nación

‘Conocer para no repetir’, el curso virtual dedicado a las víctimas

Las inscripciones se cerrarán el próximo 24 de julio.


“Conocer para no repetir: víctimas, memoria y ciudadanía” es el curso dedicado a las víctimas del conflicto armdo que cuenta con el apoyo de la Organización Internacional para las Miraciones (OIM) y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

La formación contribuye al cumplimiento de medidas para la no repetición de los hechos de violencia; además, permite avanzar en la comprensión y reflexión de las causas y consecuencias del conflicto armado, y en la transformación o reducción de esquemas culturales que han permitido la continuidad del conflicto en el país, con el propósito de garantizar la reparación.

En ese sentido, el curso se compone de seis módulos, entre los que se encuentran: reconocer a la víctima; el conflicto armado como contexto de victimización; dimensiones y variaciones del daño; memorias, resistencia y afrontamiento; construcción de paz, y reparación a víctimas.

‘Conocer para no repetir‘ tiene una duración de 36 horas y un plazo de dos meses para ser desarrollado a partir del momento de inicio; es necesario contar con acceso a internet.

Por otro lado, cabe apuntar que los interesados en participar pueden inscribirse en el siguiente link: https://forms.office.com/r/FjBZgzRzTz. Además, las inscripciones estarán abiertas entre el 24 de junio y 24 de julio de 2022.

En Antioquia se realizó la reparación a víctimas del conflicto más grande de 2022

Medellín fue escenario de la jornada de indemnización a víctimas del conflicto armado más grande de este año, luego de que 1.383 personas recibieron recursos por 12.132 millones de pesos.

Se trata de personas que fueron afectadas por el conflicto tanto de habitantes de la capital antioqueña como de municipios cercanos, con lo cual se cumple el proceso de reparación económica que es una compensación y un impulso a los proyectos de vida de los sobrevivientes del conflicto armado.

La Unidad para las Víctimas destacó que, aunque las vidas perdidas de familiares o los sufrimientos causados por los delitos tan graves que sufrieron son irremediables, es un apoyo a estas familias para resarcir parcialmente la situación que tuvieron que enfrentar.

“Centenares de ellos porque sus familiares fueron asesinados o desaparecidos. Y otros que en carne propia sufrieron desplazamientos forzados, secuestros, lesiones físicas o violencia sexual por las guerrillas o por grupos de autodefensas”, indicó la entidad.

Una de las víctimas, Yolanda, quien hace casi 20 años sufrió por el asesinato de su esposo en manos de grupos paramilitares en el municipio de San Andrés de Cuerquia, destacó la entrega de la indemnización, pero también recordó los momentos difíciles por lo que tuvo que pasar.

“Mis hijos estaban muy pequeños y fue muy duro por la violencia que hubo en mi pueblo, tantas masacres y vivir en medio del conflicto armado. Ellos nos desplazaron de la tierra, se nos llevaron los animales e hicieron muchas maldades”, señaló.

Precisamente, luego de recibir el pago de la indemnización, manifestó su interés en postularse para “conseguir una casa propia para mi familia y tener más calidad de vida”.

Durante la jornada de indemnización, los participantes fueron informados con respecto a oferta sobre vivienda, educación superior, empleabilidad, ahorro, pensiones, fortalecimiento o emprendimiento de negocios de varias entidades como Colpensiones, el Sena, la Alcaldía de Medellín y el Banco Agrario.

Por su parte, el director territorial de la Unidad para la Reparación a las Víctimas, Wilson Córdoba Mena, anunció que entre lo que resta de junio y durante julio se coordinan 33 jornadas en Antioquia, con lo cual se busca entregar más recursos como reparación a familias afectadas por el conflicto en esa región del país.

Señaló que se busca “indemnizar a 3.896 sobrevivientes del conflicto armado de más de un centenar de municipios con 33.024 millones de pesos, que le apuntan a restablecer derechos y los proyectos individuales y familiares”.