foros semana

¿Cuál es el compromiso de Colombia en la lucha contra el cambio climático?

Durante el foro ‘Acción climática: un compromiso de Colombia’ se visibilizaron las estrategias que adelantan el Gobierno y las empresas para contribuir a la conservación del medioambiente. Ministros, embajadores, directivos y especialistas en sostenibilidad y cambio climático hicieron su diagnóstico y compartieron propuestas.


Desde hace unos años, Colombia trabaja en un marco regulatorio encaminado a la conservación ambiental, la promoción de prácticas sostenibles y la lucha contra el cambio climático. Bajo leyes como la de Acción Climática, Transición Energética y Delitos Ambientales, el país avanza rumbo a la sostenibilidad. “La meta de este gabinete, del Estado y del Gobierno es la carbononeutralidad y la naturaleza positiva, es decir, la conservación de la biodiversidad”, aseguró Carlos Correa, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible durante el foro.

Los panelistas invitados analizaron la Ley de Acción Climática, una normativa con la cual el país estableció la hoja de ruta para los próximos 30 años, además de fijarse ambiciosas metas entre las que sobresalen la disminución del 51 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero, la cero deforestaciones para 2030, la carbononeutralidad para 2050, la protección del 30 por ciento de las áreas marinas para 2022, además de la restauración forestal de más de un millón de hectáreas.

Para alcanzar estas metas, el sector privado es uno de los aliados más importantes. La sostenibilidad empresarial, además de contribuir en la reducción de emisiones, también es un plus para la competitividad. Roberto Enrique Montoya,director ejecutivo de Icontec, explicó en medio del evento –organizado por Foros Semana, el Ministerio de Ambiente, Icontec, BBVA, Biofix, Alquería, Bavaria, Alpina y Canacol– que la sostenibilidad en lo ambiental, social y en materia de gobierno corporativo es rentable. “Las empresas logran mejores rendimientos, mayor posicionamiento en el mercado y la apertura de nuevos mercados”. Actualmente, según el Ministerio de Ambiente, hay más de 500 empresas que tienen acuerdos de carbononeutralidad en el país.

Bavaria, por ejemplo, se comprometió con la adopción de energías renovables en el ciento por ciento de sus operaciones para 2025. Adelantamos un proyecto de uso de energías renovables de fuentes no convencionales en todas las plantas”, aseguró Samira Fadul, vicepresidenta de Asuntos Corporativos de la compañía.Desde el sector energético, Jorge Linero,presidente de Gas Canacol Energy, expuso que la compañía trabaja en una transición energética en la que han decidido cambiar el crudo para convertirse en una compañía de gas natural. De esta manera, aportan a la mitigación de gases de efecto invernadero.

Durante el foro también se resaltaron los avances de Colombia en la financiación de productos sostenibles. Solamente el año pasado, en relación con créditos ligados a la sostenibilidad, el sistema financiero colombiano llegó a los 2 billones de pesos.

Andrés García, director de Sostenibilidad de BBVA Colombia, afirmó que han aportado a este propósito apalancándose en una matriz europea con los préstamos ligados a indicadores de calidad y el lanzamiento del primer confirming social. “Esta es una carrera que se está iniciando en Colombia”, precisó García. Además, se refirió a los incentivos con descuentos de hasta 250 puntos básicos en la tasa para diferentes segmentos como la compra de vivienda sostenible, la construcción verde, la compra de vehículos eléctricos, entre otros, que ofrece BBVA.

Por su parte, Ana Milena Plata, gerente de Biofix Consultoría, se refirió a los bonos verdes y de carbono. En los segundos, que son los que trabajan desde la compañía, explicó que son certificados de reducción de emisiones. “El mercado de carbono es una alternativa para que las empresas no solo compensen su huella de carbono, sino que lo puedan hacer por medio de compra de bonos de los proyectos REDD+ (reducción de emisiones derivadas de la deforestación y la degradación de los bosques), que visibiliza el compromiso de las empresas por controlar los efectos del cambio climático y también genera un impacto de responsabilidad social, ya que ese recurso económico aporta para el desarrollo de las comunidades étnicas”.

El foro culminó con un llamado a que las empresas interioricen en su ADN la sostenibilidad mucho más allá de la responsabilidad social corporativa y a que desde todos los sectores se trabaje en un propósito común: hacer de Colombia un país más sostenible.