su operación en la primera semana de octubre. Con este tendríamos una cobertura total de 30.000 participantes, así mismo, en el Secop tenemos una invitación pública para la adjudicación de 23 nuevos comedores que sumarían, adicional a los 30.000, 6.300 nuevos cupos”, aseguró Omar Beltrán, subdirector de Abastecimiento de la Secretaría de Integración Social.

Las organizaciones sin ánimo de lucro, que cumplan con los requisitos y que estén interesadas en participar, pueden hacerlo a través de la plataforma Secop II, identificado el proceso SDIS-DCT092-010-2022 para la atención alimentaria en estos 23 nuevos comedores comunitarios.

La Secretaría Distrital de Integración Social indicó que con una inversión de más de 5.564 millones de pesos, busca garantizar el cumplimiento de metas y objetivos propuestos para ayudar a superar la pobreza y vulnerabilidad de las personas que presentan inseguridad alimentaria moderada o severa en la ciudad de Bogotá.

Con la adjudicación de los convenios que resulten del proceso competitivo, la entidad rectora de la política social avanza en el propósito de entregar una alimentación integral en la ciudad de Bogotá, en la que se beneficiarán más de 36.000 personas con atención en los comedores comunitarios.

Durante los primeros ocho meses del 2022, en la modalidad Comedores Comunitarios - Cocinas Populares, Integración Social ha entregado 4.191.234 raciones de comida caliente a la población más vulnerable de la ciudad.

Hallazgos fiscales en Integración Social

Cabe recordar la Contraloría Distrital de Bogotá culminó en los últimos días una auditoría a la Secretaría de Integración Social, luego de las decenas de denuncias por irregularidades en la entidad en la atención a la población vulnerable.

El contralor Julián Ruiz explicó que se determinaron hallazgos fiscales por más de 2.366 millones de pesos y anunció que se iba a proceder a dar con los posibles responsables en caso de haber existido detrimento patrimonial.

“La Contraloría de Bogotá, tan solo tres meses después de las quejas ciudadanas, de la población más vulnerable y de algunos concejales, hoy tiene resultados completos y palpables. Los primeros después de una visita fiscal en donde encontramos hallazgos disciplinarios en razón a la falta de planeación en cuanto a los bonos canjeables por alimentos, a la tención de adultos mayores en situación de calle o en riesgo de estarlo y en cuanto a los jardines de población inicial”, dijo Ruiz.

De acuerdo con el jefe del órgano de control, en la Secretaría de Integración Social “no se tuvo en cuenta el horizonte de tiempo de los contratos, su terminación y el plan que debió tenerse desde un inicio para que no se suspendieran los servicios”.

Posteriormente, el contralor distrital especificó que el otro resultado muy importante se ve en materia de comedores de población vulnerable. “Encontramos un hallazgo fiscal de más de 2.300 millones de pesos en relación con el posible pago en mayor cantidad de las raciones alimentarias respecto del costo referencia que tenían las minutas en los convenios correspondientes”, dijo.

El contralor Ruiz reveló que los hallazgos fiscales ahora deben ser trasladados a los operadores de responsabilidad fiscal en la Contraloría, “en donde se deberá determinar si se abre el proceso de responsabilidad fiscal para establecer a ciencia cierta la cuantía del daño patrimonial y quienes deberán responderle a los bogotanos por este presunto detrimento patrimonial”.