Tendencias

Home

Nación

Artículo

El Concejo de Bogotá buscará modificar su reglamento para evitar afectaciones en los proyectos de acuerdo.
El Concejo de Bogotá aprobó el nuevo cupo de endeudamiento presentado por la alcaldesa Claudia López por $11,7 billones. - Foto: Concejo de Bogotá

bogotá

Concejo de Bogotá aprobó cupo de endeudamiento radicado por la alcaldesa Claudia López

El cupo de endeudamiento fue aprobado por un monto total de $11,7 billones.

En la tarde de este martes 7 de junio, la plenaria del Concejo de Bogotá aprobó el nuevo cupo de endeudamiento presentado por la alcaldesa, Claudia López, por un monto total de $11,7 billones, para lograr la financiación del Plan de Desarrollo Distrital.

El proyecto recoge los saldos pendientes de comprometer del cupo anterior aprobado por el Concejo en octubre de 2020 por $10,7 billones. De esta manera, el cupo adicional que se pidió en esta nueva iniciativa fue por $5,8 billones.

Inicialmente, la plenaria, con 39 votos, negó la ponencia negativa presentada por el concejal Manuel Sarmiento, del partido Dignidad, quien planteaba modificaciones al monto del cupo presentado por la administración distrital.

Posteriormente, la plenaria votó la unificación de las ponencias positivas de los concejales César García y Germán García, la cual fue aprobada con 29 votos a favor.

Así las cosas, después de aprobada la unificación de las ponencias, el Cabildo le dio vía libre a este nuevo cupo de endeudamiento con 29 votos a favor y 11 en contra. Ahora la iniciativa pasará a sanción de la alcaldesa López.

Las concejalas del Pacto Histórico (Colombia Humana y Unión Patriótica) votaron negativo a este cupo de endeudamiento.

“Aquí la gran mayoría del Concejo aprueba un cupo de endeudamiento para seguir endeudando a la ciudad, para que los privados sigan llenándose los bolsillos a costa de las necesidades de los bogotanos, cuando hay que pagar un transporte público para que siga creciendo ese déficit en el Fondo de Estabilización Tarifaria”, afirmó la concejal Heidy Sánchez, de la Unión Patriótica.

En su intervención, la concejala Sánchez lanzó el siguiente dardo: “A la senadora Angélica Lozano, para que se dé cuenta que nosotras aquí no respondemos a chantajes y, por el contrario, le respondemos a los votantes y pensamos en el interés de la mayoría de esta ciudad”.

La afirmación de la concejala Sánchez se da después de que la senadora Lozano diera a entender que su respaldo político a la candidatura presidencial de Gustavo Petro, dependía de si se aprobaba o no el cupo en endeudamiento en Bogotá.

Quienes también votaron en contra de este nuevo cupo de endeudamiento fueron los concejales del Centro Democrático Diana Diago y Jorge Colmenares; además de los cabildantes de la Alianza Verde Martín Rivera, Lucía Bastidas, Diego Cancino y Luis Carlos Leal.

El secretario distrital de Hacienda, Juan Mauricio Ramírez, había defendido la iniciativa: “Es importante anotar que la capacidad de endeudamiento de Bogotá sigue siendo ejemplar, con un indicador de capacidad de pago que apenas alcanza el 4 % en la actualidad, frente al límite que establece la ley en 40 %; con niveles de sostenibilidad de deuda cercanos al 47 %, ante el límite del 100 %”.

Los nuevos recursos solicitados estarán destinados a financiar la construcción de colegios, la ampliación de becas estudiantiles, la educación posmedia y superior, así como la segunda línea del metro y diversas acciones del Sistema Recreativo y del Cuidado.

La plenaria del Concejo también aprobó un cupo de endeudamiento de 3,8 billones de pesos para la EAAB, destinados al plan de Inversiones de la empresa, principalmente al financiamiento de la planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR) Canoas, un proyecto que permitirá el tratamiento del 70 % de las aguas residuales de Bogotá y del 100 % de las aguas residuales de Soacha, con el que se saneará la cuenca media del río Bogotá.

Además, la PTAR Canoas aportará en un 23 % al cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) del país al 2030 y mejorará las condiciones químicas y biológicas de los ríos Bogotá, Fucha, Tunjuelo y Soacha.