Home

Nación

Artículo

El Inpec entregó el balance de casi 10 horas de operativos en el pabellón de alta seguridad o extraditables en La Picota de Bogotá.
El Inpec entregó el balance de casi 10 horas de operativos en el pabellón de alta seguridad o extraditables en La Picota de Bogotá. - Foto: Inpec

nación

Dos toneladas de comida, módems, celulares, mesa de póker y hasta un proyector para ver el Mundial encontró el Inpec en el pabellón de extraditables de La Picota

El Inpec entregó el balance de casi diez horas de operativos en el pabellón de alta seguridad o extraditables en La Picota de Bogotá.

Los operativos, de esta magnitud, en la cárcel La Picota y en particular al pabellón de extraditables, resultan ser un hecho inédito para el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), que en el marco de su estrategia por la transparencia y la lucha contra la corrupción, decidió llegar hasta los pequeños rincones de los centros de reclusión y de allí sacar los elementos prohibidos.

Durante este martes, más de 70 funcionarios del Grupo de Operaciones Especiales del Inpec llegó a la cárcel La Picota en Bogotá y se metió al pabellón de alta seguridad o de extraditables, como se le conoce. Todos los privados de la libertad fueron sacados de sus celdas y ubicados en otro espacio mientras, de manera minuciosa, se revisó cada espacio en este sitio donde hasta fiestas de varios días con música en vivo se realizaban sin que nadie escuchara o viera algo.

El balance de este ‘revolcón’ al pabellón de extraditables dejó la incautación de una cantidad de elementos que no están permitidos en un centro de reclusión y que incluso rayan con el descaro para quienes los tenían en su poder, lo que abre pasó a nuevas investigaciones internas para determinar cómo llegaron estos lujos a los privados de la libertad.

Entre los elementos incautados por el Grupo de Operaciones Especiales, se cuentan celulares, módems, sim cards, cargadores, neveras, televisores y toda clase de electrodomésticos, además de dos toneladas de comida que ingresó de manera fraudulenta a la cárcel. Se trata de un verdadero trasteo como si se estuviese hablando de un supermercado o almacén de cadena.

Balance:

  • Celulares: 67
  • Módem wifi: 22
  • Estupefacientes: 202 gr
  • Video beam: 1
  • Sim cards: 36
  • Cargadores y manos libres: 85
  • Alcohol: 7 litros
  • Dinero: $ 850.000
  • Neveras: 3
  • Electrodomésticos: 22
  • Comida para preparar: 2 toneladas
  • Mesa de póker

“Traslado de todos los PPL (260) con perfiles de alta seguridad a otra área de la cárcel para realizar una requisa total del pabellón una vez este desocupado, esto busca evitar que, mantengan líneas de control de elementos prohibidos, caletas y espacios para almacenar celulares, alcohol u otros elementos”, dijo el coronel Daniel Gutiérrez, director del Inpec.

Como parte y complemento de este gran operativo, que adelantó el Grupo de Operaciones Especiales del Inpec, se tiene previsto el traslado o cambio de celda de cada uno de los detenidos que estaban en el pabellón de alta seguridad. El objetivo es eliminar cualquier dinámica o rutina que tuviesen los privados de la libertad y que aprovechaban en sus espacios de reclusión.

“El control de pabellón pasa desde hoy a manos del nuevo ‘Equipo Táctico de Seguridad del PAS’ entrenado por la embajada de Estados Unidos y conformado por 77 Funcionarios que fueron seleccionados por su excelente trabajo y experiencia y que, de manera voluntaria pasaron por poligrafía, y fueron capacitados en nuevas técnicas de control y seguridad”, explicó el Inpec.

Los operativos, de acuerdo con el director del Inpec, el coronel Daniel Gutiérrez, se seguirán adelantando no solo en La Picota, que ha estado en el ojo del huracán en los últimos meses, sino en otros centros de reclusión donde también se tiene la advertencia o denuncia de malos comportamientos o actos de corrupción.